Obediencia

Publicamos hoy el microrrelato que nuestro jurado ha seleccionado como ganador del 1er premio de nuestra II edición del concurso de Microrrelatos de tema clásico.

Su autora es Bárbara Martínez Terrón (2º de Economía)

Dolor. Dolor en sus muñecas, en el rastro de sangre que se deslizaba por su muslo y en la parte más profunda de su pecho. Mientras pasaba el paño húmedo por su magullado cuerpo, intentando desesperada e inútilmente hacer desaparecer los trazos morados de su piel, una lágrima se abrió camino por su mejilla. La vida tiene una extraña forma de conseguir que todo cobre sentido, que todo esté unido por un hilo al que acabas retornando. En su caso era la obediencia.

Había marcado su vida de formas inimaginables, hasta llevarla a su siguiente depredador, que llegaba a las termas quince minutos después del anterior. Cerró los ojos y mantuvo presionados los labios para intentar evitar que se creasen recuerdos imborrables. Se mantuvo callada hasta que el movimiento cesó, y al fin se quedó sola. Encontró otro rasguño en su pecho, que se añadía a la colección de marcas de amor.

Y fue entonces, viéndose reflejada en el agua, cuando lo supo. Caminó desnuda hacia su fajo, buscando el filo que antes había cortado fruta para alimentarla, y que ahora cortaba sus muñecas para liberarla. Y tan solo en ese momento se obedeció a sí misma.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s