Fotoclásica III: convocatoria del concurso de fotografía de tema clásico para estudiantes de Secundaria

El blog Notae tironianae, promovido por el Dpto. de Filología Clásica e Indoeuropeo de la Universidad de Salamanca. convoca, con la colaboración de la Sección local de la Sociedad Española de Estudios Clásicos, la tercera edición del concurso de fotografía de tema clásico Fotoclásica.

La idea es que los alumnos de Secundaria aprendan a contemplar y reconocer los elementos de la civilización clásica en el mundo que les rodea. Para eso es necesaria la colaboración de sus profesores como orientadores y supervisores de los envíos. La actividad además refuerza la perspectiva interdisciplinar al afectar a otras áreas distintas a la Filología clásica: Historia, Literatura, Historia del Arte y Educación Plástica.

Bases del concurso:

  1. Podrán participar todos los alumnos matriculados en centros de enseñanza Secundaria de las provincias de Ávila, Zamora y Salamanca.
  2. El tema de la fotografía debe tener relación con el mundo clásico. La fotografía irá acompañada de un título y un pie de foto explicativo donde figure la localización de la imagen y la explicación necesaria para su comprensión (este texto tendrá una extensión máxima de 120 palabras). Quedan excluidos como tema rótulos publicitarios y carteles modernos.
  3. Las fotografías y los textos deberán ser originales e inéditos.
  4. Los participantes deben enviar sus obras a través de su profesor a la siguiente dirección de correo electrónico: sana@usal.es.
  5. En el cuerpo del mensaje debe figurar
    1. nombre del alumno, DNI o pasaporte, dirección de correo electrónico;
    2. nombre, dirección y teléfono del centro;
    3. nombre y correo electrónico del profesor y
    4. título de la obra enviada.

Se incluirá en archivo adjunto la imagen (en archivo jpg. o png.) y el texto (en formato Word y en pdf). Cada participante podrá presentar un máximo de tres obras.

  1. El período de entrega permanecerá abierto desde ahora hasta el 14 de febrero de 2020.
  2. La organización designará a un jurado competente, así como sus normas de funcionamiento. El jurado no conocerá, en ningún caso, los nombres de los autores o autoras, tan solo el título de la creación.
  3. El fallo del jurado, que se dará a conocer el 28 de febrero, será inapelable. Se notificará por correo electrónico al ganador y al profesor correspondiente, también se publicará en el blog Notae tironianae. Además de tener en cuenta la calidad artística de la fotografía, el jurado valorará especialmente la originalidad del motivo elegido y la redacción del texto.
  4. Todos los trabajos premiados serán publicados en el blog Notae tironianae. La cuantía de los premios será la siguiente:

1er. premio: libros por valor aproximado de 50 euros

2º premio: libros por valor aproximado de 25 euros.

3º premio: libros por valor aproximado de 25 euros.

El hecho de participar en este certamen implica la plena aceptación de las presentes bases. Todas las incidencias no previstas serán resueltas por la organización en beneficio del concurso. El jurado podrá interpretar libremente los aspectos de las bases que no se hayan previsto o tenido en cuenta en el momento de publicación de las mismas.

Para cualquier duda podéis escribirme a esta dirección: sana@usal.es.

Susana González Marín

Amo a Francia

El título de esta entrada está tomado del “asunto” del mensaje que Emilio de Miguel nos envía con el enlace a esta noticia de El País: “Francia potencia el latín y el griego en la escuela“. En efecto, Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación Nacional, ya es conocido de nuestro blog también gracias a Emilio, que nos remitió a una entrevista que el mismo periódico publicó hace unos meses.

Atentos a las cifras, merecen que nos paremos un momento: en Francia un 12,25% de alumnos estudia latín, y un 0,85% griego.

Epicuro y Lucrecio en las redes

Se acerca el Día de la Filosofía (15 de noviembre) y todos los grupos parlamentarios están de acuerdo (pero no olvidemos quién cometió el desaguisado) en reponer la asignatura de Historia de la Filosofía en 2º de Bachillerato y de Ética en 4º de secundaria con carácter obligatorio.

Celebramos la vuelta a la cordura y que con este motivo sea posible que Lucrecio y Epicuro aparezcan hoy en una sección tan “moderna” como Verne (El País), cuyo propósito es “crear historias tan asombrosas que merezcan ser compartidas en tus redes”. Lee aquí el artículo de Jaime Rubio Hancock.

Susana González Marín

Emilio de Miguel lee en Rtve: Amo el latín

Si uno pone en Google “concentración en favor de los clásicos 8 septiembre” los dos primeros resultados nos remiten a la intervención de Jesús de la Villa en ese acto, cuyo texto podéis leer aquí (ha sido publicado en la página de la SEEC y se hace eco la página de Céfiro, Asociación Asturiana de Profesores de Latín y Griego). En honor a la verdad la mayor parte de los resultados que vienen a continuación nos remiten a distintas concentraciones de aficionados al automóvil antiguo repartidas por toda la geografía española.

Aunque la repercusión no ha sido mucha sí debemos hacer constar que la noticia se pudo leer en varios periódicos de ámbito nacional (El País, Público, El Mundo -cuyo titular fue especialmente deprimente-, etc. ) y hubo imágenes en varios noticiarios. Es más, el tema llegó hasta el programa La resistencia, donde David Broncano lo aprovechó en clave de humor (puedes verlo aquí; agradecemos a Bartomeu Obrador Cursach su envío).

En este apartado cabe destacar que la noticia de la concentración tuvo una presencia especial en RTVE, tanto en las Noticias de las 15:00 del 8 de septiembre como en las de las 21 del domingo 9. Pero además en ambos telediarios pudimos ver a Emilio de Miguel, catedrático de Literatura Española en la Universidad de Salamanca, fiel seguidor de nuestro blog, leyendo en su despacho un texto que redactó para un acto en defensa de las Clásicas (“Yo conozco mi herencia, ¿y tú?”) convocado el día 12/12/12 a las 12:00 en toda España. En Salamanca se celebró en el edificio de Anayita de la Facultad de Filología y  constituyó un éxito de participación (Textos e imágenes en formato pdf son accesibles en el repositorio Gredos de la USAL; es más rápido buscar en Google Yo conozco mi herencia, ¿y tú? Gredos). En la televisión sale este fragmento, que nos deja con ganas de más:

El profesor Emilio de Miguel amablemente nos ha dado permiso para reproducir el texto entero y además ha tenido la deferencia de actualizarlo. Lo reproducimos a continuación:

Amo el latín

Amo el latín porque es una lengua en la que los buenos profesores no tienen por qué ser nativos. De hecho, mi querido Gregorio Hinojo era de Fuentes Calientes.

Amo el latín porque todos mis mejores pecados tienen nombre en latín. Y eso significa que los latinohablantes también los practicaban. Y quien practica mis mismos pecados, si tiene que condenarme, me condenará con mucha benevolencia.

Amo el latín porque cuando en esa lengua leí la palabra virgen la estaba utilizando Ausonio y era para invitar a las doncellas a disfrutar las rosas de la vida.

Amo el latín porque en español la mediocridad es funesta pero la nombrada por Horacio era dorada y su aurea mediocritas es mi aspiración en esta vida.

Amo el latín porque mis curas medievales, que eran individuos muy jaleosos, es decir, el campechano Berceo, el zumbón Juan Ruiz y el falso misógino arcipreste de Talavera, no hubieran podido escribir magníficos libros en castellano sin venir ellos mismos de leer magníficos libros en latín.

Amo el latín porque me es fiel. En efecto, en mi generación el latín y la fe iban unidos, pero cuando me divorcié de la fe, el latín se quedó conmigo.

Amo el latín porque es una lengua larga en recursos y de dulce aspereza. Y eso es justo lo que siempre he esperado de las lenguas que he amado en esta vida.

Amo el latín porque, nacido en Reinosa, parece que puedo presumir de un nombre con no sé qué abolengo regio cuando no es más que el nombre latino de una aldea llena de ranas: Ranosa.

Amo el latín porque era la lengua de Poncio Pilatos, el cual, además de cumplir muy bien con sus obligaciones como Presidente de la Comunidad Autónoma de Judea, era un tipo limpio que se lavaba mucho y muy bien las manos.

Amo el latín porque cuando hago turismo, el criterio para visitar o no un país es saber si antes estuvieron allí los romanos. Si no estuvieron, por algo sería, me digo, y prescindo de ese destino. (Exceptuados Nueva York y Brasil, claro).

Amo el latín porque los romanos tenían muchos dioses y en época de crisis o en caso de padecer gobiernos imbéciles que arrinconen a las Humanidades, la abundancia de dioses multiplica las posibilidades de blasfemia. 

Susana González Marín

Reportaje de la concentración del día 8 en Madrid en defensa de las Clásicas

Adhesión del Dpto. de Filología Clásica e Indoeuropeo de la Universidad de Salamanca a las reivindicaciones por las que se ha convocado la concentración de profesores y padres de alumnos en defensa del Griego y el Latín (Madrid, 8 de septiembre de 2018)

El Dpto. de Filología Clásica e Indoeuropeo de la Universidad de Salamanca desea
expresar su apoyo y adhesión a la Sociedad Española de Estudios Clásicos, la
plataforma “Escuela con Clásicos”, la Sociedad de Estudios Latinos, la Asociación
Cultura Clásica, la Asociación Cultural Hispano-Helénica, la Sociedad Española de
Bizantinística, la Asociación Murciana de Profesores de Latín y Griego y otros
colectivos, con respecto a la petición que realizarán al Gobierno de España el día 8
de septiembre para que se garantice la impartición de las asignaturas troncales de
Griego y Latín dentro del itinerario de Humanidades y Ciencias Sociales de
Educación Secundaria, considerándolas estratégicas en el currículo, y que con ello
se facilite la formación de grupos con aquellos estudiantes que estén interesados en
cursarlas, con independencia del número de alumnos matriculados y en igualdad de
condiciones al resto de materias troncales.
Asimismo, aprovecha la ocasión para felicitar a dichos colectivos por esta
iniciativa, que sin duda redundará en beneficio no sólo de los estudios y los
estudiantes de Griego y Latín, sino de toda la Academia y la Cultura de nuestro país.

En Salamanca, a 5 de septiembre de 2018.

Adjuntamos un reportaje fotográfico del viaje organizado desde aquí a Madrid. Agradecemos su envío a Mª Paz de Hoz, presidenta de la Sección local de Salamanca de la SEEC.

IMG_8064IMG_8108IMG_8106IMG_8105IMG_8104IMG_8102IMG_8085IMG_8084IMG_8083IMG_8081IMG_8080IMG_8077IMG_8076IMG_8075IMG_8073IMG_8066

 

Acude a la concentración en defensa del latín y griego en Madrid el 8 de septiembre

 La Plataforma Educativa “Escuela con Clásicos”, junto con la Sociedad
Española de Estudios Clásicos (S.E.E.C.), la Sociedad de Estudios Latinos
(SeLat), la Asociación Cultura Clásica, la Asociación Murciana de Profesores de
Latín y Griego (Amuprolag), el Collegium Latinitatis, la Sociedad Cultural Hispano
Helénica, la Sociedad Española de Bizantinística y otros colectivos, anuncia a los
medios de comunicación la convocatoria de una CONCENTRACIÓN ante las
puertas del Ministerio de Educación en Madrid (C/ Alcalá, 34), el próximo
sábado 8 de septiembre a las 12:00 de la mañana, para pedir al Gobierno que
se garantice la impartición de las asignaturas troncales de Griego y Latín dentro
del itinerario de Humanidades y Ciencias Sociales, considerándolas estratégicas
en el currículo y con ello se facilite la formación de grupos con aquellos
estudiantes que estén interesados en cursarlas, con independencia del número
de alumnos matriculados y en igualdad de condiciones al resto de materias
troncales.

La petición se produce en un momento en el que la pervivencia de las Clásicas en nuestros centros de Enseñanzas Medias está seriamente amenazada por la supresión de los grupos de Griego en muchos institutos españoles. Hay incluso autonomías en España en las que desde hace más de 10 años no se convocan oposiciones de Griego. La desaparición del Griego —que tememos inminente si no se pone remedio— significará, inevitablemente, en un plazo breve, también la del Latín, cuya lengua y cultura están estrechamente unidas a las griegas y contribuyeron a su vez a otorgar al mundo griego el papel central que le correspondió en la Europa humanista, moderna y contemporánea. Griego y Latín son dos lenguas, pero una misma cultura, como bien sabían los escritores y científicos griegos del Imperio Romano, que llevaron al mundo heleno a vivir su segunda edad de oro. Ambas lenguas y pueblos se retroalimentaron durante siglos y sentaron las bases de la cultura occidental. Fue aquel un modelo pluricultural, de integración y no de exclusión, lo que garantizó su pervivencia durante siglos.

Hoy toca defender el Griego como hace un par de años tocó defender la Filosofía. Es el modelo humanista de nuestra educación el que está en juego en un momento en el que otras naciones de nuestro entorno, como Francia o Italia, apuestan claramente por el reforzamiento del papel de los clásicos. No perdamos aquí una batalla que se está ganando en otras partes.

Conviene decirlo en voz alta: el estudio de Griego ayuda al alumnado a mejorar la expresión oral y escrita no sólo de la lengua propia, sino de cualquier otra que estudie, dado el común origen indoeuropeo de casi todos los idiomas modernos del continente, amén de sus estructuras sintácticas similares; gran parte del léxico culto de esas lenguas y la práctica totalidad del vocabulario científico y técnico de todo el orbe son helenismos. Es decir, el griego es una lengua universal con todas las letras y más viva que nunca.

El acceso a los textos griegos en su lengua original permite conocer directamente no solo la producción literaria griega, base de la latina y la occidental, sino también la vasta producción filosófica, científica y artística de los autores griegos y descubrir su amplia vigencia en el mundo actual. De esta forma, las nuevas asignaturas de Valores Éticos o Educación para la Ciudadanía, por ejemplo, se ven completadas y reforzadas, de forma natural, por los temas transversales tratados a lo largo de los dos cursos de Griego que, por desgracia, se están dejando de impartir en el Bachillerato. Gracias a esto, el alumnado afianza su conciencia individual y, mediante el autoanálisis, adquiere los valores humanísticos propios de una sociedad civilizada. Con la materia de Griego, juntamente con la de Latín, será consciente de su pertenencia a la comunidad política, socioeconómica y cultural europea, cuyos ideales de libertad, democracia, igualdad, mesura y respeto del ser humano tienen su origen en el mundo griego antiguo. La adquisición de virtudes como la solidaridad, la tolerancia, el respeto al resto de la comunidad, el desarrollo de la sensibilidad artística y literaria junto con los valores del ejercicio físico competitivos, a la manera de los certámenes atléticos panhelénicos, conformarán un ser humano armónico y completo, pleno de valores humanísticos (incluso los aspectos más controvertidos en la herencia de los clásicos merecen ser estudiados, porque aquellos, para bien o para mal, han sido fuente determinante de inspiración hasta nuestros días). Por añadidura, a nadie se le escapa que las materias de Historia del Arte o Literatura, además de la Filosofía o la Historia, se ven claramente reforzadas por el estudio de Griego.

En definitiva, es inadmisible que nuestro sistema educativo se vea privado del estudio de Griego en Bachillerato, dejándose paradójicamente aventajar por el de otros países del entorno, más o menos lejano, en los que la herencia greco-latina resulta menor en todos los aspectos.

Nos consta que los titulares tanto del Ministerio de Educación como del de Cultura reconocen el valor de las lenguas clásicas, pero es necesario y urgente que regulen su presencia en el currículo del Bachillerato de manera que se garantice la enseñanza de Griego con independencia del número de alumnos matriculados, impidiendo que pueda ser suprimida por los criterios más o menos espurios, en modo alguno educativos, esgrimidos por las direcciones de los centros, con la aquiescencia de la inspección educativa, criterios que habitualmente transgreden las normas estatales e incluso las propias normas de las Consejerías, como se ha visibilizado recientemente en el IES Abdera de Adra.

Aunque las competencias en Educación estén transferidas a las CCAA, es responsabilidad del Gobierno supervisar e intervenir, en su caso, las administraciones autonómicas que incumplen sistemáticamente su propia regulación además de las reglas de juego que son para todos, como el R.D. 1834/2008 sobre atribución docente de las diferentes especialidades, que no permite al profesorado de Griego o Latín impartir Lengua Española a costa de que el alumnado, por minoritario que sea, deje de cursar Griego.

UN INSTITUTO DE SECUNDARIA DE LA PROVINCIA DE JAÉN GANA EL CONCURSO “AGÓN ARMONÍAS 2018”

Después de enterarnos de que un grupo de alumnos y su profesor Alejandro Valverde García, antiguo alumno de la Universidad de Salamanca, habían ganado el 1er. premio del concurso “Agón Armonías”, nos pusimos en contacto con él y le solicitamos que nos proporcionara más información sobre el particular. Amablemente nos envía esta entrada. Se lo agradecemos y desde aquí le felicitamos a él y a sus alumnos.

FINALE urkunde first place agonarmonias 2018

Un grupo de alumnos del Bachillerato de Humanidades del Instituto “Santísima Trinidad” de Baeza, con su profesor de Latín y Griego, Alejandro Valverde García, ha obtenido el Primer Premio del Concurso  convocado por la Asociación “Hellinikon Idyllion” de Selianitika, Grecia. La convocatoria de este año proponía a los centros escolares la creación de una canción original cuyo estribillo reprodujese una frase de algún filósofo griego antiguo. Así, “Eudaimonía”, la canción ganadora, arranca de un fragmento del Protréptico de Aristóteles que los alumnos cantan en griego clásico y que dice: “Conviene considerar que la felicidad no está en la posesión de muchas cosas sino, más bien, en el estado en que el alma se encuentra”. Partiendo de esta frase, el resto de la canción (con letra y música del propio profesor) propone una reflexión sobre la importancia de la educación de los jóvenes para lograr cambiar la injusticia y la corrupción en nuestro entorno. El Jurado de este concurso internacional, compuesto por Joulia Diamantopoulou, Holger Essler, Florian Fleicht, Barbara Fink, Dora Katsonopoulou, Stefano Pagliaroli, Werner Schulze y Andreas Drekis, ha valorado especialmente el contenido de la composición, la belleza del tema musical y la alegría que transmiten estos alumnos, haciendo patente la inmortalidad y la vigencia de la antigua filosofía griega y de los estudios clásicos.

Puedes ver y oír la canción “Eudaimonía” aquí.

IMG_20180503_105549_131LAS MUSAS 011

 

Mayéutica en Fred Vargas

Hace algunas semanas Francisco Cortés publicó en este blog una entrada sobre el nombre científico, Loxosceles reclusa, de la araña asesina de la novela de Fred Vargas, Cuando sale la reclusa (Siruela, 2018).

Esta semana volvemos a este libro, que abunda en alusiones al mundo clásico. Esta vez os ofrecemos un pasaje en el que los detectives Adamsberg y Veyrenc mantienen este diálogo que contiene una peculiar definición de “mayéutica”,

– … Dime, ¿cómo se llama esa manera de hablar que consiste en tocar las narices al otro preguntándole sin parar para hacer que largue lo que no sabe pero que sí sabe?

– Mayéutica.

– ¿Y quién inventó esa cosa?

– Sócrates

El significado original de “mayéutica” se refiere a la técnica de asisitir en los partos, luego sirvió para designar el método atribuido a Sócrates de guiar mediante preguntas al discípulo de manera que él mismo alcance el conocimiento. Con esta excusa traemos a colación el texto de Platón (Teeteto 150b-151b), donde Sócrates explica el método (no olvidemos que su madre era partera):

Mi arte de partear tiene las mismas características que el de ellas (las parteras), pero se diferencia en el hecho de que asiste a los hombres y no a las mujeres, y examina las almas de los que dan a luz, pero no sus cuerpos. Ahora bien, lo más grande que hay en mi arte es la capacidad que tiene de poner a prueba por todos los medios si lo que engendra el pensamiento del joven es algo imaginario y falso o fecundo y verdadero. Eso es así porque tengo, igualmente, en común con las parteras esta característica: que soy estéril en sabiduría. Muchos, en efecto, me reprochan que siempre pregunto a otros y yo mismo nunca doy ninguna respuesta acerca de nada por  falta de sabiduría, y es, efectivamente, un justo reproche. La causa de ello es que el dios me obliga a asistir a otros pero a mí me impide engendrar. Así es que no soy sabio en modo alguno, ni he logrado ningún descubrimiento que haya sido engendrado por mi propia alma. Sin embargo, los que tienen trato conmigo, aunque parecen algunos muy ignorantes al principio, en cuanto avanza nuestra relación, todos hacen admirables progresos, si el dios se lo concede, como ellos mismos y cualquier otra persona puede ver. Y es evidente que no aprenden nunca nada de mí, pues son ellos mismos y por sí mismos los que descubren y engendran muchos bellos pensamientos. No obstante, los responsables del parto somos el dios y yo. Y es evidente por lo siguiente: muchos que lo desconocían y se creían responsables a sí mismos me despreciaron a mí, y bien por creer ellos que debían proceder así o persuadidos por otros, se marcharon antes de lo debido y, al marcharse, echaron a perder a causa de las malas compañías lo que aún podían haber engendrado, y lo que habían dado a luz, asistidos por mí, lo perdieron, al alimentarlo mal y al hacer más caso de lo falso y de lo imaginario que de la verdad. En definitiva, unos y otros acabaron por darse cuenta de que eran ignorantes. Uno de ellos fue Aristides, el hijo de Lisímaco, y hay otros muchos. Cuando vuelven rogando estar de nuevo conmigo y haciendo cosas extraordinarias para conseguirlo, la señal demónica que se me presenta me impide tener trato con algunos, pero me lo permite con otros, y éstos de nuevo vuelven a hacer progresos. Ahora bien, los que tienen relación conmigo experimentan lo mismo que les pasa a las que dan a luz, pues sufren los dolores del parto y se llenan de perplejidades de día y de noche, con lo cual lo pasan mucho peor que ellas. Pero mi arte puede suscitar este dolor o hacer que llegue a su fin. Traducción de A. Vallejo Campos,  2000. Platón, Diálogos V, Madrid: Gredos.

Susana González Marín

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: