El lento final de la víctimas del Vesubio

La Vanguardia nos da noticia de los resultados obtenidos por un equipo de antropología biológica aplicada compuesto por investigadores de varias universidades (Rachelle Martyn, Oliver E. Craig, Sarah T.D. Ellingham, Meez Islam, Luciano Fattore, Alessandra Sperduti, Luca Bondioli y Tim Thompson) sobre los restos humanos que se encontraron a partir de los años 80 en los fornici de Herculano, que se usaban como almacenes portuarios. Se trata de gente que buscó allí refugio y quedó atrapada; murieron por asfixia de una manera más lenta de lo que se pensaba. Puedes leer el artículo completo publicado en Antiquity aquí.

Sello conmemorativo de las guerras cántabras, ¿ahora todos somos nacionalistas?

Diego Corral nos envía la noticia de la presentación de un sello conmemorativo de las guerras cántabras (22 de enero de 2020), publicada en El Diario de Cantabria.

Este es el texto informativo que figura al respecto en la página de Correos:

“Los cántabros ya se habían declarado enemigos de Roma desde antes de las conocidas Guerras Cántabras. En combate, para defenderse, llevaban una coraza, casco de cuero y escudo. Para el ataque, solían usar dardos, lanzas, espadas pequeñas y puñales, así como un hacha de doble filo.

Eran magníficos jinetes y al combatir, entonaban cantos de guerra siendo considerados hombres especialmente valientes y brutales, así como letales.

Una vez conquistado el territorio de Regio Cantabrorum, los romanos se comenzaron a asentar en el territorio bajando a las tribus de los montes y los castros hacia los valles, donde fueron esclavizados.

En la primavera del 26 a.C, el propio emperador, Octavio Augusto, se dirige en persona a Hispania para supervisar todas las operaciones en la Península, haciendo hincapié en el territorio cántabro. El Imperio se vio obligado a traer 7 legiones debido a la ferocidad de los cántabros. Pero el ejército cántabro se resistía y quedaba impasible ante las cargas.

Una gran ofensiva romana pudo con los cántabros en un primer momento.

En el año 24 a.C., los cántabros lanzaron un contraataque reanudando su actividad bélica tendiendo una emboscada al batallón romano. Su valentía y dotes para la guerra impresionaron a los romanos y a otras culturas, existiendo vestigios de guerreros romanos en lugares tan lejanos como Palestina, Britania o el Danubio. Los romanos tardaron diez años en hacerse con el control de las tierras cántabras, e incluso, no se puede decir que lo lograran por completo.

En el marco de la Exfilna, que este año se celebra en Santander, Correos quiere rememorar este hecho histórico que manifiesta el carácter de estas tierras cántabras, con un sello en el que se aprecia el detalle de un antiguo mapa romano de la zona, así como las verdes montañas que decoran el paisaje de este rincón del norte de España.

En primer plano, una imagen del Monumento al cántabro en Santander. Junto a él, dos de las famosas estelas cántabras, una de ellas, la Estela de Zurita, custodiada en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria.”

Susana González

Nuestro “Homero ciego”

El pasado 2 de diciembre la directora de este blog nos ilustró (ha prometido algún capítulo histórico más sobre nuestro Departamento) con una historia de los libros de Clásicas que ahora contiene nuestra biblioteca desde la fundación del propio Seminario de Filología Clásica. En ella se colaba una graciosa anécdota sobre la identidad del busto de escayola que ahora custodia nuestra querida Mary Tere en la secretaría del Departamento (no se olvide nadie de que en 1988, como relataba Susana González, sufrió un secuestro). Se hacía allí referencia (la fuente citada era Adelaida Martín Sánchez) al traslado de los fondos desde su primera ubicación al ático de la fachada del palacio y se nos decía que nuestro busto de Homero, que en tiempos fue al parecer tenido también por un retrato de Demóstenes, llegó en aquel traslado a ser imaginado por un bedel como la noble imagen del rector Tovar que el propio intérprete en persona pidió llevar a su nueva sede.

No sabemos por ahora a quién corresponde la factura de la copia de escayola, pero lo que sí está claro es que pretende reproducir alguna de las esculturas de mármol cuya talla se repitió al parecer en el s. II de nuestra era sobre un original griego helenístico. Se conservan muchas y distintas, algunas en los Museos Capitolinos, otra en el Museo Británico, otra en el Prado, también una en el Louvre, conocida como el Homero Caetani, dada su procedencia del Palazzo Caetani de Roma, etc. Si os entretenéis en la red, podréis descubrir unas cuantas más.

Adjunto imágenes de internet de las que yo veo más cercanas a nuestra escayola, que siempre llevan el título de “Homero ciego”, para que os decidáis por cuál es, a vuestro juicio, la que sirvió de modelo a nuestro desconocido escultor. Yo me inclino por una de las que se hallan en los Museos Capitolinos, la segunda, o por el Homero Caetani. Eso sí, este último con la nariz reconstruida.

Agustín Ramos Guerreira

Homero 1
Museos Capitolinos
Homero 2
Museos Capitolinos
Homero 3
Museo del Prado
Homero 4
Homero Caetani. Louvre
Homero 5
British Museum

Dolly Parton Challenge

Get you a woman who can do it all

Nos sumamos al Dolly Parton Challenge (de arriba abajo y de izquierda a derecha):

LINKEDIN (imagen de Dan Cretu)                        FACEBOOK

INSTAGRAM                                                                 TINDER

Y si no has oído hablar de él pincha en la página de La Vanguardia

Susana González

 

 

 

 

 

Concurso Odisea de Cultura Clásica

A partir de este curso la sección de Salamanca de la SEEC se incorpora al Concurso Odisea de Cultura Clásica. Tendrá lugar en línea en los centros de secundaria que se inscriban los días 3, 4, 5 y 6 de febrero de 2020. La inscripción estará abierta del 2 de diciembre de 2019 al 31 de enero de 2020 y se hará en línea. El concurso consiste en respuestas a preguntas breves, este año sobre el tema del deporte en la Antigüedad, cada uno de los días de febrero centradas en un ámbito: deporte en la mitología, vida cotidiana, instituciones y literatura grecolatina. Puede participarse por equipos de hasta tres alumnos. Hay una primera fase local los días de febrero mencionados, cuyos ganadores recibirán premios de 60, 45 y 30€. Los ganadores pasarán a la fase estatal que será el 19 de febrero. Toda la información, con las bases y las preguntas frecuentes (FAQ), puede encontrarse aquí. Animamos a profesores y alumnos a que se adentren en esta nueva aventura, esperamos que nada procelosa y con final feliz.

Marco Antonio Santamaría Álvarez

Odisea2020_1Odisea2020_2Odisea2020_3

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: