Latin Lovers y Emilio del Río

Manuela y Mª Ángeles Martín Sánchez nos envían el enlace a la noticia de ABC (“Un libro para despertar a los amantes del latín, esa lengua inmortal“) sobre la publicación del libro Latin Lovers del prof. Emilio del Río, cuya labor divulgadora en su sección Verba volant (no Verva volant, como se les ha escapado en el periódico) en RNE es bien conocidda de todos los aficionados a las clásicas.

Tenemos noticias de que en una fecha próxima el autor presentará el libro en la librería Santos Ochoa de Salamanca. En cuanto sepamos la fecha os avisaremos.

La muralla romana de Ávila

Ibor Blázquez Robledo nos envía este enlace sobre las excavaciones que se han realizado en las murallas de Ávila. Los trabajos permitieron sacar a la luz los restos de la muralla romana original y confirmar que tenía unas dimensiones similares a la fortaleza románica. Asimismo han permitido datar la fecha de la muralla romana, que se situaría al comienzo de nuestra era. Podéis leer la noticia también en ABC.

MURALLA _ EXCAVACIONES ARQUEOLOGICAS 01-k5eB--624x385@El Norte.

Hip-hop en el Coliseo

Beyoncé Giselle Knowles-Carter, artísticamente conocida como Beyoncé o Queen B, es una cantante, bailarina, diseñadora de moda, modelo, actriz y empresaria nacida en Houston (Texas).

Tras cosechar varios éxitos como integrante del grupo Destiny’s Child, Beyoncé se consagró como artista solista con el lanzamiento de su primer álbum en solitario, que procuró a la artista 5 premios Grammy  y la venta de 11 millones de copias alrededor del mundo, entre otros. Desde entonces, la carrera de Beyoncé ha sobrevolado el panorama musical por lo más alto. Además, sobre el escenario Beyoncé es un impactante espectáculo: sus shows, acompañados por coreografías imposibles pero incapaces de hacer titubear ni lo más mínimo la increíble voz de y por un despliegue de medios inigualable, se han traducido en infinitas alabanzas por parte de los críticos, que la coronan como una de las mejores performers y artistas de la música contemporánea. Además, Beyoncé goza de otros muchos reconocimientos más allá de lo musical y lo artístico.

Podría seguir hablando de los éxitos de Beyoncé largo y tendido, pues es una artista de los pies a la cabeza y una persona verdaderamente icónica. Todo aquello que hace tiene trascendencia mundial y, por ello, es protagonista de trabajos verdaderamente únicos e inalcanzables para el resto de mortales, descabellados a la vez que épicos, y siempre tan profesionales como bien ejecutados. El último es el videoclip de Apeshit, rodado en el Louvre entre obras de arte de todo tipo, entre las que están algunas que señalan directamente a nuestros estudios como, por ejemplo, La Victoria de Samotracia o El rapto de las sabinas.

No obstante, Queen B no tuvo suficiente con el Louvre, sino que aspiraba aún a más, si cabe, con su último proyecto: rodar el videoclip de una de las canciones de su nuevo disco (hoy por hoy aún sin confirmar) en un monumento ancestral, histórico, emblema de la cultura occidental a la par que de Roma, declarado en 1980 Patrimonio de la humanidad y el 7 de julio de 2007 una de las Siete maravillas del mundo. En efecto: la estrella del pop quiere grabar nada más y nada menos que en el Coliseo.

Decidida a romper una vez más el panorama musical y audiovisual, la artista pidió la autorización pertinente al Ministerio de Bienes Culturales Italiano mientras estaba con su marido, Jay-Z, de gira. Sin embargo, este flamante proyecto finalmente no pudo llevarse a cabo, y Beyoncé, por ahora, tiene que ahogar sus planes y deseos, no por la falta de recursos, sino más bien por otras razones que ahora veremos:

Según la prensa italiana, los días solicitados (perfectamente adaptados a su gira y encajados en su agenda) el Coliseo iba a estar ocupado por un paleontólogo muy famoso en Italia, que además ejerce de divulgador científico en numerosos y exitosos programas en la RAI (radio televisión pública italiana), Alberto Angela. El Parque Arqueológico del Coliseo, por su parte, según apunta ABC.es, se ha justificado tanto por la falta de antelación con la que llegó la solicitud «al ministerio de Bienes Culturales llegó el 26 de junio la petición, realizada por una agencia privada de tour operator, para la apertura nocturna del Coliseo con el fin de rodar un video musical en los días 7, 9 y 10 de julio, que sería realizado por una sociedad discográfica de nivel mundial, sin precisar su nombre. En las fechas indicadas en la petición, el Coliseo debía ser utilizado, según acuerdo cerrado desde hace tiempo, para el programa televisivo ‘Maravillas’. A la agencia, que solo el 2 de julio señaló que intervenía por cuenta de la casa discográfica de Beyoncé, se le comunicó que su proyecto debía ser detallado y presentado con suficiente anticipación», como por la escasez de datos y explicaciones necesarias «en consideración a la complejidad del monumento, sirven las debidas cautelas y la supervisión técnica para valorar la calidad y el impacto del proyecto».

Beyoncé y Jay-Z, cumplidos los requisitos suficientes, aún podrían acceder al Coliseo en un futuro. De hecho, muchos medios ya adelantan que la artista de nuevo ha entrado en negociaciones y que está tomando todas y cada una de las precauciones necesarias. Aunque, si este proyecto por fin se consuma, no será algo nuevo para Beyoncé, ya que, junto con Pink, Enrique Iglesias y Britney Spears, iconos del panorama musical pop-latino, protagonizó una campaña publicitaria en el mismo Coliseo de la marca de refrescos Pepsi.

B2.jpg

Este comercial fue grabado entre el 21 de Septiembre y el 1 de Octubre de 2003 y lanzado en 2004 en el medio tiempo de la Super Bowl (siendo considerado por muchos uno de los mejores anuncios publicitarios de la Super Bowl), y con poco más de 3 minutos de duración pretende captar la atención de todo tipo de públicos, especialmente la de los jóvenes.

La ambientación en el Coliseo de la antigua Roma se respira desde el primer instante: un cuadro propio del Imperio, un público embravecido, un emperador (Enrique Iglesias) expectante, legendarias luchas de gladiadores… No obstante, tres aspectos divergen de esta tan lograda ambientación (claramente a propósito): el primero, en lugar de fornidos y robustos gladiadores encontramos a tres bellas y poderosas gladiatrices; segundo, la presencia de un cofre con hielo y latas de Pepsi al lado del emperador, que bebe una mientras contempla el espectáculo; y tercero, las contendientes, en lugar de luchar, comienzan a cantar un remake de “We will rock you”, de Queen, una canción publicada muchísimos siglos después (obviando el casi cinematográfico hecho de que los morituri, o moriturae en este caso, se pusiesen a cantar y el público siguiera).

No obstante, por lo demás, podemos dar el visto bueno a la caracterización. El vestuario, hecho a mano, pretende enmascarar tres tipos de gladiadores existentes en Roma: el que desempeña nuestra Beyoncé es un reciario, gladiador ágil y veloz equipado de armamento ligero, similar a los utensilios de un pescador (red lastrada, tridente y daga). Por su parte, Pink va vestida como un tracio. Generalmente estos gladiadores representaban, junto con los mirmillones, confrontamientos históricos entre romanos y sus enemigos. Por último, Britney está caracterizada como un secutor, los gladiadores más equipados en los juegos, y como Beyoncé y Pink respectivamente, también lleva las armas típicas de su personaje: espada corta y escudo.

Las tres ya desde el subsuelo incitan al público golpeando las paredes y el suelo con el típico ritmo del “We will rock you” y después, en la arena, tras arrojar sus armas al suelo, comienzan a cantarlo, enloqueciendo a los romanos y poniéndolos contra el emperador, todopoderoso en aquella época, para conseguir las latas de refresco que luego tirarán hacia el público como muestra de agradecimiento. Incluso, en honor a la canción, aparecen en el palco disfrazados de romanos entre el público Brian May y Roger Taylor, guitarrista y baterista de Queen.

Así pues, este anuncio nos lleva de vuelta a una reinterpretada y recreada Roma en la que sólo el emperador puede gozar de la consumición de Pepsi, aunque las gladiadoras con sólo la fuerza de una canción consiguen que la hielera caiga a la arena (con el matiz publicitario subyacente que quiere Pepsi: la suya, a pesar de ser una bebida propia de un emperador romano, está al alcance de todos).

Cuando preguntaron a Beyoncé por este comercial, afirmó que había estado muy contenta y que había sido la mejor experiencia de su vida. Es decir, la mejor experiencia hasta entonces de la diva y súper estrella del pop, que, modelo a seguir de muchos y referente de todos, entra en directa relación con Roma, con sus tradiciones, con su sociedad, con su atmósfera. Y aun así el mundo sigue creyendo que la cultura grecolatina está muerta. Me gustaría saber que pasará el día que reviva para ellos.

Julián Bautista

Il Colosseo si racconta

Mª Ángeles Martín nos envía el enlace a este reportaje publicado en ABC el 26 de diciembre: “El Coliseo como nunca antes nos lo habían contado“. Da cuenta de la reciente inauguración de un aparato didáctico que ilustra la visita al monumento: Il Colosseo si racconta. Esposizione permanente sulla storia dell’Anfiteatro Flavio.

Cicerón en ABC

Cicerón y su manera de escribir pueden ayudar a hablar y a razonar de una manera más lógica, ordenada y atractiva. Saber hablar bien es todo un arte. Mucho se aprende, sin duda, de la retórica de los grandes oradores clásicos: a usar las palabras adecuadas, a provocar el interés del oyente y a deleitar declamando algo bello.

En el ABC cultural del 6 de diciembre, en la sección Libros de mi vida, Pedro García Cuartango incluye a Cicerón en esta categoría: Cicerón, cuando la oratoria es arte y pensamiento.

Elena Villarroel