El mundo clásico para niños de 5 años

 

Todos coincidimos en que la educación primaria y secundaria es esencial para orientar a los alumnos hacia las disciplinas de humanidades; difícilmente llegarán alumnos de Clásicas a la Facultad si en las primeras etapas educativas no se les ha despertado el interés por el mundo clásico. Por eso hemos luchado y luchamos por mantener y ampliar la presencia del Griego, el Latín y la Cultura Clásica en la ESO y el Bachillerato, y por estimular el interés de los alumnos hacia esas asignaturas por medio de concursos, conferencias y todo tipo de actividades que hagan atractivas estas materias. Todos los profesores de Clásicas de Secundaria saben lo difícil que resulta lograr la atención de los adolescentes, aún contando con la excelente materia prima de la mitología y la historia clásicas, y de dos lenguas que por una parte  resultan  exóticas, y por otra están en el origen de nuestra forma de expresarnos y de nuestra cultura. Su labor es totalmente imprescindible y extraordinariamente meritoria.

Pero hoy vamos a hablar del mundo clásico en otra etapa educativa, Infantil o Preescolar.

En esa etapa educativa no existen asignaturas, sino centros de interés, grandes temas que los profesores desarrollan adaptándose a la edad de los niños, y que deben servirles de preparación para el aprendizaje de la lectura, la escritura, y las matemáticas. Pues bien, tenemos buenas noticias: el mundo clásico forma parte de esos temas generales sobre los cuales trabajan los niños. Sin duda es muy difícil interesarlos, pero es también el momento idóneo. Como muestra de los métodos empleados, tenemos el trabajo que las profesoras del CEIP Ciudad de Roma, de Madrid, han propuesto a niños de tercero de Infantil, es decir, de cinco años.

Combinando la cultura clásica con eso que más tarde será una asignatura, Conocimiento del Medio, diseñan un recorrido, que llaman “Paseo Mitológico”, por las calles de Madrid, a la búsqueda de estatuas de tema clásico:

UN PASEO POR EL MADRID MITOLÓGICO.

UN RECORRIDO POSIBLE…

El recorrido que os proponemos va desde la Puerta del Sol a la fuente de Neptuno, pasando por el parque del Retiro. Hemos seleccionado ocho estatuas mitológicas : Venus (conocida como la Mariblanca); Niké, la victoria alada del edificio Metrópolis; Minerva , en el Círculo de Bellas Artes; las fuentes de Cibeles y Neptuno; la estatua de Apolo, situada en el Paseo del Prado; y en el parque del Retiro, la estatua de Hércules luchando contra el León de Nemea y la estatua de Diana Cazadora.

Durante el recorrido nos vamos a encontrar con otros ejemplos maravillosos de estatuas de dioses y diosas como Mercurio en el edificio de la Bolsa y la sede del Banco de España; las dos cuadrigas que coronan la antigua sede del BBVA junto a la calle Alcalá; el friso de la puerta del Museo del Prado que representa el Olimpo de los dioses; o acercarnos a ver las Quimeras de la estación de Atocha con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente y la Gloria y los Pegasos sobre el Ministerio de Agricultura…pero no queremos cansar a nuestros pequeños y pequeñas, aunque si os apetece podéis descubrirlas con ellos en otro momento.

Creemos que para disfrutar una ciudad , tan importante es ir mirando al frente y a lo que te rodea en las distancias cortas, como ir mirando las alturas pues Madrid esconde, allí arriba, sus tesoros más bellos…

Las profesoras añaden fotos de las estatuas en cuestión, y un dossier con información sobre los dioses representados, que el adulto acompañante puede utilizar para recordarle al niño la información sobre el terreno.

Los niños tienen que localizar las estatuas, y seguir las instrucciones para ir cubriendo las etapas de una gimkana; añaden así un mínimo elemento competitivo (compiten con ellos mismos para terminarla):

BUSCANDO A LOS DIOSES ROMANOS POR MADRID.

PARA REALIZAR ESTA GIMKANA TENDRÁS VARIAS PRUEBAS, PUEDES ELEGIR HACER LAS QUE MÁS TE GUSTEN. CON CADA UNA DE ELLAS GANAS UN PUNTO. LOS NIÑ@S QUE LO CONSIGAN OBTENDRÁN UN DIPLOMA.

1º IR MARCANDO EN LA HOJA LOS DIOSES QUE TE VAS ENCONTRANDO.

2º ENCONTRAR NÚMEROS ROMANOS EN UNA DE LAS ESTATUAS DEL RECORRIDO Y HACER UNA FOTO.

3º HACERSE UN SELFIE EN LA FUENTE DE LA CIBELES Y EN LA DE NEPTUNO.

4º ENCONTRAR, EN LA ESTATUA DE APOLO, TU ESTACIÓN DEL AÑO FAVORITA.

5º HACERSE UNA FOTO/SELFIE CON LA FAMILIA O CON LOS AMIGOS CON LOS QUE HEMOS IDO.

PUNTOS EXTRAS:

 ENCONTRAR A DIANA CAZADORA ESCONDIDA EN EL PARQUE DEL RETIRO.

 COMER UN PASTEL, UNOS CHURRITOS O UN REFRESQUITO…QUE TENÉIS QUE CAMINAR UN MONTÓN.

PODÉIS PONER VUESTRAS FOTOS, SELFIES… EN UNA HOJA O CARTULINA, PRESENTACIÓN DIGITAL… PORQUE DESPUÉS NOS ENCANTA QUE NOS LO CONTÉIS EN CLASE.

¡PASADLO GENIAL!

Está muy presente la ciudad, porque tienen que recorrerla a pie o en transporte público, y acercarse a los monumentos para observarlos y hacer fotos; pero el motivo central son los dioses de la mitología clásica: sin duda se quedan con la idea de que Neptuno es viejo y lleva un tridente, de que los romanos solían viajar en cuadriga, y de que la señora del carro y los leones es una diosa llamada Cibeles.

Alejandro

Me parece una noticia muy buena que los niños tengan acceso a los temas clásicos desde su más temprana edad, y en concreto encuentro estupenda la forma en que las profesoras del CEIP Ciudad de Roma (nomen, omen) los estimulan.

Por experiencia sé que historias como la de Atalanta y Meleagro, contada en el tono adecuado, subrayando la parte heroica, con efectos especiales, resulta muy atractiva para los niños; es sorprendente la capacidad que demuestran para entender historias que a primera vista son muy complejas, como la de Ulises y el Cíclope. Es cierto que me han llegado noticias de algún niño que llega a casa consternado porque le han contado la historia de Rómulo y Remo… Pero, en general, el mundo clásico ofrece muchos relatos desmesurados, sorprendentes, heroicos, muy bien aprovechados, por cierto, por autores de comics, juegos y películas.

Mi enhorabuena más cordial para Manuela, Eva y Palmira, profesoras de 3º de Infantil del CEIP Ciudad de Roma, por su iniciativa, por su creatividad, y, sobre todo, por abrir a los niños la puerta del maravilloso mundo clásico. ¡Ojalá que les interese a muchos!

Mª José Cantó Llorca

 

Mitología clásica en el Cielo de los Madriles

El pasado día 2 de mayo Manuela y Mª Ángeles Martín nos animaban a descubrir la mitología en los tejados de Madrid (pincha aquí para leer la entrada).

¡Cuánto se lo agradezco! No pude por menos de recordar un libro del que tuve noticia hace mucho tiempo. No en vano se publicó en 1998 a cargo de Antonio Bueno con el título Mitología en los cielos de Madrid. Al buscarlo ahora, he visto que existe también una edición bilingüe castellano-inglés de 1999.

He pensado que quizás podía ser de interés recordarlo, como también remitir a otros tratamientos del tema que existen en la red:

Federico Ayala Sörenssen, “Mitología en el cielo de Madrid”, en ABC 21 Septiembre 2016 (pincha aquí)

En el blog “pormiamoralarte” hay dos entradas: una dedicada a los cielos de Madrid (pincha aquí) y otra a sus fuentes y parques (aquí).

Y es que ya lo decía el castizo “De Madrid al Cielo”.

Henar Velasco López

A vueltas con el gazapo zamorano

Tras la lectura de la entrada en este mismo blog titulada “Gazapo oficial en Zamora” y compartiendo totalmente lo expresado en la misma, me surgieron -¿no es acaso esta la misión del blog?- varios interrogantes: ¿Por qué se inscribe este texto en este contexto?, ¿qué hay detrás de esa extraña inscripción? ¿de dónde puede venir el error?.

Con rapidez fueron surgiendo las respuestas. El edificio es obra del arquitecto Alberto Campo Baeza y podemos encontrar explicado en varias webs su proyecto (pincha aquí):

“Frente a la Catedral, siguiendo las trazas del huerto del antiguo convento, levantamos una fuerte caja de muros de piedra abierta al cielo. Todos los muros y el suelo en piedra. Con la misma piedra que la Catedral. Un verdadero Hortus Conclusus. En la esquina que mira a la Catedral, una piedra mayor, de 250x150x50, una verdadera Piedra Angular. Y cincelado en ella

HIC LAPIS ANGULARIS MAIO MMXII POSITO”

La primera sorpresa es que la inscripción con el gazapo no es la única del edificio. En correlación con ella existe otra más lógica y evidente, en la que se hace referencia al lapis angularis, expresión que nos es bien conocida, seguramente más por la influencia de los textos bíblicos que por Vitrubio. Y por tanto, el arquitecto busca en su construcción un juego de oposiciones: la piedra, que la relaciona con la memoria y la enraizada con la tierra, frente al vidrio, que nos lleva al futuro y nos envuelve de aire… Las inscripciones latinas, por tanto, son las que deben dar la clave de esta oposición.

Lo bueno del caso es que tenemos muy bien documentado el proceso creativo de las inscripciones, pues Campo Baeza publicó en 2012 su libro “Principia Architectonica” (puede encontrase en la red en pdf tanto la versión previa en español (pincha aquí) como la versión definitiva en inglés (pincha en este enlace). En este libro podemos encontrar un capítulo dedicado a las “piedras angulares” y nos explica la idea que el autor tiene de ellas: Hasta hace pocos años había de hecho la costumbre de hacer visible esa piedra angular, la cornerstone. Y se solía colocar a la altura de la vista, para que se viera bien, en la esquina más visible. Y en ella se grababa, a veces en latín y siempre con números romanos, la fecha de su terminación. Y en su interior se introducía una caja metálica con documentos relativos a la historia del nuevo edificio.”. (pág. 59) (la negrita es nuestra). Además nos ofrece la fuente de inspiración de estas inscripciones: los edificios de la Universidad de Columbia. De allí, se recogen cinco inscripciones –todas en inglés- con el mismo esquema: “Corner stone laid –mes- -día- -año en romanos-“. Pues bien, en la edición en castellano dice: “Dentro de poco grabaremos en ella la fecha de inauguración de nuestro edificio, con un significativo CORNERSTONE LAID FEBRUARY THE FIRST MMXII”. Y más adelante (pág. 99) “vamos a grabar un Corner Stone Laid January MMXII. Como rezan las cornerstone de Columbia. Y de los inmensos vidrios sin costura de 6 x 3 metros, en los que grabaremos al ácido Corner Glass Placed January MMXII.”

Podemos ver, por tanto, que la idea era mantener estas inscripciones en inglés, pues adapta la segunda (“stone” por “glass” y “laid” por “placed”). Algunos meses más tarde, en la edición inglesa ya nos encontramos el texto cambiado al latín: On it we have engraved the following words in Latin: HIC LAPIS ANGULARIS MAIO MMXII POSITO.  And for similar reasons we have engraved on the most visible angle of the glass cube: HOC VITRUM ANGULARIS MAIO MMXII POSITO” (Pag. 68).

Por tanto, mi opinión es que la idea del arquitecto no era utilizar el latín y que algo –o alguien- le hizo cambiar de idea. Y por las fechas de publicación de los libros y las fechas que se manejaban para la inauguración del edificio no se debió emplear –como resulta obvio- demasiado tiempo en hacer las traducciones ni en cuidar la tipografía. Ambas fallidas.

Acabo con otro texto extraído de este capítulo dedicado a las “piedras angulares”: (pág. 57) “una vez más, cuando se trata de edificios con sólo piel de piedra, volvemos a encontrarnos muchas veces con graves problemas de ortografía en sus fachadas”.  Cambiemos ortografía por gramática y está hecho.

Ángel Ballesteros

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: