Tres fragmentos de Bucéfalo de Atenas

De la Antigüedad nos han llegado incontables escritos de aún más incontable valor. Nuestra sociedad se sustenta sobre los pilares culturales que establecieron grandes civilizaciones, como la de la antigua Grecia o la de Roma, y es a estos a quienes debemos, en gran parte, nuestra literatura, lengua y filosofía. También es cierto que, por muy ilustre que fuera una civilización, no quiere decir que todos sus miembros fueran ilustres en sus oficios, ni que acertaran a la hora de escogerlos: mejores eran algunos como arrieros que como escritores o filósofos. Y no me malinterpreten, no pongo en duda que Sócrates, Platón o Aristóteles sean la cuna de la filosofía occidental, o que las obras atribuidas a Homero hayan marcado nuestra narrativa. No, nada más lejos de mi intención. Lo que trato de explicar es que, al igual que en la actualidad, ha habido siempre autores importantes y autores pasables. Siendo los citados previamente de la primera categoría y el autor cuyos fragmentos reproducimos aquí más abajo, Bucéfalo de Atenas, un caso aparte, que dejaremos al lector juzgar por su propia cuenta.

Fragmento 1

De lo que Pericles y Tucídides hablaron un día a la salida de la ekklesía, o Tucídides ensimismado

Ambos, tanto Pericles como Tucídides, se encontraron al salir de la ekklesía (institución de gran relevancia en Atenas ya que allí se elegían la mayoría de los cargos), sus miradas se cruzaron y entonces Tucídides dijo:

-Más vale que sepas a dónde nos llevas, Pericles. ¡Espero que Atenea guíe tus pasos y nos conduzca a la victoria!¡Y que los atenienses sepan lo que hacen al escogerte por decimotercera vez como estratego!

-Pues yo también lo espero, Tucídides, -respondió Pericles-, mas los espartanos son grandes guerreros y por ello vendrán momentos duros para la ciudad. Llevamos solo un año luchando contra ellos y han demostrado, más que de sobra, la eficacia de sus tropas en el combate, aunque bien hago en decirte que también son eficaces las nuestras, ya que lo que las suyas tienen de guerreras las nuestras lo tienen de astutas.

Entonces Pericles calló y Tucídides comenzó a reflexionar. Hasta aquel momento su labor principal había sido escribir la historia de Atenas durante la guerra contra Esparta, donde Pericles estaba teniendo un papel decisivo. Con su gran elocuencia había conseguido reponer los ánimos de los atenienses, e incluso su confianza como para ser siempre reelegido como estratego. Tomó algunas decisiones que Tucídides consideraba arriesgadas, como conceder el voto en la ekklesía a todos los ciudadanos, algo que enfureció a las élites. Pero, por lo general, le admiraba por su capacidad de mando: recordó entonces cómo consiguió eliminar a uno de sus primeros oponentes políticos, Cimón, mediante el ostracismo, acusándolo de ser amigo de Esparta. Tampoco había que olvidarse de Aspasia de Mileto, su mujer. En Atenas corrían rumores sobre ella: el más divulgado era el de que dirigía un prostíbulo. Aunque a Tucídides esto no le parecía nada más que bulos inventados por los rivales políticos de Pericles, que buscaban manchar su reputación. Un rumor al que ya daba más crédito era el de que ella fue quien escribió el discurso en honor a los caídos por Atenas, por su fama de gran logógrafa. Aunque, como bien sabía, aquello no dejaban de ser rumores. Ya para entonces Pericles era un ciudadano modelo en Atenas, que huía de los banquetes y buscaba la moderación, de ahí que Tucídides pensara en él como el primer ciudadano ateniense.

Y así estuvo Tucídides de pensativo y ensimismado que no se dio cuenta, hasta más tarde, de que Pericles se había marchado al mercado.

Jaime Lavado Garayoa, alumno de Griego de 1º de Bachillerato, IES “Cardenal Pardo de Tavera”, Toro (Zamora)

Fragmento 2

Ἀσπασία

Como ya sabes, hace un año que llegué a Atenas y nunca pensé que fuera a disfrutar mi estancia aquí.

Al principio lo más complicado fue seguir aprendiendo y estudiando, en Atenas las mujeres no pueden estudiar, así que decidí convertirme en hetaira. Sé que no te va a gustar mi decisión, pero era la única manera que tenía para seguir siendo una mujer libre.

Dos meses después de llegar comencé a integrarme en la vida social y he conocido a mucha gente, sobre todo hombres importantes. Algunos me piden consejo e incluso he llegado a enseñar filosofía y retórica a alumnos de Sócrates. Pero hay uno que está por encima del resto, Pericles. Es un gran político.

Hace un mes abrí mi propia escuela, tengo muchas alumnas y son muy inteligentes. Imparto clases de filosofía y retórica, aunque a veces también de ciencia y medicina. Pese a que todas mis alumnas son muy jóvenes, las mayores tienen diecisiete años, es sorprendente su capacidad para aprender temas tan complejos como los que les enseño. Los tutores y alumnos varones deberían tener envidia de la inteligencia y las ganas de estas chicas.

Aunque la escuela consume mucho de mi tiempo, puedo seguir pasando parte del día con Pericles, desde el primer día en que nos conocimos comenzamos a vernos recurrentemente. Ha abandonado a su esposa por mí y ahora soy su compañera, no podría estar más feliz. Es un hombre muy bueno y compresivo, incluso con los esclavos. Muchas veces me pide consejo sobre algunas decisiones, y la verdad es que hacemos un gran equipo. Pero no todo es hablar de política y trabajo, también dedicamos tiempo para nosotros y ahí es cuando me doy cuenta de la suerte que he tenido al encontrarle a él y no a otro. ¡Estoy esperando un hijo suyo! Ayer se lo conté y se puso muy feliz, quiere que sea un varón, aunque yo no tengo preferencia en qué vaya a ser.

Hace unos días llegaron nuevos esclavos a nuestra casa. La más joven se llama Kore y, aunque pensaban que no estaba cerca, pude escuchar la conversación que mantuvo con uno de nuestros esclavos más veteranos, Filodulos. Me recordó a mi cuando llegué a Atenas, yo también era muy curiosa y quería saberlo todo. Puede que en un futuro la tome como mi esclava personal, si su trabajo en casa es bueno.

Espero que tu estés bien y que sigas con tu carrera militar como lo venías haciendo hasta hora. Estoy segura de que vas a llegar a ser un gran general. Ojalá puedas venir a visitarme pronto, nuestro padre también te echa de menos, ya sabes que desde la muerte de nuestra madre está un poco decaído.

Te echa de menos tu hermana, Aspasia de Mileto

Rocío Vergel Fradejas, alumna de Griego de 1º de Bachillerato, IES “Cardenal Pardo de Tavera”, Toro (Zamora)

Fragmento 3

Κόρη

  • Hola, ¿eres Kore, la nueva? Me llamo Filodulos y soy el encargado de enseñarte. Si tienes algún problema o hay algo que no entiendes, no dudes en comunicármelo.
  • Buenas, es un gusto conocerlo.

Filodulos le enseñó la casa, y le presentó también a otros esclavos. Terminaron el tour en la cocina, donde iba a trabajar Kore.

  • Como eres nueva, por el momento, debes hacer todo lo que te digan los demás, ¿entiendes?
  • Sí.
  • Tienes suerte de que actualmente no se encuentre aquí el amo
  • Él…está en la guerra, ¿no?
  • Exacto, no sé si lo sabes, pero nuestra señora Aspasia suele organizar grandes fiestas. Ay, por Zeus. Aún tiemblo al recordar la última gran fiesta. ¡Nueve días y nueve noches! Qué pesadilla.
  • Esto…no sé si debería preguntar esto. ¿Cómo es nuestra señora Aspasia?
  • Es una mujer increíble, no tienes idea de cuán inteligente es. Ya sea filosofía, política o ciencia, puede hablar de esos temas como los expertos, o incluso mejor. Y tiene grandes ideas, suele discutir con nuestro señor sobre la política como ningún otro. Hace poco, abrió una escuela y deberías ver la cantidad de personas que fueron a escucharla. Aunque es normal, teniendo en cuenta que incluso Platón y Sócrates la consideran su maestra. Es una pena que, debido a su clase social, no pueda casarse debidamente con el amo Pericles, pero qué se le va a hacer, fue nuestro propio amo el que vino con esa ley, por lo que no puede ir contra su propia palabra.
  • Aun así, debe amar mucho a la señora, escuché que estuvo hablando durante horas y horas para probar la inocencia de la señora en el juicio.
  • Shh! No puedes hablar de eso aquí. Aunque traten a los esclavos bien, hay temas de los que no podemos hablar, como ese juicio. Fue una experiencia horrible para ambos.
  • Lo siento.
  • Está bien que lo sepas, solo no lo vuelvas a mencionar y menos delante de los amos. Debes saber que ahora que eres una esclava, tu vida está en sus manos.

Kore se quedó pensando en lo que acaba de decir y preguntó:

  • Filodulos, ¿ha pensado alguna vez en conseguir la libertad?

Filodulos se mostró sorprendido por lo que dijo y se quedó callado durante un momento.

  • He sido un esclavo toda mi vida, durante treinta años he estado al servicio de mi amo y antes de mí estaba mi padre, antes de él, mi abuelo. Es una pérdida de tiempo pensar en lo que no va a pasar nunca. Ahora vuelve a tu trabajo.

Chuyi Zhou Pan, alumna de Griego de 1º de Bachillerato, IES “Cardenal Pardo de Tavera”, Toro (Zamora)

Agradecemos el envío a Isabel Gómez Santamaría

Un eslabón más para la cadena literaria

ACONTECIMIENTO
Cielo, tierra, amanecer,
ocho y cuarto de la mañana.
Calma y silencio
en las amarillentas hierbas de la sabana.
A lo lejos un ébano
de hojas siempre verdes
y extensas raíces.

De repente una alteración de esa agradable quietud.
Dos seres con ganas de vivir que rompen a correr.
Una gacela en una repentina huida
y tras ella una leona jadeante y hambrienta.
Por un momento sus posibilidades son idénticas.
La que huye tiene incluso cierta ventaja.
Y si no fuera por esa raíz,
que sale del suelo,
por ese tropezón
de una de las cuatro patas,
por ese cuarto de segundo
de alterado ritmo
que aprovecha la leona
con un largo salto…

A la pregunta de quién es el culpable,
nada, sólo silencio.
Un cielo inocente, circulus coelestis.
Una inocente terra nutrix, la tierra nutridora.
Un inocente tempus fugitivum, el tiempo.
Una inocente gacela, gazella dorcas.
Una inocente leona, leo massaicus.
Un inocente ébano, diospyros mespiliformis.
Y un observador que mira con unos prismáticos,
en casos como éste
homo sapiens innocens.

Wislawa Szymborska

Envío de Isabel Gómez Santamaría

NOS GUSTA EL FÚTBOL, Y EL LATÍN

Cuando el primer día de clase de Latín la profesora nos preguntó por nuestros gustos, nunca pensamos que, por contestar que nos gustaba el fútbol, nos iba a encargar un trabajo extra. Pero los de la última fila y alguno más -que es de los nuestros, aunque en esta clase se siente en la posición de medio o de delantero- formamos un buen equipo para todo, incluido este trabajo sobre lemas de equipos de fútbol en latín.

Ya sabíamos que en la liga inglesa muchos equipos tienen en el escudo un lema en latín y, además, como hacemos todos en estos casos, hemos buscado información en Internet. (Al final del trabajo citamos las páginas web).

Pero esto de buscar la información era solo el principio, pues cuando la tuvimos reunida, comenzamos a hacernos preguntas. (A esas preguntas y a las respuestas encontradas se le llama “analizar los datos”). Vamos a transcribir aquí una de nuestras discusiones sobre el asunto.

-Mirad, mirad, resulta que, por países, los ingleses ganan por goleada, es donde hay más equipos con lema en latín: el Manchester City (Superbia in proelia), el Arsenal (Victoria concordia crescit), el Tottenham (Audere est facere), el Nottingham (Vivit post funera virtus), el Everton (Nihil satis nisi optimum), y más.

– Claro, allí están los equipos más antiguos. Son los ingleses los que inventaron el fútbol.

– Sí, pero lo del latín…

– Pues como los lemas de las universidades, por el prestigio y eso.

– Pues tendrá que haber también escudos de equipos italianos, que para eso nació allí el latín.

– En el de la Juve solo pone el nombre, Juventus, que significa “juventud”.

– ¿Y los alemanes y los franceses?

– No tenemos ninguno. ¡Qué raro!

– Sí tienen los portugueses, el del Benfica de Lisboa: E pluribus unum.

– ¿Y de los equipos españoles? Seguro que entre los de primera alguno habrá.

– A lo mejor los más antiguos.

– O el Sevilla.

– Aquí veo algunos, pero de los “modestos”. Por ejemplo, el del Cartagena: Semper simul, ad astra. Y otro parecido del equipo ese de Salamanca que jugó con el Real Madrid este invierno: Ad astra per aspera.

– El equipo que dices se llama “Unionistas Salamanca”.

– Otro más, también de la provincia de Salamanca, de la UD Santa Marta: Labore victoriam.

– Será por eso de que está allí la Universidad…

– Bueno, qué dices. No creo que tenga nada que ver.

– Mirad, he encontrado uno de Argentina, del Argentinos Juniors: Mens sana in corpore sano.

– Pero, ¿todos están en latín de verdad? Quiero decir que, si lo habrán sacado de libros en latín, o se lo habrán inventado, como hacemos nosotros para decir alguna tontería.

– Podemos buscarlo.

– Ya está. Acabo de encontrar lo de Ad astra… en un blog de cosas de griego y de latín:

-Y Mens sana in corpore sano pone en la Wikipedia que es de una sátira de Juvenal. Así que, sí es, como tú dices, “latín de verdad”.

– ¿Y qué hacemos ahora?

– Podemos buscar el verbo, siempre hay que empezar por ahí.

-Parece que hay pocos verbos: Confidemus, en el del Kilmarnock, Vivit en el del Nottingham. Otro que pone Vincit omnia industria, del Bury FC.

– Aquí he encontrado unos infinitivos en el escudo del Tottenham: Audere, Facere.ESCUDO EVERTON

– Y también habrá imperativos, para animar, ¿no?

– Sí: Supera moras. Está en el escudo del Bolton.

– Pero no hay muchos verbos.

– Claro, habrá pocos verbos porque la sustancia está en los sustantivos, “sus-tan-ti-vos”, eso es lo esencial.

– Bueno, bueno, y que el lema tendrá que ser breve, que, si no, no cabe en el escudo.

– Vamos a ver si pone algo de “fuerza”, “coraje”, “solidaridad”, “victoria”, “esfuerzo” o algo parecido. Es lo que yo pondría.

– Sí, sí, he encontrado alguno, mirad: Arte et labore, en el escudo del Blackburn Rovers.

– Ah, ya lo entiendo, va a ser eso de las frases nominales, las que no tenían verbo.

– Vaya, para una vez que atiendes en clase…

– ¿Y adjetivos? Seguro que también hay. Tal vez ponga “somos los mejores” o “los más fuertes”.

– Sí, sí: We are the champions

– Calla, calla, tiene que haber comparativos y superlativos. Mira: Vis unita fortior aparece en el del Stocke City. Y Nihil satis nisi optimum, en el del Everton.

– Pues, ya de puestos, a ver si se nos ocurre algo para vendérselo a algún equipo que no tenga latín en el escudo.

– Que el trabajo es de Latín, no de Economía.

– Pues lo ponemos para completar el trabajo…

– Si es por rellenar…

– Por ejemplo, lo de la Guerra de las Galaxias: Sit vis vobiscum (¡Que la fuerza esté con vosotros!)

– O la frase de César, esa de los pretéritos perfectos: Veni, vidi, vici (Llegué, vi y vencí).

– Mejor la ponemos en primera del plural y con dos palabras sobra: Venimus, vicimus. (Vinimos, vencimos).

–  Pues, no sé, a mí me gusta Luchar y vencer.

– Será Pugnare et vincere.

– Yo propongo un lema para la Toresana: In proelia tauri.

– “¿Que luchan como toros?” Tradúcela, listillo, que no encuentro el verbo.

– “En las competiciones, unos toros”.

Psch, psch, no creo que te compren la idea. Aunque, sin traducirla, queda bien.

– Ahora habrá que redactarlo y hacer la conclusión.

– No hemos llegado a ninguna conclusión.

– Sí, que nos lo hemos pasado bien haciendo el trabajo.

– Se lo entregamos así, a ver si cuela. Esto es un diálogo ¿no? …

… Y coló.

Trabajo realizado por el equipo de alumnos de Latín de 1º de Bachillerato del IES “Cardenal Pardo de Tavera”, Toro (Zamora), formado por:

Defensas: Miguel Silvestre, Gabriel Tivadar, Lucía Justo

Medios: Adrián Merino, Adrián Pasalodos, Lucía Vinagre, Celia Noales

Delanteros: Fernando Frontaura, Cristhoffer Saura, Sara García

Porteros: Juan Ferreruela, Yeray Pérez

Suplentes: Celia Alonso, María Clavero, Beatriz Gallego, Jaime Lavado, Nalleli Tuqueres, Rocío Vergel, Chuyi Zhou Pan,

Utillera: Isabel Gómez Santamaría

tottenham_hotspur_crest

  1. Lemas latinos de equipos de fútbol
LEMA TRADUCCIÓN EQUIPO CIUDAD Y PAÍS
AD ASTRA PER ASPERA Hasta  lo más alto superando dificultades Unionistas Salamanca C.F.

 

Salamanca

(España)

 

 

ARTE ET LABORE

 

 

 

Con técnica y con esfuerzo

 

Blackburn Rovers

 

Blackburn

(Inglaterra)

 

 AVDERE EST FACERE

 

 

 

Atreverse es conseguirlo

 

Tottenham

 

Londres

(Inglaterra)

 

 CONFIDEMVS

 

Tendremos confianza

 

Kilmarnock

Kilmarnock

(Inglaterra)

 

 CONSECTATIO EXCELLENTIAE

 

 

En busca de la excelencia

 

Sunderland A.F.C.

 

Sunderland

 (Inglaterra)

 

CONSILIO ET ANIMIS

 

 

Con cabeza y corazón

 

Sheffield

 

Sheffield

(Inglaterra)

 

DOMVS CLAMANTIVM

 

 

El campo de los que gritan

 

Gillingham

 

Gillingham

(Inglaterra)

 

E PLVRIBVS VNVM

 

 

Todos a una

 

SLB, Sport Lisboa Benfica

 

 Lisboa

(Portugal)

 

LABORE VICTORIAM

 

 

Con esfuerzo  (se logra) la victoria

 

UD Santa Marta

 

Santa Marta de Tormes

(España)

 

 MENS SANA IN

CORPORE SANO

 

 

Una mente sana en un cuerpo sano

 

Argentinos Juniors

 

Buenos Aires

(Argentina)

 

NIHIL SATIS NISI OPTIMVM

 

 

Nada basta sino lo mejor

 

Everton

 

Everton

(Inglaterra)

 

SALVBRITAS ET INDVSTRIA

 

Calidad de vida e industria

 

Swindon Tawn FC

 

(Inglaterra)

 

SEMPER SIMVL, AD ASTRA

 

 

Siempre juntos, hasta lo más alto

 

Cartagena FS

 

Cartagena (España)

 

SPECTEMUR AGENDO

¡Que se nos vea en acción!  

Barnsley FC

 

 (Inglaterra)

 

SVPERA MORAS

¡Vence los obstáculos!  

Bolton

Bolton

(Inglaterra)

 

VICTORIA CONCORDIA CRESCIT

 

La victoria nace de la unión

 

 

Arsenal

 

Arsenal

(Inglaterra)

 

VINCIT OMNIA INDVSTRIA

 

La entrega lo puede todo

 

Bury FC

 

Bury

 (Inglaterra)

 

 VIS VNITA FORTIOR

 

 

La unión hace la fuerza

 

 

Stocke City

 

Stocke-on-Trent

(Inglaterra)

VIVIT POST FVNERA VIRTVS Dura su coraje hasta después de la muerte  

Nottingham

 

Nottingham

 (Inglaterra)

 

2. Páginas con información sobre lemas en latín de equipos de fútbol

http://cafefutbol.blogspot.com/2008/06/lemas-latinos-en-el-ftbol-ingls-i.html

http://lafutbolteca.com/guia-escudos-y-uniformes/

http://meristation.as.com/zonaforo/topic/1431493/

http://www.fiebreenlasgradas.com/?p=84

https://benitezbenitez.wordpress.com/2010/01/12/escudos-de-equipos-de-futbol-con-lemas-en-latin/

https://clasicasxxi.blogspot.com/2012/01/el-latin-de-cada-dia-4-la-heraldica.html

https://es.glosbe.com/es/la/F%C3%BAtbol

https://sites.google.com/a/iesgarciabarros.org/dives-gallaecia-2012_es/o-latin-no-futbol

https://tironiana.wordpress.com/2018/06/01/cartagena-fs-semper-simul-ad-astra/

https://tironiana.wordpress.com/2019/09/23/ad-astra-de-virgilio-a-brad-pitt-pasando-por-seneca/

https://www.taringa.net/+deportes/escudos-curiosos-de-futbol_12uur6

https://www.taringa.net/+deportes/escudos-de-equipos-de-futbol-con-lemas-en-latin_iit4c

 

El latín de los otros profesores

Algunos empezamos a estudiar latín este curso. Otros ya sabíamos algo, lo que corresponde a la asignatura de 4º de ESO. Todos ahora, a estas alturas de 1º de Bachillerato, sabemos que las profesoras de latín no hablan en latín y que los latinajos suenan también en otras clases. Precisamente queríamos hablaros de eso, de “los latines” fuera de la clase de Latín. Así que nos hemos hecho investigadores por horas y hemos recopilado datos y recuerdos de ese latín de los otros profesores.

Por parejas, y cuestionario en mano, abordamos a distintos profesores de 1º de Bachillerato: de Inglés, de Lengua, de Literatura Universal, de Economía, de Religión, de Filosofía, de Educación Física, de Historia. A priori pensábamos que solo las asignaturas “de letras” nos proporcionarían datos para nuestra investigación, pero ahora ya no tenemos ese prejuicio, y vosotros también os vais a deshacer de él, si seguís leyendo esto para informaros sobre los resultados.

En efecto, hemos comprobado que, en las clases de Literatura Universal, de Filosofía y de Religión, pero también de Economía, de Inglés o de Educación Física se utilizan muchas expresiones en latín. En Literatura Universal el latín pervive en los tópicos literarios, esas formulaciones universales sobre la nostalgia del paso del tiempo, sobre la felicidad y el bienestar que proporcionan ciertos lugares, pero entre las que también hay alguna máxima que deja al descubierto la ferocidad de la especie humana. Del paso del tiempo hablan el Vbi sunt (“¿Dónde están aquellos que nos precedieron?”), que nos recuerda a los que vivieron antes que nosotros, el Collige, virgo, rosas (“Recoge, muchacha, las flores”) y el Carpe diem (“Disfruta el momento”), que nos invitan a aprovechar el tiempo y vivir con plenitud cada instante. El Beatus ille (“Dichoso aquel que…”) evoca la vida idealizada de un campesino. A un locus amoenus (“lugar agradable”) iríamos para sentirnos bien allí y alejarnos del mundanal ruido. Pero el Homo homini lupus (“El hombre es un lobo para el hombre”) nos devuelve, desde el paraíso del locus amoenus, a la realidad de la lucha fiera y salvaje entre los miembros de la misma especie, y nos invita a aceptar lo mejor y lo peor de nuestra naturaleza humana.

En Filosofía nos hemos encontrado el latín al estudiar cuestiones de distintos momentos de la historia de esta disciplina. Ya por el siglo XIII Tomás de Aquino utilizaba las expresiones a priori y a posteriori para clasificar las pruebas racionales de la existencia de Dios. También se nombran en latín las falacias materiales -argumentos formalmente convincentes pero intencionadamente incorrectos-, por ejemplo: ad populum (apelación a los prejuicios de la mayoría, “del pueblo”), ad verecundiam (argumento de autoridad, o de “respeto”), ad nauseam (argumento por reiteración, o “hasta la saciedad”). En la Ilustración es de todos conocida la invitación al conocimiento formulada por I. Kant: Sapere aude (“Atrévete a saber”). Y en el siglo XVII, con Descartes, hemos aprendido qué es la res infinita (Dios), la res extensa (todo lo físico) y la res cogitans (pensamiento sin base biológica). Y, más cerca de nuestra época, qué decir de las conexiones entre la res extensa y la física mecanicista, o entre la res cogitans y la inteligencia artificial.

En Lengua Española no nos sorprendió escuchar aquello de pluralia tantum (“solo plurales”) para designar las palabras que solo tienen plural, como “tijeras” o “gafas”.

Hasta en Inglés hay huellas del latín, porque eso de a.m. y p. m., no es otra cosa que  ante meridiem (“antes del mediodía”) y post meridiem (“después del mediodía”).

Podéis decirnos que, claro, como somos del Bachillerato de Humanidades, buscamos solo latín en las asignaturas “de letras”.  Pues no. La profesora de Economía utiliza en sus explicaciones muchas expresiones latinas, así que nos ha proporcionado muchos datos para este trabajo (y en cierto modo ha sido la promotora de él, por algo que preguntó sobre una expresión en latín). Por ejemplo, dice la profesora ceteris paribus (“permaneciendo el resto constante”) cuando algunos factores no se modifican, o id est (“esto es”), o ex post (“después del hecho”), tecnicismos que demuestran que sí, que en las ciencias jóvenes de nuestra época, igual que ocurría en la Antigüedad, los saberes no están separados; y, además, las expresiones en latín añaden a una ciencia relativamente nueva “pedigrí”. Y reservamos para el final una expresión muy citada en las clases de Economía.

Incluso en las clases de Educación Física “suena el latín”: citius, altius, fortius, esto es lo que grita la profesora para animarnos, repitiendo el lema del Comité Olímpico Internacional, es decir, “más rápido, más alto, con más fuerza”. Y también sabemos que la expresión Anima sana in corpore sano (“Una mente sana en un cuerpo sano”), procede de una sátira de Juvenal y es un ideal de vida, para los antiguos y para nosotros, no solo el acrónimo de una marca japonesa de zapatillas y ropa deportiva (ASICS).

Ahora seguimos sumando expresiones, pero que, más que con los contenidos de las asignaturas, tienen que ver con la memoria sentimental de los profesores. En la clase de Historia la expresión latina más utilizada por nuestro profesor le hace recordar a su Alma mater, es decir, a la universidad donde estudió, la USAL. Es un proverbio: Quod natura non dat, Salmantica non prestat (“Lo que la naturaleza no da, no lo regala Salamanca”), que traducido en “versión libre” significa que para saber no basta con ir a estudiar a Salamanca. Con él insistía ya la sabiduría popular en la importancia de las cualidades naturales para el estudio, es decir, que hay que “tener madera”.

Las profesoras de Inglés y de Educación Física nos piden resignación, una vez repartido el examen: Alea iacta est (“la suerte está echada”). La de Educación Física repite las famosas palabras de Julio César Veni, vidi, vici (“Llegué, vi, vencí”), o nos dice en latín que nuestras excusas solo sirven para inculparnos: Excusatio non petita, accusatio manifesta (“Excusa no pedida, inculpación palmaria”). Y la de Inglés también traduce del latín al inglés, convirtiendo el famoso principio de Descartes Cogito, ergo sum (“pienso, luego existo”) en “I think, therefore I am”, porque no está muy segura de que lo vayamos a entender en el original latino.

El profesor de Religión disfruta utilizando en clase las expresiones latinas que él escuchó y aprendió durante sus años de formación. No es que estén relacionadas directamente con la materia que imparte, sino con la sabiduría vital que a todos concierne. Cuando dice In medio uirtus (“La virtud está en el término medio”), sabemos que “nos estamos pasando”. Si oímos Verba uolant, scripta manent (“Las palabras vuelan, lo escrito permanece”), significa que tenemos que tomar apuntes. Y cuando nos ve repasando como locos el minuto antes de empezar el examen, nos riñe cariñosamente con esta expresión: Non tempus studere, sed studisse (“No es momento de estudiar, sino de haber estudiado”).

Eran otros tiempos aquellos, casi legendarios, en que nuestros profesores eran estudiantes y también estudiaban latín, porque era obligatorio en la Edad Media y en el BUP, que es como antes se llamaba al Bachillerato. Por cierto, ninguno quedó traumatizado por ello. Todos guardan un agradable recuerdo de aquellos tiempos en que escucharon por primera vez el rosa, rosae (ni se te ocurra leer ro-sá-e, que te ganas un suspenso “preventivo”). Incluso una profesora siente que “se ha perdido algo”, porque en su época ya no era obligatorio. Cuentan que les gustaba aprender esa lengua porque era parecido a hacer puzzles, por el placer de la exactitud. A alguno le costaba estudiar el vocabulario, a otros les encantaba escuchar las historias de la Antigua Roma, aprender una gramática con reglas fijas, tener un diccionario donde podías guardar “las chuletas”. Todos sacaban muy buenas notas, según dicen ellos. Para alguno citar las expresiones latinas es un homenaje a sus antiguos profesores. Otra ha comprobado que se ha cumplido la profecía de su profesora de Latín: “El latín es una herramienta que vais a utilizar siempre”.

En fin, quod erat demostrandum, es decir, lo que queríamos demostrar: la huella omnipresente del latín.

A todos los profesores que han colaborado maximas gratias agimus.

Alumnos de Latín de 1º de Bachillerato del IES “Cardenal Pardo de Tavera”, de Toro (Zamora), coordinados por Isabel Gómez Santamaría

 

LATÍN CON TINTA DE TORO

Vivimos en una época paradójica que busca la innovación en la Antigüedad y hace que la cultura clásica circule por caminos insólitos. El lenguaje publicitario de nuestros días habla latín. Así que esta antigua lengua de cultura ha cobrado nueva vida gracias a la publicidad.

1Puesto que las palabras en latín abundan en los nombres comerciales de los vinos de la D. O. Toro, decidimos emprender su estudio. Pero no queríamos únicamente usar estos nombres como pretexto para estudiar gramática, aunque es cierto que aprenderla así ha resultado mucho más agradable. No, nosotros queríamos ir un poco más allá, investigar el contexto social y cultural que daba al latín otra oportunidad, conocer las razones por las que se elige un nombre para un vino, en definitiva, comprobar que no aprendíamos solo para la escuela, sino también para la vida. Por una vez, los conocimientos de latín que íbamos adquiriendo en el instituto nos permitían relacionarnos con nuestro entorno, con las gentes de Toro dedicadas al cultivo de la vid y a la producción del vino. Ahora saber era una aventura y un medio para comunicarnos. Es decir, que nuestro proyecto tiene una parte académica, pero también constituye un estímulo social, una invitación a conocer la vida, las vidas asociadas a la cultura del vino.

Nuestra primera labor fue recopilar información elaborando un listado de los nombres de los vinos. Teníamos dudas y posiblemente no hayamos incluido todos los que existen, pero partiendo de una muestra de unas veinte referencias seguras podíamos llegar ya a algunas conclusiones. De entrada, observamos que la mayoría de las denominaciones contenían un único término latino (Alabaster, Celsus, Pictor, Triens), en unos pocos casos aparecían combinadas dos palabras latinas formando un sintagma (Spiritus Sancti), o encontrábamos sintagmas mixtos, formados por una palabra latina y otra en otra lengua (Cañus Verus, Puertas Novas, Volvoreta Probus). En alguno de estos sintagmas mixtos el término no latino podía “imitar” el latín (Cañus), o nos planteaba dudas el término que habíamos tomado por una palabra latina (Novas).

Nos fijamos luego en la clase de palabra a la que pertenecía cada término. Predominaban los sustantivos (Campus, Liber, Liberalia, Numanthia, Pictor), aparecían adjetivos (Celsus, Novellum, Prima, Tertius, Vetus, Probus), eran poco comunes los verbos (Adoremus, Amant), había algún adverbio (Nondum). Los sustantivos y los adjetivos están formulados casi todos en nominativo y la mayoría en singular (Campus, Celsus, Liber, Pictor, Tertius). Pero había excepciones, Spiritus Sancti está en caso genitivo y Liberalia es un plural.

Por su significante, todos eran nombres sonoros, que tenían algo de rotundo y evocador a la vez, como todo buen nombre comercial que aspire a hacer diana en la intención de compra del consumidor, pero no podíamos conformarnos solo con este eco, aunque fuera este el primer objetivo de la publicidad. Nosotros somos lectores críticos, incluso de textos de etiquetas publicitarias, así que nos importaba también el significado. Empezamos a pensar que en algunos casos la elección del nombre latino no se limitaba a una mera búsqueda de sonoridad. Y aquí advertimos que los nombres parecían responder a varias tendencias: topónimos (Cañus Verus, Numanthia, Pintia, Taurus, Termanthia, Termes, Spiritus Sancti), cultura asociada al vino en la antigua Roma (Liber, Liberalia, Novellum, Triens), guiños alusivos a la propia producción de la bodega que elabora y comercializa el vino (Celsus, Nondum, Prima, Tertius, Vetus, Volvoreta Probus), si bien en esta última tendencia hemos considerado en un apartado especial los nombres que contienen formas verbales (Adoremus, Amant). Sin embargo, los nombres Alabaster y Pictor no admitían clasificación en ninguna de las tendencias observadas.

2Comenzamos precisamente por ellos. Alabaster, con una pronunciación idéntica en latín y en español, posee una sonoridad poderosa y, además, por el significado de la palabra, “alabastro”, evoca el brillo de una superficie lisa, de hermoso pulimento, con irisaciones favorecidas por la luz del sol. Como el alabastro, el vino nace de la tierra, necesita sol y la mano del hombre lo afina. Alabaster significa también “vaso de alabastro para perfumes”, así que, por metonimia, es un nombre apropiado para una botella que guarda la esencia del vino. Pictor -la palabra latina para decir “pintor” y sobrenombre de la familia romana de los Fabios, entre los que se encontraba Fabio Píctor, el famoso analista, es decir, historiador que organiza su obra por años-  parecía también un nombre elegido por su propia sonoridad, aunque en la etiqueta aparece una mancha de pintura o tinta roja, como la de la uva tinta de Toro.

Continuamos por el grupo de los topónimos, es decir, las denominaciones que corresponden a nombres de lugar. Numanthia, Pintia, Termanthia, Termes designan antiguas ciudades con nombre romano, localizadas todas ellas en la zona del Duero. En cierto modo, buscan el arraigo de la bodega en la zona, entroncar con una tradición milenaria y prestigiosa, la del cultivo de la vid en las tierras de Toro. Son todos ellos un homenaje a la tierra. Curiosamente estos nombres comerciales pertenecen a bodegas que se han instalado en la D.O. Toro tras elaborar también sus vinos en otras denominaciones de origen. Y algo similar puede decirse del nombre Taurus, el que designaría en latín a la propia ciudad de Toro, pues ha llamado así a uno de sus vinos una bodega que llegó no hace mucho tiempo a esta denominación. Por supuesto esta misma tendencia a homenajear a la tierra también la cultivan las bodegas originarias de Toro, utilizando topónimos que hacen referencia a lugares más próximos, como Cañus Verus. Y, por último, el nombre Spiritus Sancti, es decir, “Del Espíritu Santo”. Aquí sabíamos que podía tratarse de un topónimo de cercanía, de una alusión a un lugar bien conocido para todos los toresanos: el Monasterio de Sancti Spiritus. Pero nos tentaba la idea de que el nombre fuera también un guiño para evocar la excelencia del vino, para decirnos que era divino, que tenía espíritu, que estaba bendecido, y que era misterioso, como el propio Espíritu Santo. Por qué no, si todo eso es capaz de trasmitirlo el nombre elegido. En este grupo de topónimos hemos encuadrado también Campus, siendo campus la palabra latina para referirse a una llanura, a un campo cultivado y, por metonimia, a la cosecha. Es un término general para designar la tierra donde se cultiva el vino y, a la vez, el fruto de esa labor.

3 vinoPasamos ahora a los nombres relacionados con la propia cultura del vino en Roma: Liber, Liberalia, Novellum, Triens. Aquí hemos aprendido que los nombres recuerdan el trabajo duro de los viticultores, pero también la celebración, la fiesta asociada al vino y al dios Líber o Baco. Sabemos que Liberalia nombra las fiestas celebradas en la antigua Roma en honor de Liber, Líber, antiguo dios itálico de la fertilidad identificado con el dios griego Dioniso, introductor del cultivo de la vid y dios del vino. Se celebraban el 17 de marzo y se caracterizaban por los cantos rudos y el uso de máscaras. Era el momento en que tradicionalmente los niños comenzaban a vestir la toga viril, es decir, marcaban uno de los ritos de paso a la edad adulta.

Por su parte Novellum, la forma neutra del adjetivo novellus,-a,-um, es un diminutivo de novus, -a,-um, es decir, “nuevo”, “joven”. Novella, -ae aplicado a vitis, el nombre latino para vid, significa “viña nueva, recientemente plantada”. Hemos sabido gracias a M. Remesal, responsable de comunicación de la bodega, que la elección del nombre estuvo marcada, por una parte, por el deseo de crear una relación entre la marca del vino y la historia, tradición y cultura de los vinos de Toro; y por otra, por la similitud fonética con “novela”, ya que al iniciar el proyecto del vino Novellum la bodega patrocinaba un premio literario de novela breve.

Por último, sobre el nombre Triens, averiguamos que la palabra latina triens, trientis designa una moneda de bronce de la antigua Roma, utilizada durante la República, equivalente a un tercio de un as. Pero otro significado de esta misma palabra nos parecía mucho más apropiado para nombrar un vino: el que hace referencia a una medida de capacidad equivalente al tercio de un sextarius, siendo el sextarius (0,54 litros) una sexta parte del congius (3,25 litros).

Por lo que respecta a los nombres alusivos a la propia producción de la bodega (Nondum, Prima, Tertius, Vetus, Volvoreta Probus), vimos en ellos la referencia al tipo de vino elaborado o a los primeros pasos en la andadura de una bodega. Nondum, que en latín significa “aún no”, Prima, que en latín significa “primera”, podrían hacer alusión a un vino joven o a un nuevo proyecto comercial. Tertius, que en latín significa “tercero”, podría referirse a que era el tercero en la producción de la bodega. Celsus, que significa “elevado, sublime”; Vetus, que significa “viejo”; y Volvoreta  Probus, donde el término probus significa “virtuoso u honrado”, pero también “de buena calidad”, y referido a plantas “que brota bien”, evocaban el esfuerzo por la calidad del vino y eran nombres de buen augurio.

Dentro de la tendencia a ver en los nombres guiños alusivos a las propias bodegas, ofrecemos la que tal vez sea nuestra interpretación más arriesgada, la relativa a los nombres constituidos por formas verbales conjugadas (Adoremus, Amant). Nos parecía que podían contener una especie de mensaje, una declaración de amor. Adoremus y Amant sonaban prácticamente igual en su traducción al español: “adoremos”, “aman”. Son verbos transitivos, pero su complemento directo no estaba explícito, hemos sobreentendido que se refieren al propio vino, ese es, a nuestro entender, el objeto del amor y de la adoración. La información sobre Adoremus contenida en la página web de la bodega confirmó nuestra intuición.

Hasta aquí la parte académica del proyecto, pero vamos a seguir trabajando en sus aspectos sociales.

Nos despedimos con una curiosidad, la palabra latina sapere, como en español saber, significa “saber” en el doble sentido de “tener conocimiento” y “tener sabor”, así que: sapere aude!

4 vino

Trabajo realizado por David Alonso, Pablo Pérez, Sara Prieto, Sheila Rodríguez, Mónica Ruiz, Zaira Rubio y Sheila Villafáfila, alumnos de Latín de 1º de Bachillerato del IES Cardenal Pardo De Tavera, de Toro (Zamora), coordinados por I. Gómez Santamaría, profesora de Latín de dicho instituto  (Proyecto de Innovación Docente de la Universidad de Salamanca; ID2017/212)

* Agradecemos la colaboración de D.O. Toro, Bodega Rejadorada. Y, especialmente, el entusiasmo de la profesora Mª Jesús López Fernández.

 

Relación de nombres de vinos

NOMBRE DEL VINO SIGNIFICADO DEL NOMBRE TIPO DE VINO BODEGA
 

Adoremus

 

adoremos

 

Reserva

Vino de larga guarda

 

Vega Saúco

 

Alabaster

 

alabastro,

frasco para perfumes

 

 

Reserva

Vino de larga guarda

 

Teso La Monja

 

Amant

 

aman

 

Crianza

 

Orot

 

Gran Colegiata Campus

 

llanura,

campo cultivado,

cosecha

 

 

Crianza

Top de gama

 

Fariña

 

Cañus Verus

 

Cañus Verus (Topónimo)

verus= verdadero

 

Crianza

 

Covitoro

 

Celsus

 

elevado, sublime

 

Crianza

Edición limitada

 

Vetus

Liberalia

 

Liberalia, fiestas de Líber, dios del vino  

Crianza

 

Liberalia

 

Liber

 

Líber, dios del vino

 

Gran reserva

Vino de larga guarda

 

Liberalia

 

Nondum

 

todavía no

 

Joven

 

Industria Alimentaria Vicente

 

Novellum

 

diminutivo de novus, -a, -um,“nuevo”

 

Crianza

 

Rejadorada

 

Numanthia

 

topónimo

 

Reserva

 

Numanthia

 

Pictor

 

pintor, Píctor (analista)

 

Reserva

 

Viña Guareña

 

Pintia

 

topónimo

 

Crianza

 

Vega Sicilia

 

Puertas Novas

 

novas= “nuevas”

 

Crianza

 

Valpiculata

 

Prima

 

primera

 

Crianza

 

Viñedos Maurodos

 

Spiritus Sancti

 

topónimo

(Del Espíritu Santo)

 

Crianza

 

Domaine Magrez  Espagne

Termanthia topónimo Reserva Numanthia
 

Termes

 

topónimo

 

Crianza

 

Numanthia

 

Tertius

 

tercero

 

Joven

 

Monte La Reina

 

Triens

 

medida de capacidad equivalente a 0.18 litros

 

Crianza

 

Legado de Orniz

 

Vetus

 

vetus= “viejo”

 

 

Crianza

 

Vetus

 

Volvoreta Probus

 

*volvoreta= mariposa (en gallego)

probus= “honrado”, “de buena calidad”, “que brota bien”

 

Joven

 

Viña Zangarrón

 

 

ITINERARIVM LATINVM TAVRISANVM

Isabel Gómez Santamaría nos envía este paseo por la ciudad de Toro que han elaborado sus alumnos de 1º de Bachillerato del IES Cardenal Pardo de Tavera.

Atrévete a descubrir que el latín, esa lengua casi olvidada, está presente en Toro, más cerca de lo que crees y fuera de las aulas del instituto también. Te lo vamos a mostrar, si nos acompañas en un itinerario con paradas en cuatro puntos de la ciudad para ver monumentos, leer latín y pensar. Esta es la crónica de ese recorrido realizado por los alumnos de latín del IES Cardenal Pardo de Tavera, de Toro (Zamora), alternándonos en las explicaciones relativas a cada uno de los monumentos e inscripciones, tarea para la que nos habíamos documentado previamente.

Iniciamos nuestro recorrido extra muros, partiendo del toro celtibérico ante la Puerta de Santa Catalina (I), porque a él está ligada una de las tres hipótesis para explicar el nombre de nuestra ciudad. Continuamos, ya intra muros, hacia la Colegiata de Santa María la Mayor (II), donde encontramos una inscripción en latín en el altar mayor. Desde allí seguimos, dentro del recinto amurallado, hasta otro templo, la iglesia de San Sebastián de los Caballeros (III), con sus pinturas góticas y la inscripción latina que conserva el nombre de su pintora o mecenas. Y nuestro recorrido acaba en la Puerta de Corredera (IV), que tantas veces habrás atravesado sin preguntarte por qué está ahí y por qué tiene una inscripción en latín.

I. INCIPIT: TAVRVS EXTRA MVROS

DSC04317

103923070La escultura situada ante la Puerta de Santa Catalina, fuera del recinto amurallado, es decir, extra muros, pertenece al grupo de los denominados “verracos”, monumentos cuyo origen se remonta a finales de la Edad de Bronce o principios de la Edad de Hierro y cuyos creadores fueron los vetones, pueblo prerromano asentado entre los ríos Duero y Tajo. El término “verraco” procede de verres, “cerdo padre” en latín. Pero estos monumentos no solo representan cerdos, sino también toros, como el que vemos aquí.

Existen diferentes hipótesis para explicar la creación y finalidad de estas esculturas:

  • se colocaban como hitos para marcar límites entre territorios
  • constituían indicadores de los caminos por donde transitaban los ganados trashumantes
  • objetos de culto para pedir protección de los ganados y fertilidad de los campos porque se creía que atraían la lluvia
  • monumentos funerarios.

La escultura que observamos en Toro está ligada a una de las tres hipótesis sobre el nombre de la ciudad. Suponiendo que se trata de un toro, palabra que en latín es TAVRVS, la ciudad debería, pues, el nombre a la presencia de esta escultura prerromana. Una segunda hipótesis hace remontar la procedencia del nombre a época romana, basándose en que el cónsul que mandaba las tropas asentadas en la ciudad era TITVS ESTATILIVS TAVRVS, general partidario de Augusto que combatió entre los años 29 y 19 a. C. en Hispania, donde venció a cántabros, vacceos y astures durante las guerras cántabras. Y a partir de su nombre se originó el nombre de Toro. Una tercera hipótesis remite el origen del nombre al sintagma CAMPVS GOTHORVM, tierra de godos. Hacia el siglo X, Alfonso III mandó repoblar ciudades desertas ab antiquis, es decir, abandonadas por sus antiguos pobladores, y Toro era una de ellas, para reforzar una nueva línea del Duero, creando con ello enclaves fuertes  frente a Al-Andalus. El rey mandó repoblar Toro junto con Zamora, Simancas, Dueñas y todos los Campos Góticos, o campos de godos (Campus Gothorum)

II. SEQVITUR: TEMPLVM INTRA MVROS

La Colegiata de Santa María la Mayor, una de las obras más características del Románico en su fase de transición, comenzó a construirse en el siglo XII (circa 1170) y las obras se prolongaron hasta el siglo XIII. En la portada norte destaca una representación de Cristo como juez justiciero rodeado de veinticuatro ancianos. La puerta sur, a la que se accede desde el interior del templo, es una muestra del estilo románico de transición. El Pórtico de la Majestad, dentro de la Colegiata, narra la vida de la Virgen, de Cristo y el Juicio final, además de mostrar una serie de músicos con sus instrumentos. Y en el pequeño museo de la sacristía se conserva el famoso cuadro “La Virgen de la Mosca” (siglo XVI). Pero nos interesa especialmente el altar mayor, con el retablo en forma de templete ensamblado por el artista toresano Simón Gavilán Tomé, porque la mesa del altar, realizada hacia 1970, se adorna en su contorno con una inscripción latina que recoge una fórmula de consagración. Constituyen una parte de esa inscripción las siguientes palabras:

IMG_1509.jpeg

 

SVSCIPE .SANCTA. TRINITAS. HANC.OBLATIONEM

Significan: “Acepta, Santa Trinidad, esta ofrenda”.

III. DEINDE: ALIVD TEMPLVM INTRA MVROS

IMG_7410

No hay constancia de la fecha en que fue construida originalmente la iglesia de San Sebastián de los Caballeros, pero fue parroquia desde el siglo XII hasta finales del XIX. Su primera edificación era de ladrillo, de estilo románico mudéjar.

IMG_7409A principios del s. XVI fue reconstruida en su totalidad por Juan Martínez de Revilla a expensas del cardenal Fray Diego de Deza. Se trata de una construcción gótica que destaca por su solidez, sobriedad y predominio del macizo sobre el vano. En la actualidad es un museo sacro que alberga frescos de estilo gótico lineal, del s. XIV, que representan escenas de la vida de Jesucristo, San Juan Bautista y Santa Catalina de Alejandría. FullSizeRenderSobre los frescos, bajo un escudo de la pintura dedicada a San Cristóbal, puede leerse la inscripción TERESA DIEÇ ME FECIT, es decir, “Teresa Díaz me hizo”.  Sabemos que esta forma de firmar, haciendo que la propia obra de arte “hable” en primera persona y “diga” el nombre de su autor, era una fórmula muy extendida, pero lo que nos gustaría saber es si fue esta mujer la pintora o la mecenas que encargó las pinturas a otro artista. Todavía no hay una respuesta definitiva.

IV. FINIS CORONAT OPVS: REX ET PORTAArco de CorrederaArco de santa catalina

Llegamos al final del recorrido y atravesamos la Puerta de Corredera. Esta puerta, entrada natural al recinto histórico de Toro, está situada en el tercer recinto amurallado de la ciudad. Se construyó en el año 1602 en honor de Felipe III, con fines decorativos, imitando los arcos triunfales de la Roma Imperial, y para recordar la visita del rey a la ciudad.

En la parte exterior central de la puerta se puede leer la inscripción siguiente:correderatoro

PHILIPPO III HISPANIARVM
REGI LONGE POTENTISSIMO
ET INVICTISSIMO SENATVS
POPVLVSQVE TAVRISANVS
DEDICAVIT. IIII IDVS
FEBRVARII ANNO MDCII.
REGIO VRBIS PREFECTO
GARSIA SILVA FIGUEROA

Significa: “A Felipe III, rey de las Españas, poderosísimo y nunca vencido, dedicaron [este monumento] las Autoridades y el Pueblo de Toro, el diez de febrero de 1602, siendo regidor de la ciudad García Silva Figueroa”.

Si nos has acompañado hasta aquí, lector fiel, queremos comunicarte una reflexión final. Del Toro de época romana queda algo más que los sillares del Puente Mayor, porque la lengua es el monumento romano más perdurable: el latín es una lengua para la eternidad. Era la lengua que los fieles escuchaban en las iglesias de la Edad Media como una cantinela ininteligible cuya musiquilla, no obstante, los acercaba a Dios. Sirvió también el latín para no olvidar el nombre de una mujer, en una época en que casi todas eran invisibles. Y para recordar una visita real, porque por entonces, por el año 1602, era la única lengua de prestigio a la altura de un rey. Así que, en latín se escribían mensajes para los hombres del futuro, como los que hemos leído en la Colegiata, San Sebastián de los Caballeros y la Puerta de Corredera. Nos despedimos, porque, como ya sabes, FINIS CORONAT OPVS,  es decir, el fin corona la obra.

DAVID ALONSO, PABLO PÉREZ, SARA PRIETO, SHEILA RODRÍGUEZ, ZAIRA RUBIO, MÓNICA RUIZ ET SHEILA VILLAFÁFILA, ALUMNOS de LATÍN de 1º de BACHILLERATO ME FECERVNT

(Proyecto de Innovación Docente de la Universidad de Salamanca; ID2017/212)

La esfinge de un jovencísimo alumno

Publicamos hoy este cómic sobre el enigma de la Esfinge. Su autor es Iván Martín Hernández, alumno de Cultura Clásica de 2º de la ESO en el IES Venancio Blanco de Salamanca.

Agradecemos el envío a nuestra compañera Isabel Gómez Santamaría.

esfinge-1-2-coloresfinge-2-2-coloresfinge-3-2-color

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: