Pasatiempos para la paciencia

Para cultivar la paciencia en la desescalada os proponemos una serie de dichos clásicos relacionados con esta cualidad; ¿sabéis quién es el autor de cada uno? Escógelo de la lista de abajo. Tienes las soluciones al pie de la página.

  1. Optimum est pati, quod emendare non possis, “Lo mejor es soportar lo que no puedes remediar”
  2. Hoc sustinete, maius ne veniat malum, “Soportad esta desgracia, no venga otra peor”
  3. Quousque tandem abutere, Catilina, patientia nostra? , “Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?”
  4. Calamitas virtutis occasio est, “La calamidad es una ocasión para el valor”
  5. Levius fit patientia quidquid corrigere est nefas, “Con paciencia se hace más llevadero lo que no nos es lícito enmendar”

Susana González Marín

Cicerón, Séneca, Fedro, Horacio, Séneca

Soluciones

 

Cosas que hacer en la cuarentena (22): cocinar

Ahora que muchas personas están dedicándole un tiempo extra a cocinar, compartimos un par de recetas de la Antigua Roma. Son extremadamente sencillas de elaborar, si bien la primera de ellas requiere algunos ingredientes poco o nada habituales en las despensas hoy en día, como el hinojo o la ruda, siendo esta última una planta empleadísima en la Antigüedad y que hoy solo puede conseguirse en tiendas especializadas.

Epityrum verde, negro y salpicado

Haz de la siguiente manera el epityrum verde, el negro y el salpicado: extráeles el hueso a las aceitunas verdes, a las negras y a las salpicadas. Adóbalas así: hazles un corte, añade aceite, vinagre, coriandro [cilantro], comino, hinojo, ruda y menta; guárdalas en una orzuela; que quede aceite por encima. Haz uso de ellas así.

(Catón, De agri cultura, CXXIX. Trad. de Alfonso García-Toraño, ed. Gredos).

2a

Dulces caseros

Sacar el hueso de unos dátiles, rellenar de nueces, piñones o de pimienta molida. Envolverlos con sal, freírlos en un recipiente con miel cocida y servir.

(Apicio, VII, XI, 1. Trad. de Bárbara Pastor, ed. Coloquio)

Ana Laguna

De un filólogo en cuarentena y de la internacional difusión de Notae tironianae

El día 24 de marzo («en ces temps de confinement») se publicó en estas páginas la imagen de un filólogo en cuarentena. Un mes después encontré en mi buzón un correo de una colega vuestra y mía (dedicada al latín y a la paleografía latina medieval y también bibliotecaria), habitante de la Galia, a la que se la habían hecho llegar: no solo le había entretenido, sino que le había también interesado como especialista [delectare & prodesse]. Era evidente que era la primera vez que la veía y que lo hacía en este blog, pues, buscando satisfacer su interés habían seguido la pista y llegado a Salamanca. Pensaron, por tanto, que la ilustración adornaría alguno de los códices conservados en nuestra Universidad. De ahí que fuera yo el destinatario de su consulta.

Me escribían, por tanto, para que les facilitara la signatura y datos del manuscrito en cuestión. Ya estaba dispuesto a desilusionarla, diciéndole que nada tenía que ver con nuestros fondos (quel dommage!), cuando me acordé de un libro que tenía a mano en casa: Understanding illuminated manuscripts: a guide to technical terms, de Michelle P. Brown (Paul Getty Museum – British Library 1994). Sin mucho esfuerzo, mientras las páginas resbalaban por mis dedos, el misterioso copista apareció ante mis ojos y allí estaba la identificación de la fuente, en la página 114, bajo la voz scribe. (Diré, entre paréntesis, que ese breve diccionario tiene su versión electrónica, pero en ella no encontraréis la misma ilustración].

Por el pie de foto llegamos a saber que no estamos solamente ante un copista, sino también ante el autor de la propia obra ilustrada con tan cuidada miniatura: nada menos que un best seller enciclopédico de la Edad Media, el Speculum historiale del dominico Vincent de Beauvais (Vincentius Bellovacensis, ca. 1190-ca. 1264; Mirabile: archivio digitale della cultura medievale; Arlima: Les Archives de littérature du Moyen Âge).

El manuscrito en cuestión es el British Library, Royal 14.E.I, que podéis ver entre los manuscritos digitalizados de la biblioteca, copiado probablemente en Brujas, entre 1479-1480, para el rey de Inglaterra Eduardo IV.

Vincent de Beuvais

Como hemos dicho, había también un interés científico, pues había despertado su curiosidad el objeto situado sobre la mesa que hay ante el atril y querían comprender su función («loupe? réflecteur de lumière»). A mí se me escapa la función de un «réflecteur de lumière» (quizá un espejo o una pantalla que hicieran aumentar la cantidad de luz en el scriptorium, a buen seguro no muy sobrado de iluminación), y había pensado en una lupa. La descripción que encontramos en la BL confirma esta idea: «The subjects of the miniatures are: f. 3r, Vincent writing at a desk; in the background books lying on sloping shelves and a large magnifying glass».

Creo hablar también en nombre de Notae Tironianae si muestro mi perplejidad por hacérsenos responsables de difundir la imagen entre colegas transalpinos, pero así están las cosas (A Notae había llegado a través de Isabel Gómez Santamaría y de mí mismo. En mi descargo diré que me la envió un amigo que dudo mucho que supiera todos estos detalles.): «Voici donc, par vos soins, sorti de l’anonymat ce philologue confiné que vos amis et vous-même avez mis en circulation et qui a déjà diverti beaucoup de médiévistes. Savoir qu’il s’agit de Vincent de Beauvais ajoute encore au plaisir».

Óscar Lilao

Cosas que hacer en la cuarentena (21): seguir leyendo a Edith Hall

Comenzamos la cuarentena con la recomendación de leer Los griegos antiguos. Las diez maneras en que modelaron el mundo moderno de Edith Hall, profesora de Estudios Clásicos en el King’s College de Londres, y la continuamos ofreciendo nuevos títulos que la propia autora a puesto a disposición del público de manera gratuita a través de su página web.

La razón de la liberación de estos libros, que Hall da en el mismo apartado de su página web, es hacer accesible su investigación académica al mayor número de gente posible, ya que ella misma estudió gracias a las aportaciones de los contribuyentes británicos y reconoce que los precios de la mayoría de libros académicos son desorbitados.

De hecho, Edith Hall es una de las principales investigadoras del proyecto The People’s History of Classics, financiado por el Arts and Humanities Research Board del gobierno británico, que se centra en mostrar las voces de mujeres y hombres de la clase obrera británica que estuvieron involucrados en el estudio de las antiguas Grecia y Roma entre los años 1789 y 1917. El último libro de Hall, publicado en marzo de este año, surge del trabajo de este proyecto de investigación: A People’s History of Classics: Class and Greco-Roman Antiquity in Britain 1689-1939.

Cosas que hacer en la cuarentena (20): ir de exposiciones (virtuales)

En Google Arts&Culture hay muchísimo que ver y ahora en cuarentena proponen muchas actividades relacionadas con el arte, pero hoy no destacamos las visitas virtuales por famosos lugares, sino un par de exposiciones online relacionados con los libros antiguos, sobre los que podemos encontrar mucho material en esta página.

La primera es “Colours Between Covers. German book illumination of the 15th and 16th centuries from the collections of the Staatsbibliothek Bamberg” que tuvo lugar en el año 2017.  La segunda es “Art of Three Faiths: A Torah, a Bible, and a Qur’an,” published online in 2020 via Google Arts & Culture, the J. Paul Getty Museum, Los Angeles. Ambas ofrecen ilustraciones muy hermosas y de una calidad excepcional.

Cosas que hacer en la cuarentena (19): ver La comedia del fantasma de Plauto

Javier San José nos envía este enlace:

PANTALLA PENTACIÓN te ofrece online la obra LA COMEDIA DEL FANTASMA, de Plauto en versión de Miguel Murillo, dirigida por Félix Estaire. Fue estrenada en la 64 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, en 2018, con cinco llenos absolutos. Se trata de una comedia musical, coproducción del Festival de Mérida y Teatrapo.

Duración: 110 minutos.
Edad recomendada: Todos los públicos

El confinamiento y Ovidio

En la serie inacabable de ejemplos diversos que los periódicos nos ofrecen de situaciones similares a la de confinamiento que vivimos, Jacinto Antón publicó en el País el viernes pasado (24/04/2020) un artículo sobre el destierro de Ovidio: El exilio más cruel y triste para el poeta romano más mundano. La visión que arroja es un tanto superficial, pero al fin y al cabo responde a la idea general que la gente tiene del poeta. Si te apetece recuperar la poesía triste de Ovidio en una versión distinta, la de Maite Jiménez, lee la entrada de Grand Tour Distancia social.

Otro pasatiempo para un ratito de cuarentena

Si el otro día os invitábamos a identificar algunas imágenes de personajes de la antigüedad clásica reproducidas en varios libros de los Fondos de la Biblioteca General Histórica de la USAL, hoy os proponemos la continuación del mismo juego (Soluciones al pie de la página):

1. Aquí tienes las figuras de tres dioses, cuya identificación no ofrece la misma dificultad

Temis

2.

Polifemo

3. ¿Quiénes son los tres personajes que aparecen entre Calíope y Clío?

Eneas

4.

Minerva

Doc2

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: