Rebusca entre las numerosísimas imágenes que ilustran las obras de Ovidio: Ovidius pictus

Nos llega por varias vías (entre ellas José Carlos Fernández Corte y el Mercurio Salmantino) la noticia de la inauguración de una nueva web, fruto del trabajo realizado en varios proyectos de investigación desarrollados desde el año 2007 y encabezados por Fátima Díez Platas (Dpto. de Historia del Arte. Universidad de Santiago de Compostela): la Biblioteca Digital Ovidiana. Los proyectos han perseguido la recopilación, estudio y digitalización de todos los ejemplares de las ediciones ilustradas de las obras ovidianas, impresas entre los siglos XV y XIX, que se encuentran en las bibliotecas españolas públicas y privadas, y la creación de una base de datos de estas ilustraciones. Además, dentro de esta página se aloja un blog, Ovidius pictus, sobre los libros y las bibliotecas que los contienen. Lee aquí su primera entrada: Ovidio en la biblioteca más antigua de Galicia. Damos la enhorabuena a esta iniciativa que sin duda utilizaremos muy frecuentemente y les deseamos la mejor suerte.

Susana González Marín

Constantinopla en National Geographic Historia Especial Arqueología

Roma y Constantinopla, las dos grandes capitales del Imperio Romano, son las protagonistas del último número especial de arqueología que National Geographic acaba de sacar dentro de su serie “Historia”. A través de los hallazgos materiales es posible reconstruir y visulizar en 3D grandes monumentos y múltiples espacios de la vida diaria, permitiéndonos conocer más y mejor nuestro pasado: el sarcófago de Junio Annio Basso, las catacumbas, el mitreo de San Clemente, la villa y el circo de Majencio en la vía Apia, Santa Sofía, el palacio imperial y el hipódromo, los puertos o el palacio de Bucoleón entre un largo etcétera. Este viaje en el tiempo nos lleva a la Roma tardoantigua (ss. III-VI) y a la Constantinopla milenaria que desde su refundación en el año 330 hasta 1453 albergó la capitalidad del Imperio Romano. Casi 200 páginas de amena lectura para profundizar o descubrir instituciones, tesoros artísticos y monumentos literarios a los que no siempre damos la relevancia que merecen.

Óscar Prieto Domínguez

Palacio de Bucoleón
Palacio de Bucoleón
Sarcófago de Junio Baso
Sarcófago de Junio Baso
Santa Sofía
Santa Sofía
Villa de Majencio
Villa de Majencio

Visitas virtuales a Pompeya

Gracias a El Diario.es sabemos de un recorrido virtual por Pompeya: “El canal oficial del MiBACT, el Ministerio de Cultura y Turismo italiano, ha producido un vídeo con el que podemos recorrer y conocer lo que los dos últimos años de excavaciones han sacado a la luz de la Región V de Pompeya. Lo explica Massimo Osanna, Director del Parque Arqueológico de Pompeya, y durante algo más de siete minutos nos muestra los detalles de los últimos descubrimientos. Aunque la locución del vídeo sea en italiano, la lengua natal de Osanna, tenemos la posibilidad de activar subtítulos en español para que no se nos escape nada.”

El peródico nos aconseja además usar Google y las panorámicas de su Street View, que nos permiten recorrer las ruinas de Pompeya y el paseo Pompeii 360 Virtual Walking Tour, que dura casi dos horas.

 

El mosaico largamente deseado

La prenssa estos días se hace eco del desenterramiento de un mosaico de una villa romana en el norte de Italia. La excavación ha arrostrado múltiples dificultades, la última de las cuales ha sido la paralización de las actividades por la pandemia. Pero finalmente, una semana después de reanudar los trabajos, se ha podido contemplar en un estado de conservación óptimo.

Puedes leer la noticia en La Vanguardia y os adjuntamos el texto publicado en El País el 30 de mayo:

Los famosos viñedos de Italia que escondían un impresionante mosaico romano

Los arqueólogos llevaban décadas tratando de sacar a la luz este tesoro que había pasado casi 2.000 años escondido entre las raíces de unos famosos viñedos, a menos de dos metros de profundidad. La pandemia de coronavirus que obligó a detener por enésima vez las excavaciones el pasado febrero parecía solo un impedimento más en la carrera de obstáculos en la que se había convertido el estudio de los restos de una villa romana enterrada en la provincia de Verona. Tan solo una semana después de que se reanudaran los trabajos tras el confinamiento apareció: un espléndido y colorido mosaico de pavimento, sorprendentemente bien conservado que data, según creen los expertos, del siglo III d.C., en la época imperial.

Los estudiosos descubrieron en 1887 la existencia de esta villa, de grandes dimensiones, que según sus cálculos cuenta con unos 300 metros cuadrados de zona residencial. Y que está decorada con suntuosos mosaicos con representaciones de escenas mitológicas y con ricas ornamentaciones de formas geométricas. Pero poco después volvió a quedar sepultada de nuevo “como si nada”, según ha explicado el arqueólogo a cargo de las excavaciones, Giovanni De Zucatto a la prensa local. En 1922 y en 1975 volvió a ocurrir lo mismo, se realizaron excavaciones parciales que quedaron nuevamente soterradas. Durante todo este tiempo, distintos equipos de expertos habían intentado, sin éxito, sacar a la luz las joyas arqueológicas que guarda esta popular zona de viñedos en la que se produce vino desde el siglo I d.C.

La investigación de 1922 fue la más fructífera de todas hasta la fecha, se conservan de ese periodo una buena documentación técnica de los hallazgos y fotos de calidad, pero no había ningún mapa preciso que localizara claramente la villa. Un sondeo reciente con georradar llevado a cabo por los técnicos de la Superintendencia de Verona ha permitido colocar exactamente sobre el terreno los restos encontrados hace casi un siglo y ponerlos en relación con los recién descubiertos. Las decoraciones encontradas forman parte, según la arqueóloga Tina Campanile, que excavó anteriormente en la zona, de un gran patio rodeado de columnas, probablemente abierto a un jardín interno.

La falta de presupuesto ha ralentizado las excavaciones. También el choque frontal entre la conservación del patrimonio y la tutela de la economía local, basada fundamentalmente en la viticultura. Con la uva corvina de la zona se cultiva uno de los vinos más apreciados de Italia, el Amarone de Valpolicella. El año pasado, de esas tierras salieron 15 millones de botellas de esta variedad. En este caso el terreno es privado, y está en manos de varias hermanas, reacias a permitir el acceso a su propiedad para evitar dañar los viñedos. Esto obliga a detener las excavaciones durante meses para respetar el ciclo de la vendimia.

El objetivo de los arqueólogos ahora es determinar con exactitud la extensión y localización de la antigua villa y buscar la forma de hacer accesible al público el patrimonio descubierto. El camino será largo y harán falta muchos recursos, ya ha advertido el Ayuntamiento de Negrar, donde se encuentra la excavación. “Creemos que un sitio cultural con tanto valor merece atención, por eso junto a la Superintendencia y a los propietarios agrícolas encontraremos la manera de que se pueda disfrutar este tesoro”, ha señalado el alcalde, Roberto Grison, al diario L’Arena. El regidor ha mediado entre los arqueólogos y los propietarios del terreno para facilitar que se excavaran los fosos donde se han encontrado los mosaicos.

La Superintendencia reconoce, en un comunicado, que la construcción de un área arqueológica abierta a los visitantes es “incompatible con cualquier actividad agrícola in situ”. Por eso, señalan que es necesario plantear “una sinergia de intenciones e intervenciones” entre instituciones y los agentes económicos y productores locales. “Y, por último, pero no por ello menos importante, con la participación de la población en el proyecto de redescubrimiento y reapropiación de este patrimonio arqueológico común, objetivamente bello, además de históricamente relevante”, señalan.

Escultura hiperrealista de emperadores romanos

Os presentamos un proyecto bastante peculiar de un joven artista español, Salva Ruano, que se dedica a producir esculturas hiperrealistas en silicona a partir de bustos clásicos de emperadores romanos. De momento ha “resucitado” a César, Augusto, Nerón y Calígula (en la imagen de cabecera), pero planea muchos más (entre ellos algunos escritores como Cicerón). Además, documenta todo el proceso con unos vídeos que, pese a lo hipnóticos que resultan, dan bastante repelús. Todo ello puede verse en su página web, que recoge además la repercusión del proyecto en varios medios.

Jesús Hernández Lobato

Tiziano en casa

El Museo del Prado nos propone para esta semana la conferencia sobre el cuadro de Tiziano “Dánae recibiendo la lluvia de oro” pronunciada en noviembre de 2014. . Esta obra maestra fue adquirida en su momento por el propio Velázquez. Tiziano realizó varias versiones de este asunto mitológico, llegando a darse desde hace siglos una confusión con otra pintura del mismo autor. En 2014, tras su estudio e investigación se consiguió aclarar esta situación que nos explica Miguel Falomir. Puedes verla en Youtube. Agradecemos a Mª Ángeles Martín el envío del enlace.

 

Aquiles en el Prado

Adelaida Martín Sánchez nos avisa de las nuevas actividades online que el Prado propone dentro de su sección Pradoeducación. Todas ellas son muy atractivas, pero una en particular nos concierne especialmente: Aquiles en el Prado, una actividad que se irá desarrollando los martes del mes de mayo. Os ofrecemos la presentación que cuelga en la página:

En marzo de 2020 se estrenaba en el Teatro Real la ópera Aquiles en Esciros. La representación operística era el resultado de un proyecto de investigación acometido por el Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU), institución que tiene un convenio de colaboración con el Museo Nacional del Prado desde el año 2018.

Para celebrar estos lazos se decidió realizar un nuevo itinerario bajo el título Aprender a ser mortal. Aquiles en el Museo del Prado. La actividad tenía como objetivo establecer puentes entre el proyecto de investigación musical y la colección permanente del Museo, planteando una relación entre las artes musicales y plásticas y estableciendo una selección de las obras de la colección cuya iconografía estuviera relacionada con la figura de Aquiles. 

A través del siguiente recurso, vamos a poder realizar alguna de las paradas que formaban parte de ese itinerario. Os recomendamos que estéis pendientes de la web ya que cada martes, a las 10 h, publicaremos una nueva parada con sus observaciones asociadas.

Reconstrucción virtual del Erecteion

A modo de disclaimer: el trabajo que aquí se presenta ha sido realizado dentro del marco del curso “Blender 2.8 para la reconstrucción virtual en 3D del patrimonio” impartido por Koré – Formación online en patrimonio y tecnología. En este curso se enseña a hacer una reconstrucción del Erecteion. Por tanto, el trabajo no es completamente original: muchos de los materiales utilizados para llevarlo a cabo han sido facilitados en este curso para disponerlos en la escena de forma individual. Entre estos materiales se encuentran las planimetrías, las imágenes de texturas, las estatuas (Atenea y una de las cariátides) y los personajes. Algunos de los objetos pequeños, como velas o antorchas, han sido descargados de Sketchfab, plataforma para visualizar y compartir modelos tridimensionales (www.sketchfab.com). El resto de la escena se ha realizado de forma personal siguiendo las directrices del profesor. El software utilizado es Blender, libre y gratuito, en su versión 2.81

Contexto histórico

Viajamos a la antigua Grecia, hacia el 420 a. C. Aquí, elevada a unos 156 metros sobre el nivel del mar, se encuentra la Acrópolis, centro simbólico de la cultura occidental. Su situación privilegiada le permitía estar lo bastante alejada de la costa como para no ser atacada por la vía marítima, pero lo bastante cercana como para participar del comercio portuario que se había ido desarrollando durante mucho tiempo antes. Estas circunstancias habían favorecido la construcción, en el II milenio a. C., de un palacio micénico que pronto evolucionó a un importante centro político y religioso del Ática.

En el año 480 a. C., en el contexto de las Guerras Médicas, los persas llegaron a Atenas y destruyeron la Acrópolis, en la que en este momento se estaba construyendo el Partenón. Ya en este momento había sido edificado el templo de Atenea Poliada, que va a tener relación con el Erecteion, el edificio que estamos tratando en esta ocasión. Debido a los destrozos causados por los persas, fue absolutamente necesario reconstruir esta área. Tras la victoria griega en la batalla de Salamina, Atenas se consolidó como la pólis más importante de Grecia, por lo que se realizaron obras de reconstrucción y mejora, demostrando así que era quien tenía la hegemonía. A mediados y finales del siglo V a. C., gracias al trabajo realizado por arquitectos, ingenieros y artistas, se logró reconstruir una espléndida Acrópolis protagonizada por el Partenón.

El máximo jefe militar de Atenas, el estratego Pericles, dirigió la reconstrucción de la Acrópolis con ayuda de su consejero y amigo Fidias. Fue en este contexto cuando se comenzó la edificación del Erecteion, muy relacionado con los orígenes mitológicos de la ciudad de Atenas. El complejo se levantó entre el 420 y el 406 a. C. durante los intervalos de paz en la Guerra del Peloponeso, en parte sobre las ruinas del templo de Atenea Poliada, que, recordemos, había sido destruido por los persas.

Estructura del Erecteion

Para la construcción del Erecteion se empleó mármol del monte Pentélico, cercano al Ática, y caliza azul para el friso. Las columnas que soportan el edificio pertenecen al orden jónico. El templo está levantado sobre un terreno con fuerte desnivel, que se salva con el añadido de escaleras que permiten que todas las estancias estén comunicadas.

Vamos a ver cuáles eran los módulos en los que estaba dividido el Erecteion:

03
[Imagen 03] Vista ortográfica cenital del Erecteion. Infografía 3D: Carmen Rodríguez Gómez.
Su entrada principal se situaba en el pórtico norte, desde el que se accedía a las estancias de Hefesto, Posidón y otros. En el interior se encontraba el pozo que conduciría al “mar” que había hecho brotar el dios. En el lado este había otro pórtico que llevaba a la cela de Atenea Poliada, donde había una estatua de la diosa y una lámpara de aceite hecha de oro, obra de Calímaco (no representada en la reconstrucción). En la fachada sur destaca el pórtico de las Cariátides. En la parte oeste del edificio se encontraba el recinto dedicado a Pándroso (una de las hijas del mítico Cécrope), la tumba del propio Cécrope y el olivo sagrado de Atenea.

Mitología y construcción en el Erecteion

El Erecteion tiene una planimetría compleja que da la sensación de que se han ido adosando estructuras al templo central. Esto responde a la necesidad de abarcar en un solo edificio varios cultos relacionados con los orígenes míticos de Atenas: Posidón, Zeus, Atenea, Cécrope y Erecteo. Estos dos últimos son considerados, según la tradición legendaria más extendida, los primeros reyes míticos del Ática.

Cécrope habría nacido del mismo suelo del Ática y encarnaba el mito de la autoctonía con su doble naturaleza: la parte superior de su cuerpo era humana, su parte inferior era de serpiente, animal ctónico (del griego χθών, ‘suelo’) por antonomasia.

Bajo el reinado de Cécrope tiene lugar el mito de Erictonio, abuelo de Erecteo, de quien hablaremos más tarde. Respecto al nacimiento de Erictonio, las versiones varían, pero la más corriente es que fue fruto de una pasión del dios Hefesto por Atenea. Hefesto había recibido la visita de la diosa para encargarle armas y, al verla, se enamoró de ella. La persiguió con la intención de violarla, pero ella se resistió. Durante el forcejeo, Hefesto eyaculó sobre el muslo de Atenea, que, asqueada, se limpió con una tela y la tiró al suelo. De esta manera fue fecundada la tierra y dio origen al niño Erictonio. Atenea, sin que los dioses se enterasen, recogió al niño, lo metió en una cesta con una serpiente y la dejó al cuidado de las tres hijas del rey, Cécrope. Ellas debían cuidar de la cesta y, sobre todo, no abrirla. Solo una de ellas, Pándroso, intentó disuadir a sus dos hermanas para que no la abrieran. Pero las muchachas, acuciadas por la curiosidad, desobedecieron las órdenes y abrieron la canasta. Sorprendidas al ver al niño mezclándose con la serpiente, tiraron la cesta al suelo. Erictonio, en su forma de humano y serpiente, se ocultó entre unas rocas. Según algunos autores, todavía se conserva en el Erecteion este agujero en el que se ocultó. Las dos muchachas se tiraron colina abajo, de modo que solo quedó Pándroso, la única que había obedecido las órdenes de Atenea. A ella se le dedicó un pequeño santuario en el lado oeste del Erecteion, junto al olivo de Atenea.

El rey Cécrope cedió sus poderes al hijo de Erictonio, Pandión, quien a su vez engendró a Erecteo, entre otros hijos.

También durante el reinado de Cécrope tiene lugar otro de los mitos sobre el origen de la ciudad de Atenas. Atenea y Posidón tuvieron una disputa por el dominio sobre el Ática. Según algunas mitologías, Posidón era la divinidad a la que estaba consagrada la ciudad, pero él y Atenea tenían interés en recibir culto principal allí. Los dos dioses se enfrentaron en una disputa en la que tenían que hacer una ofrenda a la ciudad de Atenas. Según cuenta Apolodoro, Posidón, con un golpe de su tridente, hizo brotar un “mar” de agua salada en medio de la Acrópolis. Atenea, tras tomar a Cécrope como testigo, plantó un olivo en la cumbre de esta misma colina, un olivo que debía ser eterno.

04
[Imagen 04] Propuesta de reconstrucción del frontón occidental del Partenón: lucha entre Atenea y Posidón. Museo de la Acrópolis de Atenas. Fuente: Wikimedia Commons
 Para acabar con la discusión, Zeus eligió a los doce dioses olímpicos como jueces, quienes se decantaron por Atenea gracias a que Cécrope, el rey mítico, explicó que había sido la primera en hacer brotar un olivo en Atenas. Así, Cécrope aceptó a Atenea y retiró el culto a Posidón.

05
[Imagen 05] Recreación del olivo sagrado de Atenea en el recinto oeste del Erecteion, y el santuario de Pándroso, hija de Cécrope. Autora: Carmen Rodríguez Gómez
Eumolpo, uno de los hijos de Posidón, que reinaba en Tracia, lanzó un ataque contra la ciudad de Atenas, donde ahora reinaba ya Erecteo (nieto de Erictonio). Este decidió consultar el oráculo de Delfos para saber cómo lograr la victoria. La única manera era sacrificando a una de sus hijas. Designó a Ctonia para su muerte, pero todas sus demás hijas se suicidaron. Erecteo consiguió la victoria sobre Eumolpo. Posidón se sentía doblemente ultrajado: por un lado, se le había negado el culto a Atenas; por otro, su hijo había muerto a manos del enemigo. El dios acudió en ayuda de su hermano Zeus, quien lanzó un rayo contra Erecteo y lo mató en el acto. Según dicen las leyendas, sigue existiendo en el pórtico norte del Erecteion la huella del rayo que mató a Erecteo.

06
[Imagen 06] Recreación de la abertura que correspondería al lugar a través del cual el rayo de Zeus fulminó a Erecteo. Autora: Carmen Rodríguez Gómez.
Estando así las cosas, Praxítea, viuda de Erecteo, que había perdido a sus hijas y a su marido, pidió ayuda a Atenea para poder salvar la memoria de sus difuntos seres queridos. La diosa permitió el culto a Posidón en la Acrópolis para calmar su ira y, con el fin de que perviviera el recuerdo de Erecteo, concilió las dos figuras del dios y del rey. Surgió así Posidón-Erecteo, que comenzó a recibir culto en el templo del Erecteion.

En la Acrópolis se dispuso un espacio para la tumba del mítico rey Cécrope, llamada “cecropio”, que fue incorporada al Erecteion junto al pórtico de las Cariátides.

07
[Imagen 07] Recreación del cecropio junto al pórtico de las Cariátides. Autora: Carmen Rodríguez Gómez.
Respecto al pórtico de las Cariátides, también tiene su motivación histórica. En la batalla de las Termópilas, en el año 480 a. C., se enfrentaron las polis griegas, lideradas por Atenas y Esparta, contra los persas de Jerjes I. La ciudad de Carias, en la región de Laconia, fue aliada de este rey. Cuando los persas fueron derrotados y expulsados de la región, Carias sufrió el exterminio de todos sus hombres y la esclavización de sus mujeres, que se vieron obligadas a soportar las cargas más pesadas. Estas estatuas femeninas que miran hacia el Partenón son la representación de aquellas mujeres, pues soportan sobre sus cabezas el peso del edificio. Las Cariátides probablemente estaban realizadas con los brazos en actitud de ofrenda, razón por la que los han perdido al sobresalir del resto del cuerpo. Hoy en día, las Cariátides que se encuentran en este pórtico son copias; los fragmentos originales se conservan en el Museo de la Acrópolis.

08
[Imagen 08] Reconstrucción del pórtico sur con las Cariátides. Autora: Carmen Rodríguez Gómez. Estatua de Cariátide original: Koré – Formación online en patrimonio y tecnología.
Una de las grandes festividades que tenían lugar en la Acrópolis de Atenas eran las Panateneas. Durante las Grandes Panateneas, celebradas cada cuatro años, además de diversos certámenes deportivos, literarios y musicales, tenía lugar la procesión del peplo. Esta prenda era confeccionada por sacerdotisas atenienses y llevada en una procesión por toda la ciudad hasta la Acrópolis, donde se encontraba su estatua. En esta procesión, hombres y mujeres llevaban como ofrendas a la diosa ramas de olivo, armaduras, cestas de frutos y cereales, agua y bueyes. La gran procesión del peplo terminaba en el Templo de Atenea Poliada, pero, al ser destruido, es posible que eligieran otro lugar para sustituirlo.

09
[Imagen 09] Recreación de la entrega de ofrendas de frutos, cereales y telas en el pórtico este del Erecteion, donde se encontraba el santuario de Atenea. Autora: Carmen Rodríguez Gómez.
10
[Imagen 10] Recreación nocturna del pórtico este del Erecteion durante la fiesta de las Panateneas. Autora: Carmen Rodríguez Gómez.
11
[Imagen 11] Recreación nocturna de la fachada sur del Erecteion durante la fiesta de las Panateneas. Autora: Carmen Rodríguez Gómez.
12
[Imagen 12] Recreación interior del santuario de Atenea en la zona este del Erecteion con ofrendas de escudos, lanzas y recipientes de cerámica. Autora: Carmen Rodríguez Gómez. Estatua original de Atenea facilitada por Koré – Formación online en patrimonio y tecnología.
A continuación se muestra una imagen del proceso de texturizado de las telas y algunos renderizados generales del complejo estructural. Todas ellas son de realización propia.

14
[Imagen 14]. Vista general del Erecteion desde una perspectiva suroeste.
15

16
[Imagen 16] Vista general del Erecteion desde una perspectiva oeste.
Bibliografía

Fuentes clásicas
Apolodoro, Biblioteca. Traducción y notas de Margarita Rodríguez de Sepúlveda. Madrid: Gredos, 1985.
Heródoto, Historia. Traducción y notas de Carlos Schrader. Madrid: Gredos, 1992.
Pausanias, Descripción de Grecia. Introducción, traducción y notas de María Cruz Herrero Ingelmo. Madrid: Gredos, 1994.
Tucídides, Historia de la guerra del Peloponeso. Traducción y notas de Juan José Torres Esbarranch. Madrid: Gredos, 1992.

Fuentes modernas
Blanco Freijeiro, A. (2016): Arte griego, 3ª edición, Madrid, CSIC.
Grimal, P. (1981): Diccionario de mitología griega y romana, Barcelona: Paidós.
López Melero, R. (2017): Arqueología: Atenas, National Geographic.
Martiensses, R. D. (1972): La idea del espacio en la arquitectura griega, Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión.
Robertson, D. S. (1994): Arquitectura griega y romana, 4ª edición, Madrid: Cátedra.
Spawforth, T. (2007): Los templos griegos, Madrid: Akal.
Triante, I. (1998): The Acropolis Museum, Atenas: Latsis Group.

Webgrafía
Agudo Villanueva, M. (2019): “El Erecteion de Atenas: viaje al pasado en 3D”. Mediterráneo Antiguo, 12 de junio. Disponible en: https://mediterraneoantiguo.com/2019/06/12/el-erecteion-de-atenas-un-viaje-al-pasado-en-3d/.
Panolympia (2017): “Panateneas menores, el festival en honor a Atenea”. Panolympia, 25 de julio. Disponible en: https://panolympia.wordpress.com/2017/07/25/panateneas-menores-el-festival-en-honor-a-atenea/.

Carmen Rodríguez Gómez

 

Cosas que hacer en cuarentena (13): vamos otra vez al Prado

Mª Ángeles Martín Sánchez nos envía este enlace a alguna de las variadas actividades que el Museo del Prado propone bajo el título de El Prado en casa. En esta ocasión es el video en el que Leticia Azcue Brea, Jefa de Conservación de Escultura y Artes decorativas del Prado, comenta la escultura “Venus y Marte” de Antonio Canova.

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: