Cuidado: Nil Volentibus Arduum

nil volentibus arduum.jpgDesde Belgica nos envían esta foto en la que unos manifestantes parten desde Amberes a Bruselas para participar en la que ha sido una gran marcha contra el cambio climático (70.000 personas) el domingo 27 de enero. Estos dos portan una pancarta con el lema Nil volentibus arduum (“Nada es difícil para los que tienen voluntad”); debajo figura su traducción al neerlandés (se ve que no tenían mucha confianza en que el latín fuera entendido). El proverbio latino se inspira en Horacio, Odas, 1, 3, 37: nil mortalibus ardui est (“nada es difícil para los mortales”) y dio nombre a una sociedad literaria holandesa del siglo XVII, que pretendía importar los clásicos latinos y franceses a la cultura neerlandesa. Sin embargo, su éxito no acabó ahí: con esta misma frase inauguró Bart De Wever, alcalde de Amberes desde 2013, su discurso en 2010, cuando celebró el triunfo en las elecciones de Flandes de su partido Nieuw-Vlaamse Alliantie (Nueva Alianza Flamenca) -nacionalista flamenco, conservador, neoliberal económicamente, contrario al pacto migratorio propuesto por la ONU, defensor de Puigdemont- . Obsérvese que las iniciales de las palabras del proverbio corresponden con las siglas de su partido.  La afición de Bart De Wever por todo lo romano es bien conocida (en su boda, la pareja fue recibida a la salida de la iglesia por una guardia de honor de legionarios romanos); se declara fan de Julio César y admira a Augusto, al que considera el padre de la civilización occidental (aunque prudentemente se abstiene de identificarse con él); también gusta de comparar a otros políticos con grandes figuras de la historia de Roma. Naturalmente en esta lista no hay mujeres, siguiendo la política de exclusión que caracteriza a su ideología. En fin, es solo un ejemplo más de la última tendencia política de la “derecha sin complejos” en Europa y EEUU: enarbolar como bandera la cultura clásica. Sabiendo todo eso deducimos que los personajes que portan la pancarta son seguidores del partido N-VA. Pero fuentes belgas nos aclaran que el personaje que señala la pancarta, situado a nuestra derecha en la fotografía, es Geert Beullens, un actor que parodia a Bart De Wever y que, como parte de su sátira, hace apariciones públicas actuando como su doble; llegó a fundar un partido cuyas siglas son las iniciales del político: BDW. Así pues, el lema latino en la pancarta no es inocente; de hecho, comprobamos que esta expresión concreta es un rasgo distintivo del dirigente de la Nueva Alianza Flamenca. Pero no solo eso: en la página web de este partido “paródico” proliferan latinajos macarrónicos que nos convencen de que el latín se ha convertido en una seña de identidad del verdadero Bart de Wever. Un ejemplo: Refacit Antverpia creatvs!, del que hay una traducción al inglés sin la que no hubiéramos entendido el mensaje: “Make Antwerp Great Again!”.

Cuidado.

Susana González Marín

 

 

La Mujer Maravilla y la tradición clásica

Descienden de Ares, dios de la guerra, y de la ninfa Harmonía. Adoran a la diosa Ártemis (o Diana), avezada cazadora y prototipo de mujer luchadora y guerrera. Son las Amazonas, un pueblo de mujeres que practicaban el tiro con arco y manejaban hábilmente la lanza. Son mujeres que, como Diana, representan un espíritu aventurero.

También en La Eneida de Virgilio aparece una muchacha a la que su padre consagró a Diana: se trata de Camila, criada en un agreste bosque y con las mismas aptitudes para la caza que la diosa. También estaba llamada por sus capacidades a luchar y fue aliada de Turno en la guerra contra Eneas.

La Mujer Maravilla es una heroína que aparece en DC comics. Es una princesa guerrera, inspirada en las mujeres Amazonas, conocida como Diana de Themiscyra (precisamente el nombre de la ciudad griega de la que procedían aquellas). Posee habilidades para el combate y dones cercanos a los dioses.

En 2017 se estrenó en cartelera la película Wonder Woman. Cuando el avión del piloto Steve Trevor se estrella en el mar, la princesa, entrenada desde pequeña para luchar en la guerra, le salva. El piloto le habla de un conflicto que está sucediendo en el mundo: la Primera Guerra mundial. Y Diana, junto con el piloto, sale de la isla, dispuesta a luchar y hacer uso de su potencial: se enfrentará a Ares, dios de la guerra.

Por último, en el siguiente vídeo podéis ver otra versión de la Mujer Maravilla en la serie animada Super amigos:  Se puede apreciar el interés por reforzar el parentesco con el mundo clásico de Wonder Woman.

Elena Villarroel Rodríguez

 

 

 

REESCRITURAS CLÁSICAS EN CANCIONES LITERARIAS

Paqui Noguerol nos envía este anuncio que puede resultar de interés.

Esta tarde a las 7:30 en el Aula Minor de la Facultad de Filología, dentro del programa de actividades organizadas por el proyecto CANTes, Clara Marías (Universidad de Sevilla) pronunciará la conferencia

REESCRITURAS CLÁSICAS EN CANCIONES LITERARIAS: ULISES, ECO Y NARCISO Y SÍSIFO
POR JAVIER KRAHE, CHRISTINA ROSENVINGE Y NACHO VEGAS

ITINERARIVM LATINVM TAVRISANVM

Isabel Gómez Santamaría nos envía este paseo por la ciudad de Toro que han elaborado sus alumnos de 1º de Bachillerato del IES Cardenal Pardo de Tavera.

Atrévete a descubrir que el latín, esa lengua casi olvidada, está presente en Toro, más cerca de lo que crees y fuera de las aulas del instituto también. Te lo vamos a mostrar, si nos acompañas en un itinerario con paradas en cuatro puntos de la ciudad para ver monumentos, leer latín y pensar. Esta es la crónica de ese recorrido realizado por los alumnos de latín del IES Cardenal Pardo de Tavera, de Toro (Zamora), alternándonos en las explicaciones relativas a cada uno de los monumentos e inscripciones, tarea para la que nos habíamos documentado previamente.

Iniciamos nuestro recorrido extra muros, partiendo del toro celtibérico ante la Puerta de Santa Catalina (I), porque a él está ligada una de las tres hipótesis para explicar el nombre de nuestra ciudad. Continuamos, ya intra muros, hacia la Colegiata de Santa María la Mayor (II), donde encontramos una inscripción en latín en el altar mayor. Desde allí seguimos, dentro del recinto amurallado, hasta otro templo, la iglesia de San Sebastián de los Caballeros (III), con sus pinturas góticas y la inscripción latina que conserva el nombre de su pintora o mecenas. Y nuestro recorrido acaba en la Puerta de Corredera (IV), que tantas veces habrás atravesado sin preguntarte por qué está ahí y por qué tiene una inscripción en latín.

I. INCIPIT: TAVRVS EXTRA MVROS

DSC04317

103923070La escultura situada ante la Puerta de Santa Catalina, fuera del recinto amurallado, es decir, extra muros, pertenece al grupo de los denominados “verracos”, monumentos cuyo origen se remonta a finales de la Edad de Bronce o principios de la Edad de Hierro y cuyos creadores fueron los vetones, pueblo prerromano asentado entre los ríos Duero y Tajo. El término “verraco” procede de verres, “cerdo padre” en latín. Pero estos monumentos no solo representan cerdos, sino también toros, como el que vemos aquí.

Existen diferentes hipótesis para explicar la creación y finalidad de estas esculturas:

  • se colocaban como hitos para marcar límites entre territorios
  • constituían indicadores de los caminos por donde transitaban los ganados trashumantes
  • objetos de culto para pedir protección de los ganados y fertilidad de los campos porque se creía que atraían la lluvia
  • monumentos funerarios.

La escultura que observamos en Toro está ligada a una de las tres hipótesis sobre el nombre de la ciudad. Suponiendo que se trata de un toro, palabra que en latín es TAVRVS, la ciudad debería, pues, el nombre a la presencia de esta escultura prerromana. Una segunda hipótesis hace remontar la procedencia del nombre a época romana, basándose en que el cónsul que mandaba las tropas asentadas en la ciudad era TITVS ESTATILIVS TAVRVS, general partidario de Augusto que combatió entre los años 29 y 19 a. C. en Hispania, donde venció a cántabros, vacceos y astures durante las guerras cántabras. Y a partir de su nombre se originó el nombre de Toro. Una tercera hipótesis remite el origen del nombre al sintagma CAMPVS GOTHORVM, tierra de godos. Hacia el siglo X, Alfonso III mandó repoblar ciudades desertas ab antiquis, es decir, abandonadas por sus antiguos pobladores, y Toro era una de ellas, para reforzar una nueva línea del Duero, creando con ello enclaves fuertes  frente a Al-Andalus. El rey mandó repoblar Toro junto con Zamora, Simancas, Dueñas y todos los Campos Góticos, o campos de godos (Campus Gothorum)

II. SEQVITUR: TEMPLVM INTRA MVROS

La Colegiata de Santa María la Mayor, una de las obras más características del Románico en su fase de transición, comenzó a construirse en el siglo XII (circa 1170) y las obras se prolongaron hasta el siglo XIII. En la portada norte destaca una representación de Cristo como juez justiciero rodeado de veinticuatro ancianos. La puerta sur, a la que se accede desde el interior del templo, es una muestra del estilo románico de transición. El Pórtico de la Majestad, dentro de la Colegiata, narra la vida de la Virgen, de Cristo y el Juicio final, además de mostrar una serie de músicos con sus instrumentos. Y en el pequeño museo de la sacristía se conserva el famoso cuadro “La Virgen de la Mosca” (siglo XVI). Pero nos interesa especialmente el altar mayor, con el retablo en forma de templete ensamblado por el artista toresano Simón Gavilán Tomé, porque la mesa del altar, realizada hacia 1970, se adorna en su contorno con una inscripción latina que recoge una fórmula de consagración. Constituyen una parte de esa inscripción las siguientes palabras:

IMG_1509.jpeg

 

SVSCIPE .SANCTA. TRINITAS. HANC.OBLATIONEM

Significan: “Acepta, Santa Trinidad, esta ofrenda”.

III. DEINDE: ALIVD TEMPLVM INTRA MVROS

IMG_7410

No hay constancia de la fecha en que fue construida originalmente la iglesia de San Sebastián de los Caballeros, pero fue parroquia desde el siglo XII hasta finales del XIX. Su primera edificación era de ladrillo, de estilo románico mudéjar.

IMG_7409A principios del s. XVI fue reconstruida en su totalidad por Juan Martínez de Revilla a expensas del cardenal Fray Diego de Deza. Se trata de una construcción gótica que destaca por su solidez, sobriedad y predominio del macizo sobre el vano. En la actualidad es un museo sacro que alberga frescos de estilo gótico lineal, del s. XIV, que representan escenas de la vida de Jesucristo, San Juan Bautista y Santa Catalina de Alejandría. FullSizeRenderSobre los frescos, bajo un escudo de la pintura dedicada a San Cristóbal, puede leerse la inscripción TERESA DIEÇ ME FECIT, es decir, “Teresa Díaz me hizo”.  Sabemos que esta forma de firmar, haciendo que la propia obra de arte “hable” en primera persona y “diga” el nombre de su autor, era una fórmula muy extendida, pero lo que nos gustaría saber es si fue esta mujer la pintora o la mecenas que encargó las pinturas a otro artista. Todavía no hay una respuesta definitiva.

IV. FINIS CORONAT OPVS: REX ET PORTAArco de CorrederaArco de santa catalina

Llegamos al final del recorrido y atravesamos la Puerta de Corredera. Esta puerta, entrada natural al recinto histórico de Toro, está situada en el tercer recinto amurallado de la ciudad. Se construyó en el año 1602 en honor de Felipe III, con fines decorativos, imitando los arcos triunfales de la Roma Imperial, y para recordar la visita del rey a la ciudad.

En la parte exterior central de la puerta se puede leer la inscripción siguiente:correderatoro

PHILIPPO III HISPANIARVM
REGI LONGE POTENTISSIMO
ET INVICTISSIMO SENATVS
POPVLVSQVE TAVRISANVS
DEDICAVIT. IIII IDVS
FEBRVARII ANNO MDCII.
REGIO VRBIS PREFECTO
GARSIA SILVA FIGUEROA

Significa: “A Felipe III, rey de las Españas, poderosísimo y nunca vencido, dedicaron [este monumento] las Autoridades y el Pueblo de Toro, el diez de febrero de 1602, siendo regidor de la ciudad García Silva Figueroa”.

Si nos has acompañado hasta aquí, lector fiel, queremos comunicarte una reflexión final. Del Toro de época romana queda algo más que los sillares del Puente Mayor, porque la lengua es el monumento romano más perdurable: el latín es una lengua para la eternidad. Era la lengua que los fieles escuchaban en las iglesias de la Edad Media como una cantinela ininteligible cuya musiquilla, no obstante, los acercaba a Dios. Sirvió también el latín para no olvidar el nombre de una mujer, en una época en que casi todas eran invisibles. Y para recordar una visita real, porque por entonces, por el año 1602, era la única lengua de prestigio a la altura de un rey. Así que, en latín se escribían mensajes para los hombres del futuro, como los que hemos leído en la Colegiata, San Sebastián de los Caballeros y la Puerta de Corredera. Nos despedimos, porque, como ya sabes, FINIS CORONAT OPVS,  es decir, el fin corona la obra.

DAVID ALONSO, PABLO PÉREZ, SARA PRIETO, SHEILA RODRÍGUEZ, ZAIRA RUBIO, MÓNICA RUIZ ET SHEILA VILLAFÁFILA, ALUMNOS de LATÍN de 1º de BACHILLERATO ME FECERVNT

(Proyecto de Innovación Docente de la Universidad de Salamanca; ID2017/212)

“Tesoros eléctricos” en Valladolid

Si en vacaciones os dais una vuelta por Valladolid, podéis acercaros a esta exposición, Tesoros eléctricos, que está abierta hasta el 8 de abril en el Museo Nacional de Escultura. Reproducimos el texto de presentación:

“El Diecinueve fue un siglo ansioso de belleza y elegancia, y particularmente proclive a refugiarse en el pasado, a inspirarse en tiempos más confortables que su convulso presente.

Copa con centauros, lámpara del Sileno ebrio, salero con hojas de hiedra, copa con máscaras, pátera de la Bacante… Los nombres de los objetos presentados en esta exposición evocan un mundo de opulencia, mitos clásicos y placeres refinados. Son facsímiles de orfebrería romana, espléndidos por su impresionante virtuosismo técnico, la gracia de sus proporciones y su rica ornamentación. Reproducen fielmente tesoros enterrados hace dos milenios, pero fueron fabricados entre fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX para la colección nacional de reproducciones artísticas que pertenece al Museo Nacional de Escultura. Ahora se exhiben por primera vez.

El título, Tesoros eléctricos, anuncia la singularidad de esta exposición que no ha querido limitarse a la simple y desnuda reunión de un conjunto de delicados facsímiles clásicos, asociándolos a aquel pasado al que imitan pero al que nunca pertenecieron. Más estimulante es considerarlos como objetos fabriles nacidos en plena euforia de la segunda revolución industrial, en las décadas finales del siglo XIX, cuando, a la vez, y no por casualidad, las artes del ornamento experimentaban un reconocimiento y aprecio sin precedentes.”

Hace un año nos dejó Gata Cattana

El 2 de marzo de 2017 fallecía, a los 25 años de edad, Ana Isabel García Llorente, más conocida por su pseudónimo Gata Cattana, bajo el cual rapeaba, o Ana Sforza, con el que firmaba sus «versos libres». «Rapeadora de noche. Poetisa de día. Politóloga a ratos», como ella misma se definía en su biografía de tuiter, experta en Relaciones Internacionales y Sistemas de Defensa, se fue cuando aún dudaba entre ser Rapera, Politóloga o Catedrática.

Creía firmemente que «el arte trasciende a la propia muerte» y tenía claro que «hay artistas que siguen estando muy vivos a través de su obra y, sobre todo, siguen siendo útiles para las personas». De ahí que, tras hallar esa misma utilidad en las creaciones de autores tanto clásicos como contemporáneos, Ana habitara artísticamente entre el pasado mitológico, el pasado histórico y nuestro presente, a veces no tan distinto a estos («nos han dao un circo malo, pero nada de pan» como canta en Los siete contra Tebas). Por eso ella vivió dando más batallas que la Persia de Alejandro, subida a lomos de Ícaro hasta que se queme el avión, siendo mejor en lo que escribía como Cicerón; encallándose en su propia guerra civil, como Lisístrata, ya que «en todos los ámbitos de la sociedad hay machismo y el rap es, ni más ni menos, un reflejo de lo que encontramos fuera». Porque ella nunca fue Helena y ni siquiera Penélope, sino la Gorgo en Esparta,/ la Cleopatra en Egipto,/ y la peor de las Erinias. Como Antígona, una humana más con su éxito y sus crisis, el mito contra la φύσις, sin miedo a apocalipsis ni al castigo de los dioses. Invocando con su cadencia a la guerrera amazona, a la vestal romana, a Safo, a Hipatia, buscando una luz.gata-cattana-cordoba-U10189996906SzF--1240x698@abc

No sabía si precisamente esa influencia póstuma a través de la propia obra sería la inmortalidad, «pero sí que es lo verdaderamente importante». Non omnis moriar; ni siquiera en siete vidas, Gata.

Su primer EP Los siete contra Tebas, que incluye los temas Antígona y Los siete contra Tebas.

Su segundo EP, Anclas, donde se encuentra Lisístrata.

Banzai, su único LP, en el cual estaba trabajando cuando murió, fue  publicado póstumamente en octubre de 2017.

Entre 2013 y 2016, mantuvo activo un blog con poemas y reflexiones, también llamado Los siete contra Tebas, que puede seguirse visitando:

Ana también fue asidua de los Slam Poetry, en los que se proclamó en más de una ocasión vencedora, aquí recitando «La Satine»:

También publicó un poemario, La escala de Mohs (2017), que actualmente se puede seguir adquiriendo a través de pedidosgatacattana@gmail.com.

Marta Martín Díaz

Juan Antonio González-Iglesias en el Museo del Prado

El Museo del Prado aparece con frecuencia en este blog. Hoy además aparece junto a un nombre conocido para nosotros, Juan Antonio González-Iglesias, que imparte en el Museo una conferencia titulada “Masculinos y clásicos. Homoeróticos en la colección del Museo del Prado” coincidiendo con el recorrido expositivo La mirada del otro: escenario para la diferencia. Será el domingo 18 de junio a las 12:00.

Más información aquí