Pompeya en París

¿Te acuerdas de cuando en nuestra sección Cosas que hacer en la cuarentena Eusebia Tarriño nos aconsejaba una visita virtual por Pompeya, un recurso del Grand Palais creado para la exposición cuya inauguración estaba prevista para el 25 de marzo? (Pompéi. Promenade immersive. Trésors archéologiques. Nouvelles découvertes. )

Pues finalmente la exposición ha conseguido abrir sus puertas hasta el 27 de septiembre. Lee la noticia en Historia y vida de La Vanguardia: Pompeya y el Vesubio despiertan en París.

Visitas virtuales a Pompeya

Gracias a El Diario.es sabemos de un recorrido virtual por Pompeya: “El canal oficial del MiBACT, el Ministerio de Cultura y Turismo italiano, ha producido un vídeo con el que podemos recorrer y conocer lo que los dos últimos años de excavaciones han sacado a la luz de la Región V de Pompeya. Lo explica Massimo Osanna, Director del Parque Arqueológico de Pompeya, y durante algo más de siete minutos nos muestra los detalles de los últimos descubrimientos. Aunque la locución del vídeo sea en italiano, la lengua natal de Osanna, tenemos la posibilidad de activar subtítulos en español para que no se nos escape nada.”

El peródico nos aconseja además usar Google y las panorámicas de su Street View, que nos permiten recorrer las ruinas de Pompeya y el paseo Pompeii 360 Virtual Walking Tour, que dura casi dos horas.

 

Perfumería en Pompeya

Manuela y Mª Ángeles Martín nos envían el enlace a esta noticia de ABC (22/5/2020): Arqueólogos españoles descubren en Pompeya una de las perfumerías mejor conservadas de la Antigua Roma

La investigación la ha realizado un equipo de arqueólogos españoles de la Universidad de Granada, el Instituto Valenciano de Restauración y el Servicio de Investigaciones Arqueológicas Municipal de Valencia.

Puedes leer la noticia también en la página de National Geographic Historia.

Pompeya abre al público tres nuevas casas

Recogemos esta noticia publicada el 20 de febrero en La Vanguardia que da cuenta de la reapertura de tres casas romanas en Pompeya: Pompeya se redime tras años de degradación

En efecto, a partir de ahora se podrán visitar la Casa de los Amantes, la Casa del Frutal, en la que se puede admirar una habitación decorada como si fuera un jardín nocturno, y la Casa de la Nave Europa. Puedes ver más imágenes en la página de National Geographic Historia.

Frescos, pinturas, Pompeya al día. Últimas tendencias

¿Acaba de estrenar casa? ¿Está harto de desconchones y grietas? ¿Ansía un entorno único, un escenario que deslumbre a sus invitados?

Consulte este pequeño muestrario.

¿Le apasionan los juegos, la destreza, la violencia, la sangre, el eco de viejos rituales, su vis cómica? Éste será su rincón favorito

el-fresco-ha-sido-encontrado-en-una-taberna-que-probablemente-fuera-frecuentada-por-gladiadores_1c1bc535_960x697
Los gladiadores

¿Guapo mozo, un tanto retraído y ensimismado, pelín huraño? No deje de contemplar esta pintura, acaso evite males mayores.

NarcisoPompeya
Narciso

 

¿Bella mujer, de ilustre prosapia, deseosa de engendrar hermoso y famoso linaje? ¿Gustosa de truenos y relámpagos, mas también de suave pluma? Sus facciones lucirán como nunca, envidia de parentela y vecindario.

leda-pompeya_0.jpg
Leda

¿Amigo de chanzas y risas? ¿Preocupado por la correcta defensa del hogar? No busque más, el nuestro es el mejor, el más grande.

PriapoNuevopompeya3.jpg
Príapo

Visítenos. Pregúntenos. Belleza y técnica su servicio. Eficacia y rapidez garantizadas.

Para usted, para sus descendientes, para quien les visite.

Nunc et semper.

Henar Velasco López

Leda 2.jpg

Quevedo, en el romance “Anilla, dame atención”, vilipendia a Júpiter del que dice que “habló por boca de ganso” y. como un tramoyista, se transforma en dios pajarraco:

“habló por boca de ganso
a Leda, y con la tramoya
de plumas blancas y pico,
 dios avechucho, engañola”

Javier San José

Los versos quevedianos sirven de magnífico pie de foto a la noticia publicada el día 21 de noviembre en El País sobre el descubrimiento en Pompeya de un fresco que reproduce la imagen de Leda y el cisne. En National Geographic puedes ver fotografías de calidad que revelan su extraordinario estado.

Más descubrimientos en Pompeya

Hace poco dábamos cuenta del descubrimiento de una inscripción que modificaba la fecha de la erupción del Vesubio que destrutó Pompeya. Pues bien, en esa misma casa, antes llamada “del Jardín” y ahora, por razones obvias, “de la Inscripción”, han descubierto huesos pertenecientes a dos mujeres y tres chicos que intentaron refugiarse en ella ysellar la entrada con un mueble, pero murieron aplastados por el derrumbe del techo o abrasados por la nube piroclástica o por ambas cosas a la vez. National Geographic historia cuenta la noticia y publica fotos del hallazgo.

La erupción del Vesubio y los textos clásicos

Hace algún tiempo había surgido la sospecha de que la erupción del Vesubio que destruyó Pompeya en el año 79 de nuestra era no había tenido lugar en la fecha que Plinio el Joven indicó a su amigo Tácito, el 24 de agosto (epist. 6, 16). Los motivos tenían que ver con el hallazgo de frutos otoñales carbonizados y de braseros en las casas. Ahora un equipo arqueológico ha encontrado un insignificante inscripción realizada con un carbón en una casa en obras y fechada dieciséis días antes de las calendas de noviembre, es decir, el 17 de octubre; así pues, la fecha de la erupción tuvo que ser necesariamente posterior (Lee la noticia en El País)

pompeya

El error no debe atribuirse a Plinio el Joven, que fue testigo directo de la catástrofe desde Miseno, al otro lado de la bahía, y que, de hecho, describió para Tácito (y para nosotros) cómo él mismo vivió el desastre (epist. 6, 20). Hay que decir que él tenía diecisiete años y quizá por eso adoptó una actitud un tanto provocadora: en un principio, cuando los movimentos de tierra le obligaron a salir de la casa con su madre, se llevó un libro de Tito Livio para seguir estudiando. No sabemos qué pasaría con el volumen cuando la situación empeoró y en medio de una riada humana su madre y él tuvieron que salir corriendo.

Así pues, lo más probable es que el error se deba a algún copista que no pudo o no supo leer correctamente la fecha en el texto que le servía de modelo. Hay que tener en cuenta que los textos de los autores clásicos han realizado un camino largo y lleno de dificultades hasta llegar a nuestras manos: en algunos casos sus historias cumplirían con creces los requisitos exigidos a un relato de aventuras y causa admiración el mero hecho de que hayan superado semejantes pruebas y los podamos leer; en otros, simplemente un descuido, una vela encendida, un borrón, una distracción, rompen el frágil hilo que nos une a ellos. A cambio, un texto tan insignificante como una pintada en la pared sobrevive veinte siglos.

Susana González Marín

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: