Goya clásico

Quien más quien menos ha oído alguna que otra aquello de ‘buscamos fuera lo que tenemos en casa’ (normalmente asociada a viajes turísticos). Pues resulta que servidor, a través de este moderno foro, ha hecho precisamente eso (aunque inconscientemente, eso sí): hará cosa de tres meses les hablaba de ‘La llegada’ (pincha aquí para ver la entrada), película de ciencia ficción en la que una lingüista ayudaba al gobierno de los Estados Unidos a descifrar una lengua alienígena (aprovecho para recomendar su visionado, porque es una oda a la comunicación). Pero el cine patrio también contó en 2016 con una protagonista filóloga. Y anterior a aquella, por cierto.

Verán: estaba yo viendo los Goya (sólo vi los premios gordos, para qué engañarnos) cuando, en los cortes que julieta-518304442-largeintroducían a los nominados a Mejor Dirección, escuché lo siguiente: ‘Yo le dije que daba clases de filología clásica, y que estaba sustituyendo a una profesora enferma’. En ese momento se activó la Tiroseñal (como la Batseñal, pero en vez de un murciélago, se proyecta en el cielo la cara de Cicerón) y saltaron las alarmas: ¡una filóloga clásica en los Goya! Y no queda ahí la cosa, porque unos instantes antes, la actriz Emma Suárez, que interpreta a dicha filóloga, se hacía con el cabezón a la mejor actriz. ¡Una filóloga clásica, ganadora del Goya! Eso merece entrada en este blog y, si me apuran, un congreso de la SEEC.

La película en cuestión es ‘Julieta’, el último trabajo de Pedro Almodóvar: Cuando Julieta está a punto de abandonar Madrid para irse a vivir a Portugal, se encuentra por casualidad con Bea, una antigua amiga de su hija Antía, a la que no ve ni sabe nada desde hace años. Bea le cuenta que vio a Antía en el lago Como, en Italia, y que tiene tres hijos. Aturdida por la noticia, Julieta cancela su viaje a Portugal y decide escribir sobre su hija, desde el día en que conoció a su padre durante un viaje en tren (sinopsis extraída de Filmaffinity). El film tiene buena pinta; además, posee cierto aire a híbrido de tragedia griega y νόστος que le sienta a las mil maravillas. Y se aleja un tanto de lo que acostumbra a hacer el director manchego.

Sólo un apunte antes de terminar: ‘Julieta’, siete nominaciones a los Goya (un galardón, el ya citado); ‘La llegada’, ocho nominaciones a los Óscar (entre ellas, película, director y guión). Yo no quiero hablar muy alto, pero puede que cierta disciplina (guiño, guiño) sea sinónimo de éxito cinematográfico, ¿eh? (codazo, guiño). Que igual las grandes productoras deberían pensar en hacer franquicias, tipo ‘La Liga de la Justicia Poética’, ‘Los Vengadores Gramaticales’, ‘Los Juegos del Hambre’ (nombre provisional, habría que cambiarlo por posibles problemas de derechos) o algo del estilo.

Alberto López Redondo

Anuncios

Un comentario en “Goya clásico

  1. Si es que los de Clásicas damos mucho juego. Si a alguien se le hubiera ocurrido que podía ser rentable una serie sobre un Departamento de Clásicas, al estilo de Urgencias, ahora tendríamos que poner numerus clausus.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s