Jonás y la ballena en Israel

Manuela y Mª Angeles Martín nos envían la noticia publicada en ABC (25 de noviembre) sobre el hallazgo de unos mosaicos de extraordinaria calidad en las excavaciones de un templo del s. IV en Huqoq, al norte de Israel. Da relevancia al descubrimiento la diversidad de temas: Jonás tragado por la ballena, animales en el Arca de Noé, Sansón con las puertas de Gaza al hombro, el ejército del faraón ahogado en el Mar Rojo, etc., incluso una figura que podría tratarse de Alejandro Magno. En National Geographic podéis ver una serie de fotografías.

Anuncios
Imagen

Leda en Pompeya o Quevedo y el cisne

Quevedo, en el romance “Anilla, dame atención”, vilipendia a Júpiter del que dice que “habló por boca de ganso” y. como un tramoyista, se transforma en dios pajarraco:

“habló por boca de ganso
a Leda, y con la tramoya
de plumas blancas y pico,
 dios avechucho, engañola”

Javier San José

Los versos quevedianos sirven de magnífico pie de foto a la noticia publicada el día 21 de noviembre en El País sobre el descubrimiento en Pompeya de un fresco que reproduce la imagen de Leda y el cisne. En National Geographic puedes ver fotografías de calidad que revelan su extraordinario estado.

Premio para el Proyecto Tarteso

Mª Ángeles Martín nos envía la noticia publicada en ABC el 10 de noviembre: el Premio Nacional de Arqueología y Paleontología de este año se ha concedido al proyecto “Construyendo Tarteso“, que rastrea en el Valle medio del Guadiana la presencia de la civilización tartésica. El  yacimiento más espectacular es el de Turuñuelo, al que en el blog hemos dedicado atención más de una vez.

En Alicante, visita Lucentum

La Comunidad Valenciana está repleta de asentamientos romanos de los cuales aún conservamos muchos hoy en día. De lo que más documentación tenemos es de ciudades, ya que la cultura romana es ante todo una cultura urbana. Empezamos a ver estos asentamientos en torno a la Segunda Guerra Púnica. Entre estos está  Lucentum, la ciudad romana que se encuentra en Alicante, cuyo yacimiento es visitable.

Lucentum, que fue construida sobre una antigua ciudad ibera, comienza siendo una ciudad importante en la provincia; fue citada por Plinio y Mela; de hecho, llegó a ser municipium. Pero al crearse la nueva via Augusta que unía los Pirineos con Cádiz bordeando el Mediterráneo, gracias a la que tomó relevancia la ciudad de Ilici, la actual Elche, Lucentum dejó de ser tan importante, porque ya no estaba en un punto estratégico por el que pasaba la gente.

En el museo de Alicante, MARQ, podemos ver gran cantidad de objetos encontrados en toda la provincia y sobre todo objetos encontrados en este yacimiento. Y el mayor descubrimiento fue una mano izquierda encontrada en el foro sujetando la empuñadura de una espada con un águila bicéfala;  perteneció a una estatua de un emperador, pero no se sabe de quién.

mano

aguila-bicefala-lucentum

Esta ciudad estaba rodeada por una fortificación y dotada de dos torres. El complejo constaba de un foro, unas termas, casas, y también podemos observar en la parte más alta de la ciudad un suelo de una casa que debía ser de una familia adinerada, ya que está decorado con un mosaico de piedras de colores, algo que la gente del pueblo llano no se podría permitir.

yacimiento-arqueologico-lucentum-1200x520

Por otra parte, el camino que llevaba a la ciudad está lleno de lápidas que recrean las entradas a las ciudades romanas. Y Lucentum también tenía un teatro, pero por desgracia no lo conservamos: encima construyeron un edificio y se supo de la existencia del teatro cuando hubo una inundación en el sótano y excavaron para arreglar la avería.

Este yacimiento es uno de muchos que se encuentran en Alicante. Las entradas a todos los yacimientos son bastante asequibles para todos los bolsillos, por lo que si te encuentras por la provincia y te apetece conocer una pequeña parte de cómo fue en la época romana esta es una gran opción.

Puedes conocer la ciudad más de cerca en viendo este video, este y este.

Paula Pérez Francés

Varias notas sobre Lancia

El País publicó ayer un reportaje titulado “La irreductible aldea gala estaba en León“. En fin, el titular ciertamente resulta algo confuso; evidentemente la aldea gala no podía estar en León, la aldea no era tal aldea, sino probablemente la ciudad más importante de los astures (30 hectáreas parece que ocupa el yacimiento), y no fue tan irreductible porque al final fue sometida; la cuestión se reduce a que es necesario buscar algún gancho -y el más socorrido es la llamada al nacionalismo encarnado en Astérix- para vender la noticia de que se va a abrir a las visitas el yacimiento de lo que se cree que es Lancia, a 15 kms de León, en el término municipal de Villasabariego.

De paso, advertimos de algunas inexactitudes en el texto: equivocadamente se cita la obra de Orosio como Aduersus paganus en vez de Aduersus paganos y se afirma que oppidum significa “ciudad levantada sobre una colina”, cuando la realidad es que alude a una fortificación.

Sí es cierto que los historiadores Floro, Dión Casio y Orosio hablan de la conquista de esta ciudad astur de la que señalan su poderío: su derrota, a manos de Carisio, el que sería fundador de Emerita Augusta, al fin y al cabo se debió a una traición y el combate supuso pérdidas cuantiosas para los romanos.

Eso sí, no todo son pegas; encontramos mencionado en el reportaje al que en los años 50 dirigió las excavaciones, el profesor Francisco Jordá Cerdá, catedrático de Arqueología en la Universidad de Salamanca hasta su jubilación en el año 1984. A algunos de los profesores actuales todavía les impartió clase.

Susana González Marín

Sertorio en Benidorm

Adelaida Andrés nos envía una noticia publicada en El País del 3 de noviembre: nuevas investigaciones han descubierto que los que se creían hasta ahora yacimientos íberos eran fortificaciones romanas, que a su vez habían dado lugar a asentamientos en  lugares tan conocidos como Benidorm, Denia, Calpe o Moraira.  Estos enclaves militares fueron establecidos por Sertorio en su guerra contra Sila para vigilar la costa e intentar impedir el avituallamiento de los enemigos.

En Tossal de Cala, por ejemplo, entre Benidorm y Finestrat, las excavaciones han desenterrado un auténtico cuartel romano, con una muralla defensiva de casi un metro de anchura.

Más descubrimientos en Pompeya

Hace poco dábamos cuenta del descubrimiento de una inscripción que modificaba la fecha de la erupción del Vesubio que destrutó Pompeya. Pues bien, en esa misma casa, antes llamada “del Jardín” y ahora, por razones obvias, “de la Inscripción”, han descubierto huesos pertenecientes a dos mujeres y tres chicos que intentaron refugiarse en ella ysellar la entrada con un mueble, pero murieron aplastados por el derrumbe del techo o abrasados por la nube piroclástica o por ambas cosas a la vez. National Geographic historia cuenta la noticia y publica fotos del hallazgo.