Irene Vallejo, filóloga clásica, novelista y periodista

Irene Vallejo (Zaragoza, 1979), filóloga clásica de formación, escribe semanalmente en el Heraldo de Aragón una columna en la que analiza la realidad actual iluminándola con la luz de los clásicos. Esa es también una aspiración de este blog, por eso nos ha parecido adecuado dedicarle este espacio. La autora ha publicado en dos ocasiones una selección de sus columnas: El pasado que te espera (2010) y Alguien habló de nosotros (2017). En este último libro se incluye el siguiente texto:

Expiación

En un episodio de Los Simpson, Homer asesora con cinismo a sus compañeros de trabajo: “Si algo va mal en la central nuclear, culpad al tipo que no habla inglés”. Es un resorte primitivo que sobrevive en nuestras mentes: la tentación de echarle el muerto a otro. Lo seguimos haciendo, en la vida privada y en la colectiva. Y el mejor candidato es siempre el más desprotegido. Antiguamente los judíos elegían un macho cabrío, lo llevaban al desierto y lo apedreaban para que pagase por los pecados de la comunidad. De ahí viene la expresión chivo expiatorio. En tiempos de las cruzadas, se pensaba que las cabezas de turcos decapitados purgaban todos los males. Los atenienses celebraban sus fiestas Targelias, a fin de mayo, con el sacrificio ritual de dos personas a quienes culpabilizaban del hambre, las sequías, pestes o terremotos. Las arrastraban fuera de la ciudad y algunas veces se limitaban a desterrarlas, pero a menudo las lanzaban por un precipicio, las lapidaban o las linchaban. Creían que el mal siempre viene de fuera y debe ser expulsado con violencia. Solían escoger a esclavos, extranjeros, enfermos, individuos con malformaciones, gente sola. Llamaban a su víctima propiciatoria pharmakos, de donde procede nuestra palabra fármaco, como si su sangre eliminase la enfermedad. Todavía hoy algunos quieren alcanzar la salud social extirpando al extraño.

Eusebia Tarriño Ruiz

 

Anuncios

Compara la red de calzadas romanas con las modernas autopistas

Este reportaje de El País, “No es una guía de autopistas, es un mapa de calzadas romanas“, firmado por Emilio Sánchez Hidalgo, te invita a comparar el mapa de las calzadas romanas en la Península ibérica con la red moderna de autovías y autopistas. Contiene un enlace a la interesante página de Isaac Moreno, Las vías romanas de Castilla y León.

 

Guía por el León romano II: el centro de interpretación

1

CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL LEÓN ROMANO

Para llegar a este museo debemos seguir a pie el trayecto de la muralla antigua por el lado izquierdo hasta llegar a la Plaza del Espolón (donde se ubica el castillo de León, antigua cárcel).

Este museo consta de tres plantas, de ellas la planta baja y la segunda planta están destinadas a mostrar la vida del León romano. De esta manera, la planta baja se divide   en cinco salas. En la primera de ellas se mostrará una visión general de Roma y su ejército con paneles e imágenes (la expansión romana, la importancia de las legiones, las enseñas militares como el águila y el vexillum, la vida cotidiana de un legionario: adiestramiento, desfiles y ceremonias religiosas, cuidados medicinales, castra…). Además, se podrá ver una representación del equipamiento del legionario.

León2L.jpg

León3
Parte de la muralla en la primera sala.

La segunda sala, titulada “Hispanias pacavi”, tratará de una manera más específica de la conquista de Hispania: las batallas contra los pueblos prerromanos, cántabros y astures vencidos por los romanos; la gran importancia que daban a la región noroeste peninsular debido a las minas de oro y el establecimiento de campamentos militares para su cuidado. Aparecen también emplazamientos en la provincia de León importantísimos: Asturica Augusta (actual Astorga, ciudad romana con gran relevancia para el control de las explotaciones auríferas por su colocación geoestratégica) o Lancia (ciudad astur que permaneció como ciudad romana hasta el siglo IV).

L3ón 4

León 5

En la tercera sala, titulada “El León Romano”, se podrá leer sobre las continuadas intervenciones arqueológicas realizadas en el subsuelo leonés. Destaca además una tabla cronológica comparativa de los sucesos en la Hispania tarraconensis en el marco de la sucesión de los emperadores romanosLegio 7

En la cuarta sala se hablará de las dos legiones que ocuparon la actual León: la Legio VI Victrix y la Legio VII Gemina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Legio 8
En la quinta sala se podrá ver una representación del contubernium, donde se albergaban los legionarios

La sexta sala tratará de manera única la Legio VII Gemina y su campamento permanente en León, único en Hispania. Además, se encontrará en esta sala la explicación de Ad legionem, un asentamiento civil cerca del campamento de Legio.Se muestran las principales evidencias conocidas del campamento levantado por la legio VII en el último cuarto del siglo I d.C., que perdurará hasta el final del mundo romano. Se presta especial atención también a los asentamientos civiles surgidos en el entorno del enclave legionario, además de abordar aspectos relacionados con la vida de los habitantes de la antigua Legio

Legio 9
Excavación del acueducto romano de Legio.

Legi o10

Legio 11

La primera planta está destinada a una Historia de León más reciente, cuyos fondos se deben al Archivo Municipal de León. Puede ser interesante para mostrar al alumnado un León más cercano a la actualidad.

En la segunda planta se muestra el paso de un asentamiento militar como era Legio a una ciudad como León (“De legio a leione”). Entonces, se trata el periodo bajoimperial en Legio, la tardoantigüedad (siglos V-VII d.C.) y el León más moderno. Además, hay una sala en la que se reproduce un video que trata de la historia romana de León; tras finalizar este video, se puede pasar a caminar por encima de la muralla romana:

Legio 12Legio 13

Legio 14
Desde lo alto de las murallas.

Continuará

Mª Teresa Romero Martínez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Webgrafía:

http://www.viatorimperi.com/leon

https://latunicadeneso.wordpress.com/tag/centro-de-interpretacion-del-leon-romano/

http://www.aytoleon.es/es/ayuntamiento/areasmunicipales/patrimonio/rutasleon/Paginas/rutaromana.aspx

http://www.aytoleon.es/es/ayuntamiento/areasmunicipales/patrimonio/visitar/Paginas/criptaarqueol%C3%B3gicadepuertaobispo.aspx

http://www.terranostrum.es/turismo/ruta-del-leon-romano (Con mapa, guía).

http://lugaresconhistoria.com/leon-romano

https://www.romanorumvita.com/?page_id=5642&lang=es

https://issuu.com/romanorumvita/docs/guia_didactica

[1]http://www.terranostrum.es/turismo/ruta-del-leon-romano

[2]https://www.youtube.com/watch?v=ax58sbsNAYQ. Visita virtual a los orígenes de León.

[3]http://www.leon.es/Visitar/Museos/centro_interpretacion_leon_romano

[4]http://www.terranostrum.es/turismo/ruta-del-leon-romano

[5]http://www.terranostrum.es/turismo/ruta-del-leon-romano

[6]http://www.terranostrum.es/turismo/ruta-del-leon-romano

[7]http://www.museodeleon.com/cgi-bin/zdoc30/media.pl?c=100440

[8]http://www.museodeleon.com/cgi-bin/zdoc30/media.pl?c=100432

[9]https://es.wikipedia.org/wiki/Convento_de_San_Marcos_(Le%C3%B3n)

[10]https://es.wikipedia.org/wiki/Catedral_de_Le%C3%B3n

LOS MITOS QUE ESCONDEN LAS PLANTAS

La mayoría de los nombres científicos con los que se nombra a las plantas medicinales esconden historias fascinantes que explican de manera mitológica por qué se les atribuyen estos nombres a cada una de ellas. Aquí os dejo un repertorio con los mitos que me han parecido más interesantes, y que seguramente os despertará la curiosidad para seguir investigando más acerca de este tema:

Mirra

Nombre científico: Commiphora myrrhamirra

Mito: Se dice que Mirra era una princesa de origen incierto (se discute entre Libia, Chipre o Asiria) cuya belleza era, según su madre, comparable a la de la diosa Venus. Esta, como castigo a la ofensa, provocó que la princesa se enamorara de su propio padre. Tal era su amor que se acostó con él fingiendo ser otra para que no se enterara de ello. No obstante, su padre acabó por saberlo y, como venganza, la persiguió por todas partes con un hacha. Venus, al ver aquello, se compadeció de Mirra y la convirtió en el árbol que le pone nombre. Nueve meses después nació del tronco del árbol, fruto del incesto, el cazador Adonis.

Rosa y Anémona

Nombres científicos: Rosa gallica; Anemone coronaria

Rosa gallica
Rosa gallica

Anemona

Anemone coronaria

Mito: Durante cierto tiempo, Venus tuvo dos amantes al mismo tiempo; el dios de la guerra Marte y el joven cazador Adonis. Marte, al descubrirlo, tramó una venganza con tal de  acabar con él, para lo cual se convirtió en jabalí y esperó entre los árboles a que el joven saliera a cazar. Adonis así lo hizo, pese a los esfuerzos de Venus por retenerlo, ya que intuía que alguna desgracia iba a pasarle. El cazador, mientras se adentraba en el bosque, vio el jabalí. Adonis intentó defenderse y matarlo, pero tanto la fuerza como la magnitud del animal jugaban en su contra de tal manera que, finalmente, murió. Tras hallarlo muerto, la diosa del amor lloró desconsolada a su lado. De aquellas lágrimas nació la anemona y de la sangre que emanaba del cuerpo del cazador, la rosa.

Pino

Nombre científico: Pinuspino

Mito: El dios del viento del norte, Bóreas y el semidiós de los rebaños y pastores, Pan, se disputaban continuamente el amor de la ninfa Pitys (en griego, pino). Esta, tras un largo tiempo de hostilidades entre los dos pretendientes, escogió a Pan. Bóreas, como venganza, la estrelló contra una roca y, de esta manera, la mató. Gea, compadeciéndose de ella, la convirtió en el árbol que le da nombre.

Hierba verruguera

Nombre científico: Heliotropium europaeum hierba verruguera

Mito: La diosa Venus, enfadada con el Sol por haber revelado a su marido, el dios Vulcano, su adulterio con Marte, se vengó haciendo que el Sol se enamorara de la ninfa Leucótoe, pero que a su vez la hermana de Leucótoe, Clitia, estuviera perdidamente enamorada del astro. Clitia, sintiéndose rechazada y sabiendo que el Sol y su hermana mantenían relaciones, se lo contó todo a su padre. Este, enfadado, enterró a su hija viva. Tras conocer el Sol la desgracia de su amada y sabiendo que la culpable había sido Clitia, la rehuyó. La ninfa, tremendamente apenada, se fue consumiendo viendo pasar a su amado desde que amanecía hasta que anochecía, hasta que finalmente los dioses, sintiendo compasión por ella, la convirtieron en la planta del Heliotropo, cuyas flores se vuelven hacia el Sol.

Encina y Roble

Nombres científicos: Quercus ilex; Quercus robur

roble
Quercus robur

Mito: Júpiter, dios de los cielos, y Mercurio, dios mensajero, bajaron a la tierra bajo la apariencia de viajeros cansados pidiendo de casa en casa cierta hospitalidad para ver cómo de generosos eran en el pueblo donde se encontraban. Tan solo una pareja de ancianos, Filemón y Baucis, los acogieron en su hogar, a pesar de lo pobres que eran. Ambos dioses, tras mostrar su verdadera identidad, les dijeron que, como agradecimiento, les concederían cualquier deseo que pidiesen. Sin pensárselo mucho, la pareja de enamorados respondió que querían morir a la vez y estar juntos eternamente.

encina
Quercus ilex

Por ello, cuando les llegó su hora, Júpiter los convirtió al mismo tiempo en árboles: a Baucis en una encina y a Filemón en un roble, estando uno al lado del otro.

 

 

 

Marta Serra Marí