La Odisea de Blackie Books entre los libros mejor editados del 2020

El Ministerio de Cultura y Deporte concedido ayer los Premios a los Libros Mejor Editados en 2020. El Segundo premio dentro de la categoría de Obras Generales y de Divulgación ha sido concedido a ‘La Odisea, de Homero‘; historietista y animador Eduardo Pelegrín Martínez de Pisón. Editado por Blackie Books. “Originalidad en un libro complejo para todos los públicos. Gran trabajo de composición con ilustraciones muy expresivas”.

Agradecemos a Diego Corral Varela el envío de la noticia.

Enhorabuena a Blackie Books, esperamos con ganas el próximo volumen de la colección.

Sobre la sátira

La Fundación Pastor y la Univ. San Dámaso organizan una sesión de conferencias sobre la Sátira en el mundo grecolatino.

SATVRA TOTA NOSTRA [NON] EST: EL INGREDIENTE SATÍRICO EN LA LITERATURA GRECOLATINA

Rosario CORTÉS TOVAR (USAL): Lo satírico: un modo en diversos géneros literarios. La sátira romana

Emilio CRESPO GÜEMES (UAM): Sátira y parodia en la obra de Luciano

Mónica LEJARRETA (UESD): “Nomina taceo, ne saturam putes” (Ep. 22.32) Algunos ejemplos satíricos en las cartas de San Jerónimo

Día y hora: jueves, 27 de mayo de 2021, 17:30

Puede seguirla a través de los canales de zoom y You Tube de la Universidad.

o presencialmente hasta completar aforo restrigindo en: Aula Pablo Domínguez. Universidad San Dámaso. C/Jerte, 10 28005 Madrid, previa inscripción.

¿Era Homero una mujer?

No es esta una pregunta nueva, pero es el título del texto que publica La Vanguardia (23/5/2021) sobre uno de los libros que incluíamos en la entrada del viernes sobre novedades editoriales relacionadas con el mundo clásico (tenemos que agradecer su envío a varios seguidores de nuestro blog). En concreto, se trata del libro Odiseicas de Carmen Estrada, neurobióloga y catedrática de Fisiología, que publicó junto con su hijo Miguel Brieva un cómic sobre la Odisea, del que dimos cuenta en su momento.

Bob Dylan cumple 80 años, una excusa para leer a Richard F. Thomas, Why Dylan Matters

I study Sanskrit and Arabic to improve my mind
 I want to do things for the benefit of all mankind
 I say to the willow tree – don’t weep for me
 I’m saying the hell with all things that used to be
 I get into trouble and I hit the wall
 No place to turn – no place at all
 I pick a number between one and two
 And I ask myself what would Julius Caesar do

Bob Dylan, ‘My Own Version of You’ (2020)

Bob Dylan, un viejo conocido de este blog, cumple hoy 80 años. Y para celebrarlo, recomendamos la lectura de Why Dylan Matters. Un lúcido libro a cargo del latinista Richard F. Thomas que, aunque publicado en 2017, esto es, tan solo un año después de la concesión del Premio Nobel (que tanto dio que hablar) y un año antes de su mini-tour por España (que, recordemos, comenzó en Salamanca con motivo del octavo centenario de nuestra Universidad), aún no ha sido traducido a nuestro idioma.

Richard F. Thomas es Catedrático George Martin Lane de Clásicas en la Universidad de Harvard, donde da clases de Latín y Recepción Clásica. Entre sus intereses dentro del campo de la Literatura Latina, Thomas se especializa en cuestiones de teoría literaria (mayormente intertextualidad filológica y narratológica, así como estéticas de la recepción) y Recepción Clásica (de hecho, es co-editor, junto con Charles Martindale, de unos de los companion más importantes sobre el tema: Classics and the Uses of Reception, publicado en Blackwell en 2006), así como en la obra de Virgilio. Estas predilecciones académicas, principalmente su disposición hacia los estudios de Recepción Clásica, dejan ver claramente el punto de unión en su interés por la relación de otro de sus grandes objetos de estudio, la obra de Bob Dylan, con los clásicos.

El libro Why Dylan Matters (2017) viene a ser la culminación de unos intensos años de investigación que tienen su mayor impulso a finales del año 2013, cuando Thomas comienza a impartir un seminario de duración anual para 12 estudiantes de primer año de Filología Clásica (que se sigue ofertando cada cuatro años). No obstante, dicha investigación, como señalaré más adelante y como el propio seminario, sigue teniendo ecos en su presente académico. La relación de Dylan con las obras de la literatura grecorromana comienza en sus últimos años de instituto en Minnesota, justamente los años previos a comenzar a dedicarse de lleno a la música. Thomas descubrió que en esos años Dylan cursó la asignatura de Latín y que incluso llegó a unirse a la Sociedad de Estudios Latinos (Latin Club) del instituto. Thomas cuenta que como el propio Dylan ha relatado en entrevistas, canciones y en sus propias memorias (Chronicles. Vol. I, altamente ficcionadas), en esos años vio en un cine cercano a la casa de sus tíos péplums como el Julio César de J. L. Mankiewicz (protagonizado por Marlon Brando, uno de los actores favoritos de Dylan) o La túnica sagrada de H. Koster. Por lo que, partiendo de estos datos, Thomas demuestra cómo el latín es algo importante en estos años de formación académica y, al fin y al cabo, estética y sentimental, del joven Dylan.

No obstante, en el libro Thomas señala que no será hasta mucho después cuando la relación de Dylan con los clásicos grecolatinos se vuelve patente, aunque en los términos alusivos a los que Dylan nos tiene acostumbrados. Comenzará con la que Thomas denomina la “trilogía del renacimiento de Dylan” con los discos: Love and Theft (2001), Modern Times (2006) y Tempest (2012). En 2001, Dylan empieza a robar citas directas, y a canalizar (en ocasiones Thomas llega a utilizar el término samplear, pero aplicándolo a términos textuales y no sonoros) a Virgilio y su Eneida. Como ejemplo, estos versos de ‘Lonesome Day Blues’:

I’m going to spare the defeated, I’m going to speak to the crowd
I’m going to spare the defeated, ‘cause I’m going to speak to the crowd
I’m going to teach peace to the conquered, I’m going to tame the proud

Perdonaré a los vencidos, hablaré a la multitud
Perdonaré a los vencidos, chicos, y hablaré a la multitud
Enseñaré la paz a los sojuzgados
Domaré a los soberbios

(Traducción de Miquel Izquierdo y José Moreno, Bob Dylan Letras1962-2001, Barcelona: Global Rythm Press, 2011)

Que, indudablemente han sido tomados del famoso discurso de Anquises:

tu regere imperio populos, Romane, memento;
hae tibi erunt artes; pacisque imponere morem,
parcere subiectis, et debellare superbos
(Aen. 6.851-3)

Mas tu misión, recuerda tú, Romano:
regir a las naciones con tu imperio
(ésas tus artes) imponer al mundo
el uso de la paz, darla al vencido,
y arrollar al soberbio que la estorbe
(trad. Aurelio Espinosa Pólit)

A su vez, con Modern Times en 2006, Dylan ‘roba’ directamente (según Thomas se pueden encontrar en torno a 20 robos, entre 6 canciones de un total de 10) de la traducción de Peter Green de los poemas de exilio de Ovidio (The Poems of Exile: Tristia and the Black Sea Letters, publicada en Penguin 2005). El hecho de mencionar la traducción es importante, ya que que las equivalencias, como estudia Thomas son directas, y si se cogiera otra traducción las rimas con los versos de Dylan se perderían. Eso sí, debemos entender estos robos según la famosa expresión de T. S. Eliot, “los poetas inmaduros imitan, los poetas maduros roban” (El bosque sagrado, 1920), ya que Dylan integra los versos ovidianos plenamente a sus propias aportaciones. De hecho, es un robo que Dylan parece no querer ocultar del todo, ya que hay una sutil mención al Ars Amatoria, también de Ovidio, en ‘Thunder on the Mountain’ donde canta: “I’ve been sitting down studying the Art of Love / I think it will fit me like a glove”.

En Tempest (2012), la poesía de Homero, principalmente su Odisea, servirán para vertebrar el disco, a lo largo del cual Dylan se convierte en el trickster por antonomasia, Odiseo, como se ve, por ejemplo, en ‘Early Roman Kings’ (otra canción con título engañoso en lo que a las referencias grecorromanas se refieren, como podemos comprobar):

One day you will ask for me
There’ll be no one else that you’ll wanna see

Οὖτις ἐμοί γ᾽ ὄνομα: Οὖτιν δέ με κικλήσκουσι
μήτηρ ἠδὲ πατὴρ ἠδ᾽ ἄλλοι πάντες ἑταῖροι (Od. 366-7)

Nadie es mi nombre.
Mi madre, mi padre y todos los demás compañeros me llaman Nadie

(Trad. Alicia Lozano Comino, Javier Álvarez Alfranca y Cristina Alonso López)

El análisis de esta ‘trilogía’, junto con los discos y giras más recientes, que continúan con los parámetros marcados por Dylan desde 2001, es el que ocupa el grueso del libro. A través de él, Thomas expone cómo Dylan es ya un clásico de la literatura americana y universal, en las categorías en las que Homero, Ovidio y Virgilio lo son. Precisamente, esta es la misma tesis a la que, en aquella época de concesión del Nobel, Agustín Ramos llegó en este mismo blog: “No quiero decir que Dylan los haya leído (tampoco que no) [a Arquíloco, Anacreonte o Propercio, por nombrar poetas tanto griegos como romanos]. Solo quiero recordar que unos y otro parecen tener una inspiración común fuertemente humana que ha marcado la lírica de Occidente desde hace muchos siglos y, a mi juicio, Dylan es un excelente representante”. De hecho, Thomas viene a resolver la pregunta que da título a su libro siguiendo esta línea. Para él Dylan importa no porque haya leído, citado e integrado en sus letras a los autores grecolatinos que en el libro se estudian (entre otras muchas referencias y tradiciones, huelga decir), como muchos pueden pensar, sino porque como aquellos poetas, captura lo que significa ser humano.

A mi parecer, lo mejor del libro, que, no obstante, algunos lectores pueden calificar precisamente como lo peor, es que Thomas se limita a señalar detalladamente estos ‘robos’ (por seguir con la máxima de Eliot), sin inmiscuirse en interpretaciones innecesarias de los mismos, pero contextualizando rigurosamente cada obra de Dylan así como cada lectura grecolatina que este lleva o ha podido llevar a cabo. Lo que, personalmente, considero una decisión tomada en la estela del propio Dylan, probablemente una de las personas más contraria a ser encasilladas del mundo de la música reciente (sirva el famoso concierto del Festival de Folk de Newport en 1965 como claro ejemplo de ello). Y, desde luego, también se debe a los estudios y convicciones dentro de la teoría literaria del propio Thomas, quien acertadamente expresó en una entrevista un tiempo antes de la publicación del libro, hablando sobre la intertextualidad de Dylan: “¿No es esto lo que pasa también con la intertextualidad en la Literatura Latina? ¿No esperaban Virgilio u Ovidio que sus lectores estuvieran constantemente pensado en el intertexto y en precedentes del pasado? Tened en cuenta la frase de Horacio en Epistulae II.224: cum lamentamur non apparere labores nostros – “lamentamos que nuestro duro trabajo no salte a la vista”. Horacio se queja de que sus esfuerzos intertextuales no sean apreciados, a pesar de existir” (Traducción propia, entrevista completa disponible en el inglés original aquí ).

A la espera de una traducción en nuestro país, y como ya se adelantó, la dedicación de Thomas con la obra de Dylan no acaba con este libro y la continuación del seminario cada cuatro años. En 2019 fundó la revista de acceso gratuito Dylan Review Journal. De hecho, en el número de verano de 2020 encontramos una gran aportación del propio Thomas sobre la continuidad de Dylan con los clásicos grecolatinos, ya que Thomas analiza pormenorizadamente las referencias clásicas del último disco de Dylan, Rough and Rowdy Ways (2020) (al que pertenece la canción que abre esta entrada), el primer disco de estudio de Dylan tras ocho años, anunciado en pleno confinamiento (marzo de 2020) y publicado en junio del año pasado.

Marta Martín Díaz

Para siempre Francisco Brines

Rosario Cortés nos incita a recuperar otro poema de Brines que ya reblogueamos del blog PAU (y EBAU) Latín y Griego.

Epitafio romano

«No fui nada, y ahora nada soy.
Pero tú, que aún existes, bebe, goza
de la vida…, y luego ven.»
                                                     Eres un buen amigo.
Ya sé que hablas en serio, porque la amable piedra
la dictaste con vida: no es tuyo el privilegio,
ni de nadie,
poder decir si es bueno o malo
llegar ahí.
                     Quien lea, debe saber que el tuyo
también es mi epitafio. Valgan tópicas frases
por tópicas cenizas.

Os dejamos el enlace de un trabajo de la propia Rosario Cortés que comenta el poema: “Tradición Clásica en los poemas satíricos de “Aún No” de Francisco Brines”, Homenaje a Jaime Siles, Liburna. Revista de Humanidades 4 (2011) 129-135. (https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3809076)

Muere Francisco Brines

Collige, virgo, rosas

Estás ya con quien quieres. Ríete y goza. Ama.
Y enciéndete en la noche que ahora empieza,
y entre tantos amigos (y conmigo)
abre los grandes ojos a la vida
con la avidez preciosa de tus años.
La noche, larga, ha de acabar al alba,
y vendrán escuadrones de espías con la luz,
se borrarán los astros, y también el recuerdo,
y la alegría acabará en su nada.

Mas, aunque así suceda, enciéndete en la noche,
pues detrás del olvido puede que ella renazca,
y la recobres pura, y aumentada en belleza,
si en ella, por azar, que ya será elección,
sellas la vida en lo mejor que tuvo,
cuando la noche humana se acabe ya del todo,
y venga esa otra luz, rencorosa y extraña,
que antes que tú conozcas, yo ya habré conocido.

Francisco Brines
(El otoño de las rosas, 1986)

Novedades editoriales en torno al mundo clásico

Echando un vistazo a las novedades editoriales, he descubierto una gran cantidad relacionada con el mundo clásico; aquí tenéis las referencias de algunas de ellas. Si alguno de vosotros quiere enviarnos alguna breve reseña para el blog, o quiere sugerir otras lecturas, os lo agradeceríamos.

Javier Azpeitia, Músika:

Músika es una novela histórica situada en la Grecia antigua (finales del siglo V a. C., en el último periodo de la guerra del Peloponeso) que nos cuenta los últimos años de la vida de Eurípides y las circunstancias oscuras en las que murió. A través de un personaje de ficción —Mora, una sacerdotisa de agua convertida en esclava por los avatares de su vida—, el autor recrea la vida en la corte de sabios de Arquelao de Macedonia y recrea las intrigas y las envidias entre poetas, filósofos y demás participantes del «Banquete de los afortunados». Un relato de aventuras por parte de la protagonista, y de deslumbrante recreación de la Atenas clásica, a través de los autores teatrales, y las cortes de artistas en una narración llena de referencias mitológicas e históricas.

Carmen Estrada, Odiseicas. Las mujeres en la Odisea.

La mayoría de las adaptaciones y recreaciones de la Odisea se han centrado en el héroe, en el viaje de Ulises. Esto ha afectado a la imagen que tenemos de los personajes femeninos, que han llegado hasta el siglo XXI convertidos en estereotipos del imaginario popular que nada tienen que ver con unas mujeres dotadas de una personalidad muy definida. Odiseicas ofrece una apasionante aproximación a estos personajes femeninos que, con su comportamiento y sus cualidades, desafiaron el rol que se esperaba de ellas en una sociedad patriarcal y misógina.

Jacobo Cortines, Días y trabajos

La quinta entrega de la obra poética de Jacobo Cortines fue adelantada en parte en la recopilación Pasión y paisaje (1974-2016), publicada también por Vandalia, pero desde entonces el libro ha ido creciendo hasta tomar las dimensiones de esta edición definitiva. A los poemas entonces conocidos, como el impresionante «Europa», se suman ahora nuevas estampas de la sección «De vita beata», la elegía al maestro Alberto Zedda –que encuentra su lugar en «Afinidades», junto a los homenajes a Manuel Castillo y Carmen Laffón–, el conmovedor tríptico «Pasos de amor» –dedicado a quien fuera la esposa del poeta, Cecilia Romero de Solís–, el largo poema «Extraño regreso» –escrito durante el confinamiento de la pasada primavera, en el que Cortines prosigue la línea de otras composiciones mayores como «Carta de junio» y «Nombre entre nombres»– o la «Coda» que cierra el volumen, donde se reúnen poemas marcados por una melancolía que resulta de la edad y la suma de ausencias. Libro de absoluta madurez, Días y trabajos es la obra de un poeta esencial que maneja con igual maestría la breve anotación lírica y el poema extenso. Un poeta de fondo humanista e intención moral cuya voz, perfectamente modulada, se caracteriza por el tono meditativo, la dicción elegante y las resonancias clásicas, que parten de los recursos de la tradición para enfrentar la verdad personal y los claroscuros de la edad contemporánea.

Daisy Dunn, Bajo la sombra del Vesubio. Vida de Plinio

Cuando Plinio el Viejo, viajero, historiador y almirante de la flota imperial, murió en Estabia durante la famosa erupción del Vesubio en el año 79, dejó tras de sí los treinta y siete libros de su Historia natural; un fabuloso compendio que abarca conocimientos sobre materias de todo orden, desde la luna o el reino vegetal hasta la eficacia de los ciempiés en la curación de úlceras; y un sobrino adolescente que lo veneraba. Plinio el Joven heredó entonces los cuadernos de su tío; repletos de sabiduría y brillantes intuiciones; y se esforzaría durante toda su vida por mantener vivo su legado. Amigo del historiador Tácito, del biógrafo Suetonio y del poeta Marcial, fue además coleccionista de villas, abogado, senador y cronista del Imperio romano, desde los oscuros días de terror bajo el mandato de Domiciano hasta los más apacibles tiempos del emperador Trajano. Bajo la sombra del Vesubio es una biografía narrativa y dual que, entretejiendo las cartas de Plinio el Joven con extractos de los libros de Plinio el Viejo, devuelve la vida al padre y al hijo adoptivo, al mentor y al discípulo, a dos de las mentes más brillantes de la Antigüedad clásica, a la vez que despliega a través de su mirada el fascinante panorama de la Roma del siglo I d. C.

Laura Sancho Rocher, El nacimiento de la democracia. El experimento político ateniense (508-322 a. C.).

Una historia de la primera democracia del mundo. En el 508 a. C., el líder ateniense Clístenes introdujo un régimen político que, con el paso del tiempo, se denominó democracia. La democracia antigua, hoy día muy estimada por los valores en que se fundó es, sin embargo, muy diferente a las primeras democracias occidentales ya que era directa y no representativa. Durante casi doscientos años, la ciudad de Atenas tuvo el primer gobierno democrático de la historia occidental y uno de los más desarrollados de todos los tiempos, un modelo gestado sin diseño previo ni referentes, frente a cuya resplandeciente imagen se elaboró el negativo de la tiranía. Laura Sancho, catedrática de Historia Antigua, nos muestra cómo surgió y evolucionó la democracia ateniense, a qué retos se enfrentó a lo largo de casi dos siglos y cómo se fue transformando para superarlos. El sistema ateniense favorecía la participación sin descuidar los mecanismos de control del poder, aseguraba la libertad de los ciudadanos sin olvidar el respeto a la ley y propiciaba la igualdad política sin renunciar a servirse de los méritos de los dirigentes. El nacimiento de la democracia es una lectura necesaria para entender qué ideas y mecanismos hicieron posible un gobierno del pueblo. Una obra imprescindible para conocer nuestro pasado y reflexionar sobre nuestro presente.

Fermín Solís, Medea a la deriva

Una novela gráfica sobre la mujer más fascinante de la mitología griega, por el autor de Buñuel en el laberinto de las tortugas. Medea, la princesa maga de la Cólquida, la que fue esposa de Jasón y mató a sus hijos por desamor, la que tuvo que huir de Corinto, Atenas y Asia Menor, acosada por humanos y dioses, objeto de la furia de Zeus, va a la deriva en un enorme bloque de hielo que mengua día a día, camino de un destino desconocido. Pero esta no es su única angustia: es un ser inmortal y no puede morir, ni por su propia mano. Está condenada a vivir hasta el fin de los días.

Susana González Marín

Tito Andrónico en cómic

Por la newsletter de Letras Corsarias sabemos que sale a la venta Tito Andrónico, un cómic de Marcos Prior y Gustavo Rico, que adapta la obra en la que intervino -no sabemos en qué medida- Shakespeare. La trama se centra en el personaje de Tito, un general romano que, tras una dura campaña, vuelve a Roma con la reina goda Tamora y sus tres vástagos como prisioneros; el sacrificio del mayor de estos para vengar la muerte de sus propios hijos en la guerra desencadenara una sucesión de actos violentísimos. La obra, un tanto truculenta, es ficticia y carece de base histórica; sin embargo, aprovecha algunos relatos de la literatura clásica, como la historia de Filomela y Procne de las Metamorfosis de Ovidio o el Tiestes de Séneca.

Si quieres saber más del drama isabelino puedes consultar la detallada entrada de la Wikipedia en inglés y si quieres leer una traducción al español lo puedes hacer en la versión de Fernando Urdiales de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Las posibilidades no se agotan aquí: la película Titus (1999) fue protagonizada por Anthony Hopkins y Jessica Lange.

Susana González Marín

No puedes ser así: el nuevo libro de Luis García Montero

Luis García Montero presenta su libro de poemas No puedes ser así (Madrid, Visor 2021) a las 13h. en el Aula Magna de la Facultad de Filología. Puesto que las actuales circunstancias han restringido el aforo de la sala, Begoña Alonso nos envía dos poemas de este nuevo libro para que disfrutemos con la evocación de los clásicos.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: