Semana de la Mujer en la Ciencia: Hipatia

En el 332 a.C. Alejandro Magno fundó en Egipto la ciudad de Alejandría, a orillas del río Nilo. Casi en menos de un siglo, esta ciudad se había convertido en una metrópolis de al menos un millón de personas, remplazando a Atenas como centro del estudio de la ciencia en Grecia.

Años más tarde, Ptolomeo I, ayudante de Alejandro, estableció su propia dinastía. Como había sido estudiante de Aristóteles, al igual que Alejandro, decidió fundar el Museo, porque la situación en Egipto respecto a la investigación científica era pésima. El Museo era una institución dedicada a la investigación y a la enseñanza; se contrataron 100 profesores, se construyó la Gran Biblioteca, un zoo, un jardín botánico, un observatorio y salas de disección. La mayoría de los mejores científicos del momento iban a Alejandría a investigar, y de ese modo, a pesar de convertirse en colonia del imperio romano en el 30 a.C., se mantuvo como el centro de todo poder político e intelectual.

Se creyó durante quince siglos que Hipatia de Alejandría había sido la única mujer científica de la historia hasta que llegó María Curie. Hipatia es de las científicas más antiguas de las que tenemos bastante información sobre su vida. Si bien es cierto que la mayor parte de sus escritos se perdieron, hay muchas referencias que los nombran. Su desaparición ha acabado por simbolizar el fin de la era de la ciencia en la Antigüedad.

Nació en el 370, cuando en Alejandría se estaba viviendo un cambio: el imperio romano se estaba convirtiendo al cristianismo, que tachaba de herejía a las matemáticas y a la ciencia. Los que estudiaban las ciencias era probable que fuesen quemados vivos, entre otras formas de tortura.

Hipatia viajó a Atenas e Italia, y finalmente se asentó en Alejandría, donde se convirtió en profesora de matemáticas y filosofía. Debido a la situación social, el Museo ya no era lo que había sido antaño: en ese momento había escuelas para paganos, judíos y cristianos. Pero Hipatia enseñaba a la gente, fuese de la religión que fuese.

La mayor parte de lo que escribió Hipatia fue para sus estudiantes. No hemos podido conservar nada intacto, pero algunas partes de su trabajo aparecen en los testimonios de su padre, Teón. Sobre todo se dedicó al álgebra. Escribió un comentario en 13 libros sobre la Aritmética de Diofanto, que trabajó en Alejandría en el siglo III, y que se considera como el padre del álgebra. También ayudó a Teón a revisar un tratado de geometría de Euclides.

Además de cultivar la filosofía y las matemáticas, también se interesó por la mecánica y la práctica tecnológica. Como le fascinaban tanto las figuras geométricas, diseñó algunos planos para hacer instrumentos científicos, como un astrolabio (se utilizaba para medir las posiciones de los planetas, el sol y las estrellas). Y creó un aparato para medir el nivel del agua y un hidrómetro para determinar la densidad de un líquido.

Hipatia se empezó a interesar por la situación política que estaba viviendo Alejandría. Había cierta rivalidad entre las escuelas neoplatónicas de Alejandría y de Atenas pero su neoplatonismo era bastante tolerante, . Sin embargo, para los cristianos todos eran herejes.

Se encontró en una situación delicada y peligrosa cuando un cristiano fanático, Cirilo, se convirtió en el patriarca de Alejandría, intensificando la hostilidad ya presente en la ciudad entre cristianos y no cristianos, pero sobre todo con el Prefecto Romano de Egipto, Orestes, que había sido estudiante y era amigo de Hipatia. Orestes pidió a Hipatia que se convirtiese en cristiana y que abandonase sus ideas, porque de otro modo corría muchísimo peligro, a lo que ella se negó. Finalmente fue asesinada por desollamiento.Orestes comunicó a Roma el asesinato para que hiciesen una investigación, pero no se llevó a cabo por falta de testigos, y Cirilo sentenció que Hipatia no había muerto, sino que estaba viviendo en Atenas.

Su horrible asesinato significó el fin de la enseñanza platónica en Alejandría y en todo el imperio Romano de la época.

Claudia Fernández Ferreras

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: