Boris Johnson estudió Clásicas

Como en otras ocasiones hemos apuntado, la relación de los clásicos con la política es estrecha. De nuevo encontramos un ejemplo gracias a Diego Corral, que nos envía este enlace a una noticia publicada en The Guardian el pasado 9 de septiembre: El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, aprovechó una referencia clásica en una rueda de prensa con Boris Johnson para tomarle un poco el pelo.

“Negociar los Acuerdos de libre comercio con la UE y EEUU. … será una tarea hercúlea para ti”, dijo Varadkar a Johnson, quien estudió Clásicas. ‘Queremos ser tu amiga y aliada, tu Atenea, en este trabajo”.

Recordemos la tragedia sobre Hércules de Eurípides: Atenea tuvo que dejarle fuera de combate con una piedra después de que se volviera loco y matara a su esposa y a sus hijos.

Aunque Johnson no dio muestras de captar la indirecta, es de pensar que lo hizo. Por cierto, si alguien tiene curiosidad y quiere conocer mejor a este personaje, participó en un debate frente a Mary Beard el 19 de noviembre de 2015: Greece (Boris Johnson) vs Rome (Mary Beard). Podéis verlo aquí.

Susana González


Cerberus lanza una OPA sobre Optimum

La frase “Cerberus lanza una OPA sobre Optimum” quizá podría tomarse como parte de la trama de una película de superhéroes, si por un momento nos despistamos y supusiéramos que una OPA es una poderosísima arma, similar al escudo de “vibranium” del Capitán América o al lazo de la verdad de Wonder Woman. Pero no, es el resumen de una noticia que en su versión desarrollada ha sido publicada por El Diario (13/6/2019): El fondo buitre Cerberus lanza una OPA sobre la socimi Optimum (enlace enviado por Diego Corral Varela). Tras leerla y confirmar que no estamos en una película ni en un cómic sino en la vida real y que tanto Cerberus como Optimum (a pesar de las indudables resonancias positivas de este nombre) son las denominaciones escogidas por entidades tan poco recomendables, resulta inquietante la afición de éstas al latín. Eso sí, en el caso de Cerberus a los promotores de la idea no se les puede reprochar hipocresía: ¿quién si no un fondo buitre podría escoger como nombre el del temible guardián de las puertas del infierno?

Pero, cuidado con Hércules.

3. Hercules y el cancerbero.jpg
P.P. Rubens, Hércules y el Cancerbero. Museo del Prado

Susana González

Destripando la Historia: Hércules

Pascu y Rodri son dos colegas con un hobby: colgar en Youtube, bajo el título ‘Destripando la Historia’, vídeos musicales humorísticos en los que resumen de forma paródica cuentos y relatos de toda índole, desde Cenicienta a Harry Potter pasando por Juego de Tronos. Todo con melodías muy pegadizas, y con dibujos a mano repletos de guiños y chanzas.

¿Y qué tiene todo eso que ver con las Clásicas? Pues que su último vídeo va dedicado a Hércules, el hijo de (guiño, guiño) Anfitrión y Alcmena; eso sí, se permite ciertas licencias (resumir la vida y milagros del Fortachón en poco menos de tres minutos y medio es lo que tiene). Lo podéis encontrar aquí, y os animo a pillar todos los guiños que esconde (que son muchos, y a cada cual mejor).

Por si os gusta lo que veis, tienen otro dedicado a los orígenes de San Valentín.

Alberto López Redondo

Hércules: de héroe a drag queen. Una breve historia de la deconstrucción de la masculinidad

“¡Bendición! ¡Hércules campeón! Parte favorita en las encuestas de opinión…”

…y otra vez, Disney da en el clavo. Desde la antigüedad, Hércules ha sido uno de los personajes más tratados tanto en la cultura clásica como en la moderna (solo en los años 50 y 60, en Italia se produjeron diecinueve películas sobre el héroe). Pero no siempre ha sido representado como el paradigma de la virilidad: en otras épocas era un bruto e incluso un travesti.

Claro, en la mitología sí era la personificación de la fuerza. Todos sabemos que de bebé estranguló a unas serpientes y que más tarde le fueron asignadas doce labores que suponían matar, capturar y robar (y en una ocasión limpiar unos establos). Pero esta virilidad violenta también siempre ha sido algo ambivalente, algo que tiene consecuencias trágicas: lo que Disney no incluyó en su película fue el episodio en que Hércules, enfurecido por Juno, mata a su esposa Mégara y a sus niños, como nos cuenta Eurípides en su tragedia Herakles.

 pollaivolo

Hércules y la Hidra, Antonio de Pollaivolo (ca 1475)

Con el tiempo, esta ambivalencia la encontramos por escrito cada vez más. En la Argonautica de Apolonio, el autor lo presenta como un bruto que usa su fuerza impulsivamente; nos cuenta, por ejemplo, cómo mató despiadadamente (νηλειῶς) a Teiodamas por oponerse a él por un buey. Su fuerza ya está pasada de moda; a los escritores ya no les interesan los héroes arcaicos con su fuerza estereotípica, sino que buscan a héroes nuevos y más complejos.

Pero la deconstrucción de la masculinidad de Hércules par excellence viene con el aumento de la popularidad de la historia de nuestro héroe y la reina Ónfala. Según el mito, Hércules tuvo que ser su esclavo durante un año como castigo por haber matado a Ífito. Por consiguiente, el héroe más viril de la historia tuvo que hacer tareas femeninas, como el hilado (Propercio 3.11.20).

Y no solo esto, sino también llevó ropa de mujeres.

En los Fasti, Ovidio nos cuenta cómo Fauno intentó liarse con Ónfala, pero como ella y Hércules habían intercambiado la ropa, y estaban en una cueva oscura… Toqueteó a la persona equivocada. Y en Propercio, Hércules intenta convencer a las mujeres del culto de la Bona Dea para dejarle entrar y darle un poco de agua diciendo que él también una vez fue una mujer que hilaba y llevaba sujetador (Propercio 4.9.47-50).

Hoy en día, Hércules sigue siendo en parte el paradigma de la masculinidad, y ha sido representado por los hombres más ‘masculinos’ que tenemos (véase Arnold Schwarzenegger, en la película Hercules in New York).schwar

 Sin embargo, en nuestra época, y de acuerdo con una noción más matizada de la masculinidad, no siempre nos lo tomamos tan en serio. Por ejemplo, su fuerza se representa en sátiras como esta, que muestra al presidente Theodore Roosevelt luchando con la Standard Oil Company:

roose

Asimismo, en la película de Disney (1997), al principio la fuerza de Hércules es el motivo por el cual los demás se ríen de él. Más tarde, aunque consiga mucha fama con sus talentos, sus hazañas heroicas no bastan para que vuelva al cielo a estar con sus padres. Como dice Zeus, “Pues a un héroe verdadero no se le mide por la magnitud de su fuerza, sino por la fuerza de su corazón.” ¡Ayyy, Disney.!disney

Maria Czepiel

Océano, Hércules y Cádiz

En la antigüedad clásica, Océano era para griegos y romanos una personificación del agua que rodeaba el mundo, representado como un río que corre alrededor del disco llano que es la tierra.

Túnez
Museo de Túnez

Después esta concepción fue cambiando a medida que aumentaba el conocimiento sobre el mundo. Posteriormente dio nombre al Atlántico. Como divinidad, Océano, hijo de Urano y Gea (que personifican al cielo y a la madre tierra, respectivamente), es considerado el padre de todos los ríos. Formó pareja con su hermana Tetis (que no hay que confundir con su nieta, la madre de Aquiles), que representa la potencia fecunda femenina del mar.

 

Hesíodo nos explica en su Teogonía que engendraron más de tres mil hijos, los ríos, entre los que figuran Nilo, Alfeo, Erídano, Meandro…  Y también engendraron hijas, llamadas “Oceánides”, que personifican los arroyos, las fuentes, etc., Éstige, Admete, Electra, Dóride…

En la leyenda Euristeo envió a Heracles (o Hércules) a la isla Eritia, con el fin de que robara los bueyes de Gerión. Pero la dificultad estribaba en que tenía que cruzar el Océano. Cuando Heracles cruzó el desierto de Libia, sintió un calor sofocante, por lo que amenazó con sus flechas a Helios, el dios del sol. Este le propuso un trato: Heracles no le dispararía y Helios le cedería su copa. Y así fue como Heracles se embarcó en la gran copa de sol. El dios Océano sacudía con fuerza al héroe sobre las olas y este le amenazó también con dispararle sus flechas, gracias a lo que finalmente pudo tener una travesía tranquila hasta la isla Eritia. Allí abatió a Ortro, el perro del pastor que guardaba los bueyes, que también cayó muerto a manos de Heracles. Menetes, el pastor de Hades y testigo de la escena, avisó a Gerión, pero este último también fue derrotado por las flechas de Heracles, quien embarcó a Tartessos en la copa del sol, junto con los bueyes (Pierre Grimal, Diccionario de mitología griega y romana)

En el artículo “Gerión y otros mitos griegos en Occidente”, de J.M. Blázquez Martínez, podemos leer que el entorno geográfico de esta leyenda pudo estar situado en Hispania, concretamente en Gades, la actual Cádiz. El poeta Estesícoro de Hímera sitúa la isla Eritia junto a la desembocadura del río Tartessos, probablemente el río Betis (actual Guadalquivir). Se cuenta además que Heracles erigió dos columnas, haciendo honor a su paso por Tartessos, y situó una a cada lado del estrecho que separa Libia de Europa: “Las columnas de Hércules”, que corresponden al Peñón de Gibraltar y a Ceuta.

Resulta lógico que Cádiz tenga en su escudo a Hércules y que en Ceuta podamos encontrar el monumento “Las columnas de Hércules”, de aproximadamente siete metros de altura, con el héroe separando los dos continentes.

Elena Villarroel Rodríguez

Carranque

Villa de Carranque

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: