Domina, una serie sobre Livia

El País traía la noticia el pasado 22 de noviembre: Isabella Rossellini viajará a la antigua Roma con la serie ‘Domina’

No cesa la fiebre por el mundo clásico y especialmente por las mujeres que tuvieron algún papel en él. Ahora Sky prepara esta, volcada en la famosa esposa de Augusto. La protagonista será Kasia Smutniak, una actriz polaca cuya carrera se ha desarrollado sobre todo en Italia;  Isabella Rossellini representará a una antigua enemiga de Livia, y Liam Cunningham a su padre. Más información en The Hollywood Reporter

WATCHMEN, “Quis custodiet ipsos custodes?

Si eres un auténtico seriéfilo estarás al tanto de las últimas series que se están estrenando, como la última de HBO, Watchmen, del universo cómic DC.

La trama de esta serie ambientada en Oklahoma, Estados Unidos; trata de una sociedad que ha prohibido todo lo relacionado con los superhéroes o el “vigilantismo”. Pasados cuarenta y dos años de esta decisión, los policías han tomado las riendas antes llevadas por superhombres. La amenaza de la ultraderecha es tan grande que necesitan proteger su identidad con máscaras o con trajes más propios de un justiciero, dependiendo del rango en que se encuentre cada policía.

Aquí viene lo que nos interesa a nosotros, y es que en el primer capítulo de esta serie los policías inician una especie de protocolo de seguridad ante el inminente peligro que les acecha. “Quis custodiet ipsos custodes?” es la frase que abre dicho protocolo, y el planteamiento principal de la serie junto a su respuesta: “Nos custodimus”.

Buscando el origen de esta célebre frase nos encontramos con Juvenal, un autor romano de los siglos I y II d.C, y su Sátira VI, en la que el poeta presenta una serie de escenas moralistas de tono didáctico que tratan sobre los vicios o defectos de la mujer, en especial la casada.

Audio quid veteres olim moneatis amici:
“Pone seram, cohibe.” Sed quis custodiet ipsos
custodes? Cauta est et ab illis incipit uxor. (346 ss.)

“Escucho lo que desde hace tiempo me aconsejáis los viejos amigos:
“Ponle un cerrojo, enciérrala”. Pero ¿quién vigilará a los propios
vigilantes? Una esposa es cauta y empieza por ellos.”

Trad. Rosario Cortés Tovar (2007), Sátiras. Madrid: Cátedra

Son unos versos colocados entre corchetes rectangulares en las ediciones, porque están encajados en este punto de la sátira sin mucho sentido, en opinión de los estudiosos.

Con esta pregunta retórica (Sed quis custodiet ipsos custodes?) Juvenal se refiere a que resulta imposible controlar a las mujeres si sus “custodes” son corrompibles.

Se trata de una cita muy utilizada para referirse a dictaduras o tiranías tanto en la realidad como en la ficción. “Watchmen” solo es una de las muchas series o películas que han recibido esta influencia del mundo clásico, pues también se escucha el eco de esta frase en la película “Batman vs Superman” entre otras muchas.

Jorge Noreña Almeida

 

 

Nuevas noticias sobre Romulus

Hace unos meses, nuestra compañera Ana Laguna nos traía una noticia que no por atrayente dejaba de ser inquietante: se nos venía encima Il Primo Re, película sobre el mito fundacional de Roma, y con diálogos en latín arcaico porque hemos venido a jugar. Mediaset, por cierto, se ha hecho con los derechos de emisión en España, así que es cuestión de tiempo que podamos catarla.

Pues tenemos un nuevo giro de los acontecimientos: y es que la cadena Sky, financiación de la productora Cattleya mediante, está rodando Romulus, una serie de diez episodios que servirá de extensión de la película ya mencionada… y que también estará en latín arcaico.

Todos los detalles están en este artículo de El País.

Alberto López Redondo

Justo antes de Cristo

El 5 de abril empezó a emitirse la comedia de Movistar+ “Justo antes de Cristo”, ambientada en la antigua Roma del 31 AC (aunque claramente también basada en la realidad actuajusto-antes-de-cristo-2l y conectada con ella), que narra las hazañas de Manio, un patricio que mata sin querer a un senador y por eso es desterrado en Tracia, donde pondrá todo del revés.

Os dejamos aquí, por cortesía de Julián Bautista, la canción que acompaña a la serie, de Carlos Jean, que incorpora el estribillo del tema Historia del arte, de Las Bistecs, que puede que suene a nuestros lectores.

Asimismo podéis ver imágenes en la página de Fotogramas.

A la espera de publicar nuestra propia crítica recogemos la primera crítica que ha aparecido, la de  El Diario.es. Y de paso una noticia relacionada de El Mundo Today.

American Gods

Lo de actualizar ciertos mitos o personajes mitológicos se ha puesto de moda últimamente. Y aunque no solo los grecorromanos se ven afectados, es en ellos en los que me centraré (por aquello de mantener la temática de esta santa casa). Las películas de Percy Jackson ya lo hicieron hace unos años, convirtiendo a Hermes en dueño de una empresa de mensajería, a los lotófagos en administradores de un casino, y la isla de Circe en un parque de atracciones. Pero dejemos al joven semidiós a un lado, que hoy toca hablar de dioses. De dioses american(izad)os, para ser exactos.

American Gods es una de las series de moda ahora mismo. Basada en la novela homónima de Neil Gaiman, cuenta la lucha de los antiguos dioses contra los nuevos (Tecnología, Medios, Gasolina…) desde el punto de vista de Sombra Moon, un ex convicto que se ve envuelto en todo el asunto tras ser contratado por el enigmático Sr. Wednesday. Y una de las “pegas” del libro es que la presencia de dioses, héroes o criaturas griegas y/o romanas en las filas de los antiguos dioses es escasa; prácticamente nula, más bien. Cosa que la serie soluciona, y de qué manera.

En el momento de escribir estas líneas ya han sido emitidos tres episodios de la segunda temporada, más los ocho de la primera. Y en cada temporada tenemos un representante de lo clásico. Evitaré hablar del de la segunda para no destripar nada, pero baste con decir que hay cierto secundario de lujo en la mitología griega que no se anduvo con mucho reparo al elegir bando.

En el sexto episodio de la primera temporada, por otra parte, Sombra y el señor Wednesday se encuentran con Vulcano, que sigue en el negocio de la forja, pero se ha cambiado a las armas de fuego, y controla la pequeña ciudad en la que se sitúa su fábrica gracias a algo tan americano como el derecho a portar armas. Y es que cada vez que una de sus balas mata a alguien, es técnicamente un sacrificio a él. Un genio.

De seguir esta tónica, es de esperar que en la próxima temporada, ya confirmada, tengamos otro acercamiento actualizado a algún personaje clásico. ¿Quién sabe? Tal vez la Esfinge sea la encargada de los captchas…

Alberto López Redondo

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: