¿Quién es Julia Domna?

Como ya anunciábamos la semana pasada, este año el Premio Planeta se lo ha llevado Santiago Posteguillo con su novela Yo, Julia. La novela, que recrea la juventud de la emperatriz Julia Domna (casada con Lucio Septimio Severo), llegará a las librerías el próximo 6 de noviembre.

Posteguillo es ya un reconocido autor de novelas históricas, sus trilogías sobre Escipión el Africano y Trajano son ampliamente conocidas. Además el escritor también es profesor de literatura inglesa en la Universidad Jaume I de Castellón, y ha publicado libros (La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, El séptimo círculo del infierno) sobre historia de la literatura.

Hablando ya de la novela en cuestión, podemos esperarnos unas 700 páginas de “una trepidante y apasionada historia de amor”, citando al autor. Pero que no teman los amantes de la acción, pues no faltará en un período tan convulso de la historia de Roma.

El libro está narrado principalmente en tercera persona, aunque tendrá partes en primera persona en boca del famoso médico Galeno, que nos contará la historia de Julia a través de sus enemigos. En principio es una novela independiente, pero la vida de Julia da para mucho, así que Posteguillo no descarta alguna secuela.

Por otra parte, el título es una clara referencia a la novela Yo, Claudio de Robert Graves, que considera una obra magnífica. Es más, ha visitado la casa del escritor en Mallorca y se ha llegado a sentar en el escritorio donde compuso Yo, Claudio.

Julia

Julia era sin duda una mujer extraordinaria. Nacida ca. 160 d. C. en Emesa (Siria) e hija de un sacerdote de Baal, estaba en buena posición económica y política, lo que facilitó su matrimonio con Septimio Severo. Fue un matrimonio feliz en el que ambos se amaban y él escuchaba y tenía muy en cuenta sus consejos, pues era una mujer docta y estudiante de filosofía. Llamada mater castrorum y mater patriae, estaba claro que también el pueblo romano la tenía en alta estima. Se considera que financió la restauración del templo de Vesta tras el incendio del año 192. Incluso conservamos monedas acuñadas con su rostro:

monedea

Es además una de las pocas mujeres de las que tenemos noticia de que ejerciera como mecenas. En el año 200 d. C. cuando Cayo Fulvio Plauciano, primo y amigo íntimo de Septimio Severo, empieza a tener más influencia en el emperador, Julia se distancia del poder político y crea un círculo de intelectuales y filósofos. El círculo y su labor de mecenazgo continúa después de la muerte de Plauciano en el 205 hasta su propia muerte, incluso cuando desempeña un papel político más activo durante el mandato de su hijo Caracalla, demostrando que poseía un verdadero interés por el desarrollo intelectual.

Cuántos hombres integraban el círculo y qué importancia tenía este no está claro, aunque probablemente no fuera poca. Sabemos de la pertenencia de los sofistas Filóstrato de Atenas (que escribió su Vida de Apolonio por petición de la Augusta) y Filisco de Tesalia (que recibió gracias a ella la cátedra imperial de retórica de Atenas, que solo podía conceder el emperador). Además de sofistas, Filóstrato dice que el círculo incluía matemáticos y filósofos. Se especula si Diógenes Laercio pertenecía al círculo, pues escribió su Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres para una mujer desconocida interesada en filosofía. A su vez, se sabe que un tratado de Galeno sobre métodos de embellecimiento fue escrito a petición de Julia y otras mujeres de la corte.

Por tanto, sabemos que Julia era una mujer extraordinaria, capaz de ejercer poder político y con gran interés por lo intelectual (no solo solicitaba que se escribieran trabajos, sino que ella misma participaba en debates y discusiones filosóficas con los miembros de su círculo) y, lo más peculiar, no era vista por esto con malos ojos por sus contemporáneos, siempre rápidos en demonizar a cualquier mujer en posiciones de poder y que lo ejercieran.

Murió en el año 217, suicidándose tras escuchar la noticia del asesinato de su hijo el emperador Caracalla y la rebelión. Aunque según el historiador Dión Casio, puede que la decisión de terminar con su vida se viera apresurada por el hecho de que sufría cáncer de mama. La dinastía la continuó su hermana, Julia Maesa.

Una figura olvidada por la Historia por el simple hecho de ser mujer, el libro no podía ver la luz en un momento más adecuado, tras un año marcado por el movimiento #MeToo. Habrá que esperar a que el libro llegue a las librerías para ver si se ha hecho justicia a su memoria. Por ahora, aquí os dejamos la sinopsis:

“192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más grande: una dinastía. Roma está bajo el control de Cómodo, un emperador loco. El Senado se conjura para terminar con el tirano y los gobernadores militares más poderosos podrían dar un golpe de Estado: Albino en Britania, Severo en el Danubio o Nigro en Siria. Cómodo retiene a sus esposas para evitar su rebelión y Julia, la mujer de Severo, se convierte así en rehén.

De pronto, Roma arde. Un incendio asola la ciudad. ¿Es un desastre o una oportunidad? Cinco hombres se disponen a luchar a muerte por el poder. Creen que la partida está a punto de empezar. Pero para Julia la partida ya ha empezado. Sabe que solo una mujer puede forjar una dinastía.”

Carmen Pérez González

2 comentarios sobre “¿Quién es Julia Domna?

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: