Ciclo de conferencias en la Casa de las Conchas

Como todos los años por esta época vuelve el Ciclo de Conferencias CLÁSICOS DE GRECIA, ROMA Y LA INDIA PARA UN MUNDO CAMBIANTE organizado por la sección local de la Sociedad Española de Estudios Clásicos y la Casa de las Conchas. volante conferencias clásicos para un mundo cambiante_página_1volante conferencias clásicos para un mundo cambiante_página_2

Anuncios

Salvemos el griego en el IES Abdera de Adra (Almería)

Nos hacemos eco de las denuncias de Fernando Basanta de la situación vivida en el IES Abdera de Adra (Almería): no se permite a siete alumnos cursar Griego I en 1º de Bachillerato porque no alcanzan el número mínimo exigido de 15 matriculados, a pesar de que la normativa autonómica establece que pueden hacerlo si  ello no implica aumento de la plantilla del profesorado, condición que se cumple en este caso.

Recogemos los enlaces de prensa en 20 minutos, La Vanguardia, Diario de Almería, Teleprensa.

Reproducimos a continuación la carta de apoyo del presidente de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, Jesús de la Villa:

Comunicado de la Sociedad Española de Estudios Clásicos sobre la supresión de la materia de Griego I en el IES Abdera de Adra, Almería.

La Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) ha tenido noticia, con enorme preocupación, de la incomprensible situación que se ha planteado durante el presente curso en el IES Abdera de Adra, en la provincia de Almería.

No es admisible que habiendo siete alumnos matriculados en la asignatura troncal de opción Griego I, y teniendo la profesora que debía impartirla holgado horario para asumir la docencia de las materias de su especialidad, se le asignen a ésta cuatro horas de Lengua Española, cuyos especialistas pueden asumir sin el menor inconveniente, a costa de la deliberada eliminación de una materia tan vertebradora del Bachillerato humanístico como el Griego.

A pesar de lo injusto de la situación, que priva a siete alumnos de cursar la materia que desean y necesitan, y que obliga a la profesora a impartir materias que no son de su especialidad, todos los escritos y recursos planteados, siguiendo los cauces oficiales, no han surtido efecto, y ni la inspección, ni las autoridades educativas de la provincia, ni de la Junta de Andalucía, han hecho lo más mínimo por rectificar la desacertada e inaudita decisión inicial.

Por desgracia, desde la implantación de la LOMCE, con demasiada frecuencia se vienen produciendo situaciones en las que los centros sacrifican materias minoritarias, aunque importantes, a costa de privar a los estudiantes de sus legítimas expectativas de formación, como consecuencia, unas veces, de pretendidas necesidades de horarios, y otras, como el caso que nos ocupa, de criterios arbitrarios, pues el centro dispone de profesorado en condiciones de impartirlas, y la especialidad de la materia asignada en su lugar puede asumir toda su docencia sin necesidad de desviarla a otra.

Entre estas malogradas materias, la oferta del Griego está sufriendo de un modo especial una alarmante merma. Desde la SEEC hemos estudiado la situación centro por centro a lo largo de todo el país, y hemos podido constatar que la materia de Griego I, y por ende de Griego II, ha reducido en un 20% su impartición en los dos últimos cursos académicos. En la mayoría de los casos han sido los propios centros los responsables de que la materia no haya podido impartirse, aunque legal y técnicamente habría sido posible, lo que convierte a las administraciones educativas en corresponsables de la pérdida por parte de los estudiantes de su legítimo derecho a la formación y todo con el objetivo de ahorrar un puñado de profesores.

  La situación es enormemente preocupante. De seguir así, en pocos años no habrá nadie en el Bachillerato español capaz de saber quiénes fueron Homero, Sófocles o Heródoto. Nadie estará en condiciones de conocer las raíces griegas del 90% del vocabulario científico y técnico internacional. Nadie podrá interpretar con facilidad el 15% del vocabulario normal y de uso de nuestra propia lengua. Habrá desaparecido una de las bases imprescindibles, junto con el Latín y la Cultura Clásica, para la formación humanística.

  Por todo ello, es de absoluta urgencia que las autoridades educativas tomen conciencia de la importancia de mantener la oferta real de la materia de Griego en Bachillerato, de favorecer su impartición allá donde existan alumnos ansiosos por aprenderla, así como profesores dispuestos y deseosos de enseñarla; más aún, deberían proveer plazas allí donde no existan para que no desaparezca de nuestro Bachillerato una de las señas de identidad de nuestra civilización, de nuestro pasado lingüístico y cultural compartido con los otros pueblos europeos. Las actuales administraciones educativas no pueden asumir sobre sus espaldas la responsabilidad de ser las que hagan desaparecer de nuestro sistema educativo una materia de la importancia del Griego.

         En consecuencia, en representación de los más de tres mil socios de la SEEC, a la que pertenece la práctica totalidad de los profesores de Griego y Latín de España, reclamamos a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que revise las decisiones tomadas hasta el momento actual, reconsidere la eliminación de la materia de Griego I en el IES Abdera y permita que los estudiantes que desean estudiar esta materia fundamental para su formación humanística puedan hacerlo.

         Madrid, 4 de diciembre del 2017

Jesús de la Villa

Presidente de la SEEC

Entrega de premios a los ganadores de los concursos Parnaso, Ciceronianum y Esfinge

Nuestros siempre vigilantes colaboradores nos envían la noticia de que esta tarde la Facultad de Filología acoge la entrega de premios a los ganadores de los concursos Parnaso de griego antiguo, Ciceronianum de latín y Esfinge de cultura clásica, enmarcados en la Olimpiada de Estudios Clásicos organizada por la sección salmantina de la Sociedad Española de Estudios Clásicos y por la Universidad de Salamanca.

Gracias a Salamanca24horas (leelo aquí) sabemos que desde las 18 horas, en el Aula Minor del edificio Juan del Enzina, los ocho premiados recibirán su condecoración. Se trata de Gonzalo Guirao, del IES Martínez Uribarri; y Andrea Mosquete, del IES Leonardo da Vinci de Alba de Tormes en el concurso Esfinge.

En lo correspondiente al Parnaso, Álvaro Pérez, del IES Torrente Ballester; y Laura Bernabé y Lidia Gómez, del IES Vaguada de la Palma, por ese orden, son los premiados, mientras que en Ciceronianum, Javier Palomo, del Colegio Montessori; y Luci Pérez y Víctor Sánchez, del IES Fernando de Rojas también tendrán que estar presentes.

El latín y las lenguas romances

Hemos sabido que algunos de nuestros lectores, que no pueden asistir al Curso Latín y Griego para el siglo XXI, que anunciamos en este mismo blog la semana pasada, han preguntado si sería posible acceder de alguna manera a su contenido. Ésa sería una decisión que naturalmente está en manos de la entidad organizadora, la Delegación local de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, a la que trasladaremos esta petición. Por nuestra parte, podemos intentar en la medida de lo posible acercar el contenido de estas conferencias a todos.

De momento, ofrecemos este resumen de la conferencia que el prof. Agustín Ramos pronunció el pasado 14 de noviembre, “El latín y las lenguas romances”. Desde aquí invitamos a todos los conferenciantes a enviarnos un breve resumen de sus intervenciones.

No es posible abordar un título como este en una o dos páginas. Como tampoco lo es en una o dos conferencias. Pero puede servir para ello esbozar un par de ideas básicas.

Solemos hablar del latín como algo único, pero desde el punto de vista lingüístico trabajamos con (al menos) dos entidades que, aunque lógicamente tienen mucho que ver, sobre todo al principio, con el paso del tiempo son de naturaleza muy diferente. Cuando hablamos del latín como origen de las lenguas romances, aunque la tradición latinista ha propuesto tradicionalmente ese origen en el latín clásico y parece que las lenguas romances son una evolución a partir de él, la realidad es muy diferente y la propia lengua latina ha dejado numerosas huellas en los textos de que esto no es así. Lo que llamamos latín clásico, su progresiva constitución y su largo mantenimiento son la historia de una estandarización. La constitución de una lengua estándar es un proceso mediante el cual un dialecto particular de una lengua adquiere (o se le asigna) una importancia funcional mayor que a los otros dialectos y queda sujeto a la codificación y la estabilización. Así la lengua adquiere una forma reconocida y fija, con normas para el uso ‘correcto’ en cuanto a gramática, vocabulario, y ortografía. En Roma este fenómeno sucedió de una forma muy acusada en el último siglo de la República y en el comienzo del Imperio. Las élites políticas e intelectuales (César, Cicerón, Lutacio Cátulo, Varrón, etc.) trabajaron por forjar ese latín, que se convirtió en una lengua de escuela y sirvió como forma de autorepresentación del poder de Roma. Lo que una historia de ese latín debe explicar (algo imposible, por otro lado) no es cómo ha evolucionado ese latín desde Cicerón a Tomás de Aquino, por ejemplo, sino por qué no ha evolucionado, por qué las diferencias que conservamos responden más a variaciones de estilo y de nivel de adecuación a un patrón que a las esperables de la evolución de una lengua natural.

Al margen de ese latín escrito y solemne, en un mundo en el que la lectura y la escritura eran patrimonio de una minoría muy reducida, la gente vivía al margen de tal actividad, pero utilizaba el latín como lengua natural y, como tal, lo hacía evolucionar. El vago término “latín vulgar”, que ha sido interpretado de muchas maneras (y muchas de ellas con fundamentos lingüísticos totalmente inapropiados) ha sido la forma más común de denominar a ese latín hablado que sí dio origen a las lenguas romances. En el paso de uno a otro, la discusión entre romanistas y latinistas se centró en determinar cómo se produjo la fragmentación que dio origen a diferentes lenguas y en qué época sucedió. Respecto a la primera cuestión, excelentes trabajos recientes como los de J. N. Adams han puesto de manifiesto que ese latín nunca tuvo una forma unificada, sino que hay testimonios de esa “fragmentación” (no se rompe lo que no está unido) ya desde los primeros textos escritos del latín literario (Plauto, por ejemplo). Respecto al momento del cambio, la pregunta es lingüísticamente inadecuada, puesto que las lenguas son sistemas dinámicos y en constante evolución. Los idiomas tienden a sufrir cambios mayores y menores a lo largo de sus vidas útiles y nunca existe un cambio repentino en la conducta lingüística de los hablantes de tal manera que se pueda decir que una lengua surge en este día, en este año, o en esta década.

Se puede plantear la cuestión de otra manera: hoy día existe algo llamado francés, español, italiano, portugués, etc., y antes no existía. ¿Qué ha cambiado y cuándo lo ha hecho?

La pregunta está mejor planteada cuando nos damos cuenta de que lo que estamos buscando no es el nacimiento de una propiedad específica de la fonología, la gramática, o el léxico, sino más bien el nacimiento de un concepto cultural. Lo que concebimos como la caída del latín o el surgimiento de las lenguas romances no es tanto un cambio lingüístico o el descubrimiento de algo nuevo, sino una innovación en la forma de pensar de un pueblo acerca de sus circunstancias lingüísticas, un cambio en la cultura metalingüística de unos hablantes que plantean la posibilidad de convertir en lengua escrita la lengua que ellos utilizan y dar a esa forma de escritura más próxima al habla un nombre nuevo. Después vendrán otras estandarizaciones.

La escritura es en la antigüedad muestra de la conciencia que los hablantes tenían de su propia lengua y es para nosotros la prueba convincente de que esa conciencia había surgido.

Así pues, no hagamos del latín de Cicerón, de Agustín, de Isidoro, de Tomás de Aquino, de Erasmo y de Isaac Newton (o del Vaticano) una forma de lengua natural que cambia de uno a otro. Eso es una cosa y otra la lengua que hablamos los españoles, los franceses, los rumanos y demás. Eso es el otro latín. Sus historias son diferentes en resultado porque desde el punto de vista lingüístico no son comparables en entidad y en desarrollo, como no lo son de cara a su estudio su concepto, su documentación y sus metodologías de análisis.

Podemos hablar de ambos a la vez, ¿por qué no?, pero es importante científicamente saber de qué se está hablando en cada momento.

Agustín Ramos Guerreira

 

Latín y griego para el siglo XXI: ubi fera sunt

A partir de hoy, 14 de noviembre, se desarrollará el programa del Curso de Formación del Profesorado Latín y griego para el siglo XXI, organizado por la Delegación de Salamanca de la Sociedad Española de Estudios Clásicos en colaboración con el Departamento de Filología Clásica e Indoeuropeo  y la Facultad de Filología de la USAL.

Lugar de celebración: Facultad de Filología. Anayita: Aula Minor. Universidad de Salamanca

Director del curso: Marco Antonio Santamaría Álvarez

PROGRAMA

Lunes 14 de noviembre

16.30
Prof. Dr. Julián Méndez Dosuna
“El griego clásico y el griego moderno”

18.00
Prof. Dr. Agustín Ramos Guerreira “El latín y las lenguas romances”

19.30 Discusión
_________________________________________________________
Martes 15 de noviembre

16.30
Prof. Dr. Eugenio Luján Martínez
“La etimología griega y latina de los nombres propios”

18:00
Prof. Dr. Juan Luis García Alonso “La influencia del latín en el inglés”

19.30 Discusión
________________________________________________________
Jueves 17 de noviembre

16.30
Prof. Dr. Jorge Bergua Cavero
“Helenismos en el español contemporáneo”

18.00
Dr. Javier Andrés Pérez: “Leer y observar. La pervivencia de las letras clásicas en el arte”

19.30 Discusión
________________________________________________________
Lunes 21 de noviembre

16.30
Profa. Dra. Blanca Prósper
“Toponimia prerromana y toponimia latina de Hispania”

18.00
Prof. Dr.  Francisco Cortés Gabaudan
“Dicciogriego: un diccionario griego-español en línea”

19.30 Discusión
_________________________________________________________
Martes 22 de noviembre

16.30
Prof. Dr. Luis Arturo Guichard
“El latín y el griego en la poesía contemporánea en español”

18.00
Profa. Isabel Gómez Santamaría “El latín en la narrativa juvenil”

19.30 Discusión
_________________________________________________________
Jueves 24 de noviembre

16.30
Taller sobre latín y griego en las artes actuales: cómic (Ibor Blázquez), música (Federico Pedreira) y videojuegos (Alberto López Redondo)

18.00
Prof. Dr. Esteban Bérchez Castaño
De rationibus linguae Latinae Latine docendae

19.30 Discusión