The Curse of Issyos

Antón, un seguidor del Blog, nos ha puesto sobre la pista de un videojuego de tema clásico que hace ya unos años (2015) creó un desarrollador de videojuegos independientes (Indie games) español llamado Locomaldito. El juego se llama The Curse of Issyos, es un claro homenaje a los clásicos juegos arcade de los 80 y está ambientado en la mitología clásica.

Se nos cuenta la historia de Defkalión, un pescador griego que, mientras está faenando en el mar, escucha la voz de la diosa Atenea pidiéndole que vaya a la isla maldita de Issyos. Allí, el valiente pescador tendrá que abrirse paso entre trampas, dificultades y criaturas a lo largo de varios escenarios muy característicos del género metroidvania, hasta librar a la isla de la maldición, intentar rescatar a su propia hija de las garras de Medusa e incluso descender al Hades para librar el alma de la muchacha.Curse of Issyos

En este viaje, Defkalión enfrentará a muchos personajes de la mitología como el minotauro, Medusa, la hidra y Cerbero. El juego está plagado de enemigos muy típicos del género que hacen un agradable homenaje a clásicos como Castlevania (Serie japonesa de juegos que mejor representan a este género y, en nuestra opinión, principal referente de este título) o Ghost and Goblins, pero que también nos refieren a esas películas del peplum en cuya vertiente de la tradición clásica el juego parece estar bebiendo: los esqueletos al más puro estilo Jasón y los Argonautas (Don Chaffey, 1963) son inconfundibles. Tampoco se olvida de hacer un guiño a los “grandes éxitos” de los últimos tiempos: de ahí la armadura “tipo 300” que termina llevando el protagonista.

Queremos hacer una mención de honor a los decorados. Los gráficos que caracterizan los distintos niveles del juego, aún siendo fieles al género al que éste se adscribe, se alejan del barroquismo de la saga japonesa a la que tanto le debe The Curse of Issyos, presentando una sencillez característica más acorde con el tema clásico. Son también dignos de mención los gráficos que representan las distintas estatuas de los dioses y que sirven de decoración a las salas donde el protagonista libra alguna de sus batallas.

En definitiva: un juego que bebe de la tradición clásica del peplum “más pop”, muy buena representación del género de videojuegos a la que pertenece y una forma de manipular los elementos clásicos más agradable, a nuestro entender, que otros títulos más pretenciosos como el famoso God of War. A veces, menos es más.

Isaac Pérez Hernández

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: