Un tesoro arqueológico en un aparcamiento

En una obra para reforzar los cimientos del aparcamiento subterráneo del edificio se encuentran restos arqueológicos romanos de valor incalculable: un muro que podría datarse del siglo VI a.C. y que seguramente formaba parte de un asentamiento defensivo, quizás los cimientos de una torre de vigilancia, una maravillosa vivienda particular de la era Imperial, con hasta seis estratos de preciosos mosaicos (entre ellos un loro un loro verde formado por 300.000 teselas), 10.000 trozos de cerámica, piezas con relieves de la diosa Atenea, de Hércules o una estrella de ocho puntas. La inmobiliaria de BNP Paribas, dueña del edificio, ha sufragado las excavaciones con tres millones de euros.

A partir de noviembre se podrán visitar estos restos arqueológicos dos veces al mes. La comunidad será quien se ocupe del mantenimiento y de cobrar la entrada a los visitantes.

Y, ¿dónde creéis que ha pasado esto?

Solo en Roma puede pasar. En el monte Aventino.

Lee la noticia en La Vanguardia. Agradecemos el envío a Beatriz Calvo y a Esperanza González.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: