Día de la Biblioteca

Hoy, 24 de octubre, es el Día de las Bibliotecas. Nos hemos enterado porque en nuestra Biblioteca de Filología hay colgados carteles desde hace unos días. Eso nos ha dado la idea de dedicar algunas entradas a nuestra Biblioteca, en la que hemos pasado y pasamos mucho tiempo, de la que nos quejamos a veces, pero sin la que no podemos estar.

LETANÍA

Me pide Susana González Marín, la sabia coordinadora de este blog, que como bibliotecario haga una pequeña colaboración (“breve y amena”) con motivo del Día de la Biblioteca. En un primer momento no sé qué contestar: ¡para mí casi todos los días son “día de la biblioteca”!

Nadie que tenga amor por los libros y la cultura olvidará jamás las fotografías de las ruinas de Vijećnica, la mítica biblioteca de Sarajevo hoy Biblioteca Nacional y Universitaria de Sarajevo.jpgBosnia-Herzegovina, pero yo retengo en la memoria de una manera especial la magnífica toma realizada por Gervasio Sánchez. El haz de luz que cruza la sala en ruinas me ha llevado a recordar inmediatamente a la paloma que durante unos días del mes pasado se alojó en la segunda planta de nuestra biblioteca, entre saussures y virgilios, y cuya memoria, cual Espíritu Santo, me insufla el valor para ponerme al teclado.

Quiero acordarme en este día, en forma de oración litánica (porque la ocasión lo merece), de los marginados, de los desamparados, de los que sufren.

Lectores, lectoras de las Notae: acompáñenme en este suplicatorio, compartan conmigo estas preces, esta

Oración de los (libros) fieles

  • Por los débiles: los folletos, los ejemplares de parca paginación, las separatas, las ediciones en rústica de endebles cubiertas, aquéllos cuya fragilidad no les permite esperarnos de pie o asomar el reclamo de su lomo al escaparate de la estantería.

Kyrie, eleison

  • Por los olvidados: los intonsos a los que nadie nunca desató las alas para poder volar hasta el acervo de los lectores, los donados o canjeados que aún visten sus guardapolvos de plástico o papel, los modelos sin pasarela.

Kyrie, eleison

  • Por los damnificados: los tachados, los anotados, los pintarrajeados, los amputados, las víctimas que muestran sus cicatrices en forma de rasgaduras, de hilachas que nos marcan el lugar donde habitó un cuadernillo, de barbas que denuncian las prácticas de cirujano, de ventanas que recortan el lugar donde se guarecía el código de barras o se disimulaba la cinta antihurto.

Kyrie, eleison

  • Por los perdidos: los descuidados, los extraviados, aquéllos a los que un error en el tejuelo o el (re)celo egoísta de un usuario los llevó a convivir con vecinos extraños.

Kyrie, eleison

  • Por los ausentes: los afanados, los sustraídos, los expoliados ‒a veces por enfermos bibliomaníacos, las más por personas que nunca entenderán qué significa res publica.

Kyrie, eleison

  • Por los oprimidos: los que, adosadas sus cubiertas, apenas respiran por la falta de espacio, conformando una melé que tímidamente puede apenas desplazarse hacia adelante o hacia atrás, anulando la posibilidad de que un dedo salvador les libere de la prensa.

Kyrie, eleison

  • Por los cautivos: los que no se prestan, las revistas, las obras de referencia, los textos grecolatinos a los que no les está permitido el disfrute de otros hogares, ni reciben baños de sol ni el frescor de una densa niebla.

Kyrie, eleison

A la autoridad competente: Te rogamus, audi nos. O tal vez: Praesta, Domine, praesta (un falso amigo siempre tiene su aquel).

Y a las lectoras, que siempre son mayoría: Vale et valete.

Eduardo González

Responder a El Mercurio salmantino Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: