Narciso en el Tesoro del Delfín

Acaso porque los narcisos figuran entre mis flores favoritas, -los ramilletes que se vendían en la Calle Santiago en Valladolid, en la Rúa salmantina, primeros anunciadores de la primavera irlandesa-, a horas intempestivas, en la madrugada del 11 de septiembre de 2018, oí una entrevista en Radio Nacional de España que captó mi atención y terminó de despertarme.

Comentaban la exposición “El Tesoro del Delfín” que acababa de inaugurarse en el Museo del Prado. Cuando el periodista creía comprometer a la responsable de la misma al requerirle que eligiera un objeto, ella respondió que de hecho sí tenía una favorita: una jarra de cristal con un Narciso que sólo encontraba su reflejo a medida que el agua la colmaba.

Jarro de cristal con Narciso y Eco.jpg

Ahí tienen la pieza, cumplida información sobre ella, así como sobre el Tesoro del Delfín . En esos enlaces pueden encontrar más datos sobre el resto de la colección en la que también asoman otras figuras de la mitología grecorromana.

Contemplándola, imaginando cómo cae el agua y el mito cobra vida al ir transformándose el joven en flor, recuerden no sólo el texto de Ovidio, Metamorfosis III, 340-509, sino las lecturas sucesivas del episodio en clave alegórica.

Profundo y complejo es el simbolismo del narciso en la propia antigüedad. Permítanme que hoy tan sólo me sirva de excusa para desearles una hermosa primavera.

Henar Velasco López

 

 

El mito clásico en Babelia

El sábado 2 de marzo Babelia, el suplemento literario de El País, dedicó su atención a la presencia de los mitos en el mundo actual. José Emilio Burucúa escribe Prometeo contra el cambio climático, cuyo subtítulo es el siguiente: “A medio camino entre la religión y la literatura, los mitos sintetizan el espíritu de cada época. Hoy, ideales modernos como la ecología o la revolución han tomado el relevo a los héroes y santos de la Antigüedad”. Por otro lado, Eduardo Lago entrevista a Madeline Miller, la autora de Circe, que se publica ahora traducida al castellano.

Tercer premio del concurso de Fotoclásica II

El tercer premio de Fotoclásica II ha recaído en la foto titulada “Rapto de Europa” de Aleksandar Dilyanov Lyubenov, de 2º de la ESO, IES Francisco Salinas, prof.: María Antonia Sierra Sánchez.

rapto.jpg

Esta escultura de hormigón blanco fue creada por Agustín Casillas en 1963. Se encuentra en Salamanca, en el Parque de la Alamedilla, cerca del estanque.

Representa el instante en que Europa se monta en el toro blanco (que no es otro que Zeus convertido en animal) para poder acercarse a la mujer, momentos antes de correr hacia el mar y nadar hasta Creta.

¿Quién es Atalanta?

Si se lo preguntamos ahora a una persona al azar, probablemente conteste que no sabe quién es. Si tiene algún conocimiento mitológico y le decimos que era una cazadora consagrada a Ártemis, quizá sí sepa que esta última es una diosa griega y posiblemente le suene la historia de la carrera entre Atalanta e Hipómenes o las manzanas que le dieron la victoria a este último.

El desconocimiento de los mitos clásicos en el saber popular es uno de los motivos que nos lleva a querer dar a conocer su figura, que tiene vigencia en la actualidad, puesto que autores que pertenecen a una amplia y respetada tradición de literatura clásica como Calímaco, Pseudo-Apolodoro, Ovidio, Pausanias, Propercio o Higino, etc., le concedieron la inmortalidad introduciéndola en sus obras.

Uno de los episodios en los que se ve involucrada Atalanta es el del enfrentamiento con los centauros Hileo y Reco, quienes la atacaron con la intención de violarla. Pero nuestra heroína, debido a su destreza con el arco y las flechas, habilidad que recibió gracias al favor de Ártemis, se defendió y los hirió de muerte.atalanta

De esta forma reivindica su derecho de ser respetada, puesto que la heroína es un ejemplo de la fuerza interior que todo ser humano tiene innata, pero que en el caso de la figura femenina ha sido apagada o sometida por una sociedad en la que prevalece la figura del hombre, siendo la educación un instrumento que se utilizaba para mantener a la mujer en un rol de sumisión ante el varón anulando su conexión con dicha fuerza, una situación que se ha mantenido hasta la actualidad. Afortunadamente, hoy en día, la sociedad no es tan permisiva con la subyugación de la mujer y tenemos ejemplos que rompen esta tradición. Un ejemplo reciente es el Paro Internacional de Mujeres o Huelga Internacional Feminista del 8-M, convocada en 2018 por organizaciones feministas y aliadas de la lucha por los derechos de las mujeres en todo el mundo con el objeto de luchar contra la violencia machista, la desigualdad de género y las distintas formas de opresión contra las mujeres.

Es bueno recordar que en la sociedad griega de época clásica la mujer griega no tenía derechos jurídicos ni políticos y permanecía bajo la tutela de un hombre griego a lo largo de su vida: primero del padre, después del marido, del hijo en caso de viudez o de su pariente más próximo; y, por supuesto, no tenía voz en la elección de su esposo y debía ser una afable matrona, que obedeciera en todo a su marido. En cambio, Atalanta mostró una actitud impensable para estas mujeres, puesto que nuestra heroína se crió en los bosques de Arcadia, amamantada por una osa y posteriormente acogida por unos cazadores. Esto la caracterizó como una cazadora que vagaba por dichos lugares armada con su arco y sus flechas, enfrentándose a diversos peligros, un comportamiento más propio de los varones. Por ello, Atalanta no tenía cabida en la sociedad griega de época clásica y con ella nos encontramos una de las primeras apariciones de una mujer que lucha frente al abuso del poder masculino, lo que señala así la idoneidad de la heroína como icono feminista.

Además, nuestra heroína fue una transgresora de la sociedad en otros aspectos: participó en la cacería del jabalí de Calidón, otra tarea propia de varones; y para intentar escapar al matrimonio, retaba a sus pretendientes a competir en una carrera, en la que si eran alcanzados por ella, morirían. Para vencerla, Hipómenes pidió ayuda a Afrodita, quien le dio unas manzanas doradas, que este fue lanzando durante la carrera. Mientras Atalanta se agachaba a recogerlas, fue derrotada. Se casaron pero finalmente fueron convertidos en leones: ese fue el castigo por profanar un santuario al mantener relaciones en él, poseídos por un fuerte deseo que había suscitado una Afrodita deseosa de vengarse porque Hipómenes no le había agradecido la ayuda prestada, como nos cuenta Ovidio en su obra Metamorfosis. En efecto, Atalanta se atrevió a transgredir los valores de su sociedad, pero esta desobediencia se pagaba y por ello acabó siendo castigada. Y el temor a los castigos divinos hacía que las mujeres griegas de época clásica no se rebelaran.

Ana Esteban González

Los nombres de las constelaciones

Hace unas semanas hablábamos en este blog de los planetas del Sistema Solar y los orígenes mitológicos de sus nombres. Esta vez vamos a centrarnos en constelaciones, concretamente las del Zodíaco, y en cómo los antiguos griegos vieron en ellas figuras de su mitología.

z1

La constelación de Aries se identifica con el mito del vellocino de oro, un carnero volador de lana dorada que la ninfa Nefele envía para salvar a su hijo Frixo cuando este está a punto de ser sacrificado a los dioses como solución a un periodo de hambruna. Él y su hermana Hele montan en el carnero y logran escapar hacia Asia, pero con la mala fortuna de que Hele se cae mientras sobrevuelan el mar y se ahoga (el mar será nombrado en su honor a partir de entonces Helesponto –“el mar de Hele”). Frixo llega sano y salvo a la Cólquida, donde el rey Eetes lo recibe amistosamente y lo casa con su hija Calcíope. Frixo sacrifica el carnero a Zeus pero guarda su vellocino, que cuelga en un árbol de un bosque consagrado a Ares. El vellocino se convertirá más tarde en el objetivo de Jasón y los argonautas.

z4

Sobre Tauro son varios los mitos que encontramos en los que aparecen toros, pues era un animal que recibía bastante culto. Quizá la historia más conocida sea la de cómo Zeus se transformó en un hermoso toro blanco que atrajo la atención de la princesa Europa por su belleza y su mansedumbre. Europa, encantada con el animal, se montó en él y Zeus aprovechó el momento para raptarla y tener relaciones con ella. De su unión nacieron Sarpedón, Radamantis y el famoso Minos, rey de Creta.

Otro mito relaciona al toro con Ío, otra de las jóvenes amantes de Zeus, a la que este transforma en ternera para que pueda escapar de la ira de su esposa Hera, pero esta se la reclama como regalo y encarga a su guardián de cien ojos, Argos, vigilarla.

Y para terminar tenemos otra famosa historia con toros. Recuperando la figura de Minos, este rey promete sacrificar a Posidón lo que salga del mar, así que el dios envía un magnífico toro: tan magnífico que Minos prefiere romper su promesa y quedárselo. Posidón se enfada, por supuesto, y como venganza hace que Pasífae, la mujer de Minos, se enamore perdidamente del animal. Pasífae se encuentra con problemas logísticos para cumplir sus deseos de unirse con este, así que le pide ayuda al gran inventor Dédalo y así es como unos meses después tiene que darle explicaciones a su marido de por qué su nuevo hijo tiene cabeza de toro, el Minotauro.

La-constelacion-de-geminis_2_1369665.jpg

z6En la constelación de Géminis tenemos a los hermanos Cástor y Pólux, los Dioscuros. Son hijos de Leda, nacidos de un huevo pero de diferentes padres (cómo no, por causa de Zeus, que se une a Leda en forma de cisne) junto con sus hermanas Helena (la de la guerra de Troya) y Clitemnestra. Cástor y Clitemnestra son hijos del marido de Leda y, por tanto, mortales. Los Dioscuros son famosos por participar en la expedición de los argonautas. Se querían tanto que ni después de la muerte estaban dispuestos a separarse, pero como solo uno era inmortal, Zeus les ofreció que repartieron su tiempo entre el Olimpo y el Hades para poder seguir juntos.

z7z8Cáncer representa a un cangrejo que la diosa Hera mandó para que atacara a Heracles mientras este luchaba con la Hidra de Lerna. Él héroe lo aplastó matándolo, pero Hera decidió agradecerle su gran labor convirtiéndolo en una constelación en el firmamento.

 

 

 

z10En la constelación de Leo volvemos a tener otra referencia a Heracles y a sus doce trabajos. El león de Nemea era una bestia terrible con un pelaje impenetrable a la que Heracles se tuvo que enfrentar y que, por supuesto, venció. Después lo despellejó y se hizo una capa con el pelaje, uno de sus atributos más reconocibles.

z11z12La historia más extendida sobre Virgo la identifica con Astrea, hija de Zeus con Temis, diosa de la justicia divina. De manera parecida a su madre, Astrea representa la justicia pero entre los hombres. Convivió con ellos durante la Edad de Oro y la Edad de Plata, pero en la de Bronce no pudo soportar más lo mucho que se habían envilecido y decidió retirarse de la Tierra y subir a las estrellas.

Constellation Libra

Libra es la única constelación que no representa a un ser vivo. En sus orígenes era vista como parte de Escorpio, concretamente como sus pinzas, pero en Roma se empezó a considerar como constelación que representaba la balanza de Astrea, de la que está cerca.

z14z15Escorpio representa al escorpión que según muchas leyendas acabó con la vida del cazador Orión. Una de las más conocidas dice que lo envió Gaia para que matase a Orión porque el cazador se había jactado de que podía matar a todos los animales y bestias de la tierra, asustando a la diosa; otros relacionan su muerte con la diosa Ártemis, ya sea porque es ella la que envía el escorpión para castigar la soberbia del hombre que se cree tan buen cazador, o porque se hace amiga de Orión, y Apolo se pone celoso y manda al escorpión a matarlo.

Sagittarius-teapot-asterism.jpg

Sobre Sagitario encontramos en los escritores antiguos dos teorías diferentes. Según una tradición, la constelación representa a un centauro, probablemente a Quirón, hijo del titán Crono y de Fílira, conocido por ser el maestro de grandes héroes como Jasón, Asclepio o Aquiles. Según otra, no se trata de un centauro sino del sátiro Croto, hijo de Pan e inventor del tiro con arco y del aplauso, y muy cercano a las Musas que fueron las que a su muerte pidieron que se le concediera un lugar en las estrellas.

z17

z18La constelación de Capricornio representa un ser mitad cabra y mitad pez. Según una versión, corresponde a la cabra Amaltea, que alimentó a Zeus cuando este era pequeño y su madre Rea lo tenía escondido de su padre Crono; según otras, se identifica con Pan, que cuando los dioses se enfrentaron al monstruo Tifón escapó y se lanzó a un río transformando su mitad inferior en pez.

z19

En Acuario se reconoce la figura de Ganimedes, joven príncipe del que Zeus, transformado en águila, se enamoró y al que raptó. Se lo llevó consigo al Olimpo, donde sirve de copero de los dioses.

constelacion_de_piscis.jpg

Por último tenemos la constelación de Piscis. Los icónicos dos peces no son nada más ni nada menos que Afrodita y Eros: en la ya mencionada batalla contra Tifón ambos se vieron obligados a huir también, así que se lanzaron a un río y se convirtieron en peces, atados el uno al otro para no separarse.

Carmen Pérez González

Ovidio. Amori, miti e altre storie

Desde Roma, Georgina Olivetto nos envía amablemente noticia sobre una atractiva exposición en el Palazzo delle Scuderie del Quirinale, abierta desde el 17 de octubre al 20 de enero: Ovidio. Amori, miti e altre storie; se exponen unas 240 obras que testimonian la influencia de la obra ovidiana en su época y en la cultura occidental hasta la actualidad. Alrededor de la muestra, cuya comisaria es Francesca Ghedini, hay un riquísimo programa de actividades, encuentros y lecturas

Os dejamos aquí un video sobre la exposición.

 

Imagen

Leda en Pompeya o Quevedo y el cisne

Quevedo, en el romance “Anilla, dame atención”, vilipendia a Júpiter del que dice que “habló por boca de ganso” y. como un tramoyista, se transforma en dios pajarraco:

“habló por boca de ganso
a Leda, y con la tramoya
de plumas blancas y pico,
 dios avechucho, engañola”

Javier San José

Los versos quevedianos sirven de magnífico pie de foto a la noticia publicada el día 21 de noviembre en El País sobre el descubrimiento en Pompeya de un fresco que reproduce la imagen de Leda y el cisne. En National Geographic puedes ver fotografías de calidad que revelan su extraordinario estado.