El beso de la sirena

¿Quién hubiera podido imaginar que Ulises seguía vivo y vivas –y al acecho– también las sirenas?

¿Quién desplegar con la mejor combinación de magia y naturalidad un peculiar rito nupcial entre las sirenas y un campesino siciliano en el que las palabras clave se expresan en griego, el griego de Homero, fórmulas entresacadas de La Odisea?

¿Quién elaborar un nueva versión de Escila en boca de quien bien debe conocerla, la Sirena?

¿Quién sugerir con unas líneas su antigua forma de mujer-ave?

¿Quién convertir la truculencia de los huesos mondos de su isla en un encogerse de hombros?

Por más que sorprenda, el mismo autor que ha dado vida a un héroe de nuestros días, el inspector Salvo Montalbano:  Andrea Camilleri.

Sirvan estas preguntas de invitación a la lectura de su novela y como aperitivo de otras entradas que junto con un estudio más pormenorizado prometo para más adelante.

Henar Velasco López

Anuncios

Un comentario en “El beso de la sirena

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s