La (mala) imagen de los profesores de latín en el cine.

“Lamentosísima”, que se dice ahora. Así es la representación cinematográfica de los profesores de latín (y a veces también de griego). Sobre esta cuestión hay un artículo muy interesante de Ryan G. Sellers, que ha comparado unas cuantas películas, clásicas y más recientes, entre otras Adiós Mr. Chips de S. Wood (1939), H. Ross (1969) y S. Orme (2002), Tortura (Hets, título original sueco), de A. Sjöberg (1944), Años felices (The Happy Years), de W. A. Wellman (1950), The Browning Versión, de A. Asquith (1951) y M. Figgis (1994), El hombre sin rostro  (The Man Without a Face), de M. Gibson (1993), A feast at midnight de J. Hardy (1995) o An Education, de L. Scherfig (2009). En ellas los profesores de latín aparecen como seres perversos, torturadores de alumnos, a los que acribillan con “ráfagas gramaticales”, obsesionados con el gerundio y el gerundivo, y merecedores de motes tan elocuentes como “Calígula”, “Hitler” o “Velocirraptor” (véase el cartel de una de las películas, que por cierto no parece haber sido estrenada en España). Algunos, como el profesor de Tortura (película con guión de Ingmar Bergman), son maltratadores dentro y fuera de las aulas. Aunque tales personajes son claramente deformaciones paródicas, la imagen que difunden no beneficia ni al gremio ni a la asignatura.

a feast
Cartel de A feast at midnight de J. Hardy (1995)

 

tortura
Fotograma de Tortura, de Alf Sjöberg (1944)

 

¿Alguien conoce alguna película en la que el profe de latín sea el bueno? Pues que lo comparta, a ver si nos consolamos.

Bibliografía:

Ryan G. Sellers, “Latin Teachers in Film”, Classical World 105.2 (2012), p. 237-254. NB: En la Casa de las Conchas tienen Adiós Mr. Chips en las versiones de 1939 y la musical de 1969, Años felices, Tortura y An Education.

Eusebia Tarriño Ruiz

 

 

Anuncios

4 comentarios en “La (mala) imagen de los profesores de latín en el cine.

  1. En “Mediterráneo” de Gabriele Salvatores (1991) aparece, si no recuerdo mal, un profesor de lenguas clásicas enamorado de Homero que transmite una visión bastante más positiva que las que solemos encontrar normalmente en las películas.
    Pero es verdad, en la mayoría de películas aparecemos reflejados bastante negativamente… Además de las mencionadas en el artículo recuerdo, por ejemplo, al aburridísimo profesor de latín de “El club de los poetas muertos” (P. Weir, 1989; con muy poco papel en la película, claro) o al oscuro personaje de Anthony Hopkins en “La mancha humana” (R. Benton, 2003, basada en la novela de Ph. Roth).

    Me gusta

  2. Yo creo que la imagen que se de en Adiós Mr. Chips no es mala. Si es verdad que a lo mejor presenta una imagen de persona olvidadiza, ensimismada, a lo peor pusilánime, del profesor de latín; pero sin duda es una imagen muy tierna y que homenajea a un hombre entregado por entero a su trabajo durante décadas.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s