Extendiendo la Torá en la Biblioteca General Histórica

La Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca es un espacio espectacular y que genera una atracción inagotable, pero no solo por su apariencia y sus fondos magníficos, sino también porque es uno de los pocos lugares en los que pueden llevarse a cabo proyectos que generalmente la burocracia y la falta de dinero hacen irrealizables; y eso es así gracias a su directora, Margarita Becedas, el jefe del fondo antiguo, Óscar Lilao, y a todas y cada una de las personas que trabajan allí –es difícil encontrar un ambiente más agradable y estimulante–. Si a este equipo añadimos el soporte imprescindible de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación y de su coordinador, Miguel Battaner, estamos convencidos de que (casi) todo es posible.

En efecto, hoy os presentamos uno de esos proyectos que se ha visto realizado. Hace pocos días y tomando todas las precauciones dictadas por la fase 1 de la desescalada, tuvimos el privilegio de asistir en la Biblioteca General Histórica a los trabajos para digitalizar la Torá, que se conserva en el arcón de la Sala de los manuscritos e incunables. (Si quieres saber más detalles de la Torá, pincha en esta entrada de El Mercurio Salmantino). A la vez se aprovechó para rodar unas tomas de cara a una próxima exposición, El león y la pluma, programada en el mes de noviembre para conmemorar los 16 siglos desde la muerte de Jerónimo, de la que daremos cuenta en su momento. El rollo, que mide 33,30 m., debía ser extendido y el espacio para hacerlo, sobre un lienzo que lo protegía del contacto con el suelo, solo podía ser la sala de la antigua Librería. Aguardamos con impaciencia ver no solo las fotografías del texto sino el video que Chema, de Yipi Ka Yei Producciones, rodó con un dron apropiado para interiores. Mientras llega esa oportunidad os dejamos algunas imágenes del proceso para abrir boca: esto sí que es la combinación perfecta de historia y tecnología (agradecemos las fotos a Marta Vázquez y Agustín Ramos).

Diego Corral Varela y Susana González Marín

20200609_10101720200609_10251520200609_10215420200609_10415720200609_10451520200609_10552620200609_103623

Más pasatiempos en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca

Aunque ya en plena desescalada, seguimos nuestra serie de pasatiempos extraidos de las bases de datos de grabados de la Biblioteca General Histórica. Hoy os proponemos varias imágenes de lugares antiguos, ¿podéis adivinar de cuáles se trata? Escoged entre los nombres siguientes: Alejandría, Cartago, Jerusalén, Mérida, Roma.

Las soluciones están al pie de la página.

1.

Roma

2.

Alejandría

3.InkedCartago_LI

4.Mérida

5.

InkedJerusalen_LI

Susana González Marín

Roma

Otro pasatiempo para un ratito de cuarentena

Si el otro día os invitábamos a identificar algunas imágenes de personajes de la antigüedad clásica reproducidas en varios libros de los Fondos de la Biblioteca General Histórica de la USAL, hoy os proponemos la continuación del mismo juego (Soluciones al pie de la página):

1. Aquí tienes las figuras de tres dioses, cuya identificación no ofrece la misma dificultad

Temis

2.

Polifemo

3. ¿Quiénes son los tres personajes que aparecen entre Calíope y Clío?

Eneas

4.

Minerva

Doc2

¿Quieres saber lo que es un emblema?

Si has oído hablar de los emblemas, pero no sabes exactamente qué son, os remitimos a la entrada de hoy de El Mercurio Salmantino.

Reproducimos algunas imágenes y parte de la explicación:

4233e1498fcff5b6ff71ad806d0883e0

cce676f1717c30d72a072d1cc2cd65ba

  • Una figura (pictura, icon o imago), normalmente un grabado xilográfico o caligráfico, cuya importancia radica en que pretende transmitir el precepto moral y que este quede asentado en la memoria una vez descifrado su sentido.
  • Un título o leyenda (inscriptio, titulus, motto o lemma) que acostumbra a ser una sentencia de caracter críptico, normalmente en latín, que ayuda a descifrar el sentido de la imagen.
  • Un texto explicativo (subscriptio) en verso o/y en prosa que interrelaciona el sentido que transmite la pictura y expresa la inscriptio. La parte en verso (epigramma) intenta explicar la imagen y expresar una aplicación moral. La parte en prosa (glosa o declaratio) insiste en la moralidad y da muestra de la erudición del autor.

Lee aquí la entrada completa.

¿Portada antibélica para una edición de las obras de Julio César?

Al abrir un volumen que contiene una edición de las obras de César, impresa en Frankfurt en 1669, el lector encuentra una portada grabada que llama la atención. Hay en ella, claramente, un programa alegórico en el que se combinan textos e imágenes. Según el background del lector (que suponemos más familiarizado en aquella época con las citas latinas), la comprensión de la imagen será más o menos completa.

Empezamos por la cita que aparece en la parte inferior y que justifica el título de esta entrada. Quizá sea la más conocida para el público en general, si no fuera por una leve modificación que es la que motiva nuestra sorpresa: el conocido Sic transit gloria mundi [Thomas de Kempis, O quam cito transit gloria mundi («Qué deprisa pasa la gloria del mundo») en Imitación de Cristo 1, 3, 6] se convierte aquí en un Sic transit gloria Martis («Qué deprisa pasa la gloria de Marte», recordemos que se trata del dios de la guerra), frase que aparece sobre un soldado muerto. A sus lados, en los pedestales de las columnas, otros símbolos poco halagüeños: una calavera y un reloj de arena, que representa también la muerte y el paso del tiempo.

Pero volvamos nuestra mirada hacia la parte superior: la primera cita que encontramos y que confirma la lectura antibélica es la virgiliana Nulla salus bello, pacem te poscimus omnes,  «Ninguna salvación hay en la guerra, todos te imploramos la paz». (Eneida XI, 362), palabras que Drances dirige a Turno rogándole que ceda a Eneas la mano de Lavinia tras la terrible batalla en la que los troyanos han castigado duramente a los latinos y sus aliados.

En la misma idea abunda la figura a la izquierda de la cita virgiliana, un soldado derrotado, abatido y harapiento, con las armas por el suelo. La figura de la derecha podría ser la paz, con las ramas de olivo.

Más abajo a la izquierda leemos Omnia vasto, «Todo lo destruyo». En cambio, a la derecha Castra sequamini, «Seguid la vida del soldado», una expresión utilizada sobre todo por Lucano en su Farsalia, que es la única leyenda de la portada que invita a la guerra.

No menos antibélico resulta el siguiente adagio en el centro del frontispicio, Dulce bellum inexpertis. Para los lectores de la época del libro quizá la referencia fuese todavía el larguísimo comentario que de él hace Erasmo en sus Adagia (IV, I, 1, de la última edición de 1536; nº 3001 en en la versión online; hay traducción española de Ramón Puig de la Bellacasa: Adagios del poder y de la guerra y Teoría del adagio, Madrid: Alianza, 2008, págs. 193-253: «La guerra atrae a quienes no la han vivido»). La frase es de raigambre clásica, como nos recuerda el de Rotterdam al comienzo de su glosa, donde cita el tratado De re militari de Vegecio y a Píndaro. En esta dura crítica erasmiana encontramos una vívida representación de la devastación de la guerra: «el estruendo enloquecido, el furioso encontronazo, la feroz carnicería, la alternancia cruel de los que mueren y de los que matan, montones de cadáveres, mieses que ondean sangrientas, ríos teñidos de sangre humana [etc.]» (págs. 204-205 de la traducción citada).

El título de la edición de la que hablamos es: C. Julii Caesaris quae exstant ex viri docti accuratissima recognitione accedit nunc vetus interpres graecus librorum VII De Bello Gallico ex Bibliotheca P. Petavii praeterea nota, adnotationes, commentarii partim veteres partim novi adhaec indices rerum, et locorum utiles … . – Editio olim adornata opera et studio Gothofredi Iungermanni Lipsiensis nunc auctior et comtior. – Francofurti: sumptibus Johannis Davidis Zunneri, typis Pauli Hummii, 1669 (BG/136829) y hay copia digital. Es una edición rica de contenidos: el De bello Gallico se presenta en paralelo con una traducción griega, que se anuncia ya en la portada. Por otra parte, contiene aparato crítico y comentarios de numerosos estudiosos (1048 páginas), además de los del editor principal que consta en la portada, Gottfried Jungermann (como se puede ver en esta portadilla). Se completa con dos «nomenclátor» geográficos. Además, por supuesto, de un completísimo índice que para sí quisieran muchas ediciones modernas.

Viene adornada, además, con tres mapas: Imperio romano; Hispania vetus; Gallia vetus.

Desde luego, la portada, como otras contemporáneas, está repleta de textos y figuras que contribuyen a presentar la obra de César al público y lo orientan hacia una interpretación determinada. Este ha sido un intento de desgranar la información que ofrece pero es muy probable que se pueda ir más allá. Os invitamos, lectores, a que nos enviéis vuestros comentarios y propuestas.

Óscar Lilao

Las llaves del conocimiento. Gramáticas y diccionarios de las lenguas antiguas en la Universidad de Salamanca

Sala Alfonso X el Sabio. Edificio Antiguo de la Universidad (C/Libreros)
13 de mayo – 21 de julio de 2019
De lunes a sábado, 10:00 a 20:00 h.
Domingos y festivos, 10:00 a 14:00 h.

«Tú que arrostras sin miedo las fatigas, / aplícate dispuesto a la gramática, / madre que nutre todos los saberes, / y si logras la dicha de alcanzarla, / por entre las marañas de las ciencias, / tendrás al fin la luz a que aspirabas». Pedro Nunes 1533

(citado por F. Rico, El sueño del humanismo, 17-18)

El Área de Estudios hebreos y arameos (en la persona de Diego Corral Varela), perteneciente al Dpto. de Lengua Española, y el Departamento de Filología Clásica e Indoeuropeo (en la persona de Susana González Marín), junto con la Biblioteca General Histórica (Óscar Lilao Franca, responsable de fondo antiguo), han preparado una exposición titulada Las llaves del conocimiento: gramáticas y diccionarios de las lenguas antiguas en la Universidad de Salamanca.

Las lenguas clásicas y orientales –el latín, el griego, el hebreo, el arameo, el árabe–, aun cuando cada una posee un estatuto distinto dentro del conocimiento y la enseñanza, tienen en común ser el vehículo de obras esenciales de la ciencia, la literatura y la religión, que han configurado nuestra cultura europea occidental. Precisamente en la península ibérica se percibe especialmente el resultado de esta confluencia enriquecedora.

La exposición nos muestra el papel esencial que en este proceso desempeñó la Universidad de Salamanca: no solo estaba pertrechada abundantemente con las obras fundamentales que se utilizaban en la enseñanza de estas lenguas, sino que los libros testimonian con sus comentarios y notas el estudio atento que merecieron por parte de sus usuarios, entre los que figuran ilustres profesores de la casa. De hecho, estos –algunos de tanto renombre como Antonio de Nebrija o Francisco Sánchez de las Brozas, el Brocense– emprendieron también la elaboración de sus propias obras. Es tarea de la Universidad, que celebra sus 800 años de vida, reconocer la labor de los que contribuyeron a su fama y a su longevidad.

Esta es solo una pequeña muestra de los abundantes fondos que posee la Biblioteca General Histórica de la Universidad. La selección ha sido, por tanto, difícil y, sin duda, discutible. En esta tarea se han manejado diferentes criterios: la relevancia en las disciplinas implicadas, la atención al libro material y a su historia, la presencia representativa de los grandes autores, el papel de la Universidad de Salamanca en la enseñanza de estas lenguas. En cualquier caso, la intención ha sido mostrar al gran público un territorio ignorado que constituye el fundamento del conocimiento.

El entorno web ha permitido completar el contenido de la exposición física, de modo que a través de la exposición digital [llavesdelconocimiento.usal.es] quien esté interesado podrá tener acceso no solo a lo que está presente físicamente en aquella, sino a otros tantos libros que no han sido expuestos. Cada una de las obras seleccionadas va acompañada de una presentación de su autor, contenido e importancia, así como de varias imágenes.

Como acto de presentación de la exposición, contaremos con las intervenciones de dos profesores, especialistas en alguna de las lenguas objeto de la exposición. De modo que desde aquí les invitamos a

Lunes, 13 de mayo, 18:00 h. Aula Salinas del Edificio Histórica (C/Libreros)

Teresa Martínez Manzano

«Un tesoro bibliográfico poco conocido: los manuscritos griegos de la Universidad de Salamanca».

Santiago García-Jalón de la Lama

«La Europa del XVI: el dominio de la gramática hebrea».

Diseño y producción de la exposición: Miguel Battaner, de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación.

Página web: Pilar Vega Pérez, del Servicio de Producción e innovación digital.

Durante el período que dura la exposición se abre la posibilidad de realizar visitas guiadas tanto para centros de Enseñanza Secundaria (contacto: sana@usal.es), como para el público en general (contacto: culturacientifica@usal.es).

Asimismo, en este mismo marco el 14 de mayo, martes, de 9:45 a 20:00 en el Aula Salinas del Edificio Histórico (C/Libreros) tendrá lugar un

Linguis hebraicae, chaldaicae, arabicae,… publicum ludum. Jornada trilingüe de arameo, hebreo y árabe.

Organiza: Diego Corral Varela. Participan: Área de Estudios Árabes e Islámicos y Área de Estudios Hebreos y Arameos.

Óscar Lilao

2000 años de Ovidio

Hoy se inaugura en la Biblioteca Universitaria de Salamanca la exposición “2000 años de Ovidio”.

La Biblioteca Universitaria, como depósito del saber que es y ha sido desde sus comienzos, está en condiciones óptimas para iluminar las variadas facetas de Ovidio e ilustrar su presencia en nuestra historia cultural. Así lo hace a través de esta exposición de cinco libros que contienen distintas obras del poeta, una muestra pequeña en proporción a la riqueza de fondos de que dispone; y lo hace quizá en el lugar más apropiado para ello, en la Sala del Cielo de Salamanca, bajo las constelaciones de Fernando Gallego.

De esta manera la Universidad de Salamanca, a punto de cumplir ella misma 800 años, se suma a la celebración del bimilenario de Ovidio, lo que ha sido posible gracias a la colaboración de la Biblioteca Universitaria, Actividades Culturales y el Departamento de Filología Clásica e Indoeuropeo.

Para más información remitimos a la entrada correspondiente en la página web de la Biblioteca Universitaria

Fechas: 18 octubre – 17 diciembre 2017.
Lugar: Universidad de Salamanca. Escuelas Menores, Sala Cielo de Salamanca
Horario: Lunes a sábado de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Domingos y festivos cerrado.

Susana González Marín

Scripta en la Casa Museo Unamuno

Leemos en el blog de la Biblioteca General, El Mercurio salmantino, que recomendamos vivamente, la noticia de que podremos admirar aquí en Salamanca la exposición SCRIPTA, que tanto éxito ha generado en la Biblioteca Nacional desde el 4 de mayo y llegará a su término el próximo 4 de junio.

“La exposición ‘Scripta. Tesoros manuscritos de la Universidad de Salamancallegará a la Casa Museo de Unamuno, en Salamanca, el próximo 9 de junio, cinco días después de su clausura en la Biblioteca Nacional, y podrá ser visitada en horario de tarde por todo aquel que quiera acercarse a disfrutar de 23 de los 2.815 manuscritos que conforman la histórica colección universitaria.”

Puedes leer aquí la amplia información que este blog ofrece sobre el particular.

Susana González Marín

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: