Transformaciones culturales en el final del Imperio romano

La Vanguardia en su edición online del día 1 de mayo publica esta noticia: “Los cráneos deformados de Hungría que explican el final del Imperio Romano“. Arqueólogos de Budapest han publicado los resultados de su investigación sobre los restos de las 96 tumbas del cementerio de Mözs-Icsei dűlő, cerca de la ciudad húngara de Szekszárd. Sus estudios han permitido conocer cómo cambiaron las tradiciones romanas tardías y fueron apareciendo nuevas costumbres hasta que ambas se acabaron fusionando. En esa zona de Hungría, además de los fundadores que seguían tradiciones antiguas, también residió una comunidad de ‘bárbaros’, relacionada con los nómadas hunos, que llegaron unas décadas después de la generación fundadora y que tenían por costumbre deformar los huesos de las cabezas de sus bebés, una tradición que probablemente se remonta a la era del Paleolítico y ha persistido hasta los tiempos modernos. La investigación de los restos muestra que esa práctica fue aumentando progresivamente, lo que testimonia que la costumbre acabó siendo compartida por las distintas comunidades.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: