El emperador Claudio en Lyon

Javier San José nos envía el enlace a la página web de la exposición que se inauguró en Lyon el 1 de diciembre y que permanecerá abierta hasta el 4 de marzo de 2019: Claude, un empereur au destin singulier

La muestra pretende elredescubrimiento de su figura a través de 150 oeuvres: estatuas, bajorrelieves, monedas, objetos de la vida cotidiana, etc. Extractos de películas, reconstrucciones 3d y fotografías de Ferrante Ferranti complletan el recorrido.

Imagen

Leda en Pompeya o Quevedo y el cisne

Quevedo, en el romance “Anilla, dame atención”, vilipendia a Júpiter del que dice que “habló por boca de ganso” y. como un tramoyista, se transforma en dios pajarraco:

“habló por boca de ganso
a Leda, y con la tramoya
de plumas blancas y pico,
 dios avechucho, engañola”

Javier San José

Los versos quevedianos sirven de magnífico pie de foto a la noticia publicada el día 21 de noviembre en El País sobre el descubrimiento en Pompeya de un fresco que reproduce la imagen de Leda y el cisne. En National Geographic puedes ver fotografías de calidad que revelan su extraordinario estado.

Video de la lectura de Metamorfosis

Gracias a Vega Sánchez, que filmó y editó las imágenes, en este enlace podéis ver el video de la lectura de las Metamorfosis que tuvo lugar el viernes 23 de marzo en el Aula Minor de Anayita.

La Universidad de Salamanca se ha sumado así a la convocatoria internacional de Lectura simultánea del poema de Ovidio, Festival Europeen Latin-grec, en cuya página se colgará la grabación.

Los textos se leyeron en la traducción de nuestros compañeros, Josefa Cantó Llorca y José Carlos Fernández Corte, que también colaboraron en la lectura. En ella participaron 22 lectores, alumnos y profesores de Filología Clásica -entre ellos el poeta Juan Antonio González Iglesias-, profesores de Literatura Española -Emilio de Miguel, Javier San José y Emilia Velasco-, y de Francés -Elena Llamas-, un alumno del IES Vaguada de la Palma, la Directora de la Biblioteca Histórica de la USAL, Margarita Becedas y el Jefe del fondo Antiguo, Óscar Lilao. Además amablemente también prestó su voz el poeta Antonio Colinas, siempre disponible cuando se trata de favorecer la visibilidad de las letras clásicas.

Esta es la lista completa de lecturas y de los lectores:

  1. El comienzo (Met. 1, 1-4): Agustín Ramos (en sustitución de Carmen Codoñer, que desgraciadamente no pudo acudir por causas ajenas a su voluntad)
  2. El diluvio (Met. 1, 253-312): Eusebia Tarriño, Marta Serra, Luis Arturo Guichard
  3. Apolo y Dafne (Met. 1, 452-566): Rosario Cortés, Javier Sánchez, Marta Martín, Jorge Noreña
  4. Mercurio y Herse (Met. 2, 707-747): Ana Lorena Nieto Manini
  5. Eco y Narciso (Met. 3, 350-464): Margarita Becedas, Óscar Lilao
  6. Venus y Marte (Met. 4. 169-189): Antonio Colinas
  7. Sálmacis y Hermafrodito (Met. 4. 285-330): José Carlos Fernández Corte
  8. La peste de Egina (Met. 7, 523-581): Humberto Mederos Díaz, Carmen Pérez González
  9. Dédalo e Ícaro (Met. 8.183-259): Juan Antonio González Iglesias, Mercedes Villamán
  10. Biblis (Met. 9, 450-563): Emilia Velasco, Emilio de Miguel, Elena Llamas
  11. Galatea, Acis y Polifemo (Met. 13. 870-897):  Nicolás Santos Martín
  12. Fábula de Polifemo y Galatea de Luis de Góngora, vv. 465-504: Javier San José
  13. Ifis y Anaxárete, (Met. 14.698-760): Mª José Cantó Llorca
  14. El final (Met. 15.871-879): Agustín Ramos (en sustitución de Carmen Codoñer)

El acto fue organizado por el Máster de Creación literaria de la Universidad de Salamanca y nuestro blog Notae tironianae.

A todos los participantes y al público asistente, muchas gracias.

Susana González Marín

El ministro, la CEOE y la educación (?)

Nos hacemos eco de la publicación en El Norte de Castilla ayer, 31 de mayo, de una columna titulada “En defensa de la filología etrusca“, de Esperanza Ortega. Reproducimos el texto que nos ha enviado amablemente Javier San José:

En defensa de la Filología etrusca

¡Por fin se marchó Trump! Ya estábamos cansados de comentar su mala educación, que tanto nos hizo reír durante el pasado fin de semana. Pero qué les voy a contar que no sepan ya. Y sin embargo, mucho más cerca de nosotros –y por eso con un peligro más inminente- tuvimos dos personajes que podrían competir en zafiedad con el presidente del imperio americano. Me refiero a Íñigo Méndez de Vigo y Juan Rosell Lastortras y a sus declaraciones sobre el sistema educativo español. La pareja bien avenida que forman el ministro de Educación y el presidente de la CEOE se estuvieron carcajeando de los estudios de Humanidades delante de las cámaras: Ja,ja,ja, el estado no va a potenciar los estudios de Filología etrusca –presumían ufanos- ¡Claro que no! Ni de Filología etrusca, que no existe en España, ni de ninguna otra filología, ya sea española, alemana, griega, semítica… ¿Para qué tanto estudio?, ¿acaso los contratos basura se escriben en etrusco?. El inglés es la única lengua que hay que estudiar, no nos suceda lo que a Rajoy cuando se encontró con Trump, que no supo ni declararse su más fiel servidor con buen acento. La otra asignatura obligatoria sería la de Emprendimiento. Eso sí, de empresas situadas en Panamá, país donde nadie estudia Filología, sino otras habilidades por todos conocidas, con contenidos mucho más actuales. El que nuestro alfabeto derive del etrusco no les impresiona a estos dos adalides del analfabetismo, y como no han leído “La sonrisa etrusca”, de Sampedro –no van a leer la novela de un “indignado” estos dos encantados de la vida- tampoco les diría nada el nombre del sarcófago de los dos esposos. ¡Misterio de hermosura la de aquel amor, intacto en la piedra, más allá de la muerte! Y qué casualidad, “La belleza, el misterio y el dolor”, así se titulaba la exposición a cuya inauguración asistí precisamente el mismo día en que Méndez y Rosell protagonizaron su escenita. Se trataba de la obra de Luis Sáez, el universal pintor burgalés, de quien Oscar Esquivias dice en el catálogo que “su arte llega a nosotros como una melodía cantada en un idioma que no entendemos del todo, pero cuya música nos inflama el alma”. ¡Ah, el idioma del arte, que habla en silencio a quien lo escucha con deseo! El hijo de Sáez ha donado las obras que se exponen al Secretariado gitano, para que con ellas se den becas a estudiantes gitanas postgraduadas. Sí, han leído bien, jóvenes estudiantes gitanas que están haciendo el doctorado en la Universidad. Da igual cuál haya sido la carrera elegida, de ciencias o de letras, con tal de que sea provechosa para su formación y, por supuesto, para la sociedad. Tendrían que haber visto a estas cuatro jóvenes, tan guapas e inteligentes como Preciosa, la protagonista del romance de García Lorca, que en vez de llegar tocando “su luna de pergamino” venían con sus libros bajo el brazo. Emocionante, de verdad, uno de esos actos que te reconcilian con el ser humano y con la cultura. En esta época negra, en la que se nos ofrecen a cada minuto los peores ejemplos, qué necesitados estamos de estos rasgos de generosidad! ¿Vencerá la ignorancia enseñoreada a la discreción del conocimiento? ¿Qué les hubiera contestado Unamuno a la parejita del Ja, ja, ja? Pues lo mismo que contestó a Millán-Astray cuando oyó sus gritos de “¡Viva la muerte y abajo la inteligencia!” en la Universidad de Salamanca: “Venceréis pero no convenceréis”. A nadie, y por mucho tiempo.

Si alguien tiene dudas, la columnista en su comienzo se refiere a la presentación por parte del ministro Méndez de Vigo y de Juan Rosell de “La educación importa: Libro Blanco de los empresarios españoles” que podemos ver completa (si es que alguien  tiene paciencia y estómago) en el canal de la CEOE (pincha aquí); la referencia a la filología etrusca está en el minuto 3.