Zoología mágica

Una vez más honramos con una de nuestras entradas a la creadora del mago más famoso de todos los tiempos, J. K. Rowling. En esta ocasión, de la mano de su nueva película “Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos”, basada en uno de sus libros adicionales a la saga.

La película tratará sobre las aventuras en Nueva York del zoólogo mágico Newt Scamander y, hoy, 18 de noviembre, hará su debut en los cines de todo el mundo.

No podía ser de otra manera, desde nuestro blog queríamos acercaros a algunas de las criaturas fantásticas más atractivas salidas de los relatos clásicos.

Fénix:

1

Esta ave fabulosa ha nutrido las historias de numerosas civilizaciones, desde Egipto hasta la India pasando por Roma y Grecia a través del historiador Heródoto, autor de cuestionable fiabilidad. Este, en su viaje a Heliópolis, Egipto, es informado sobre un pájaro descomunal que cada quinientos años hace un nido de especias y hierbas aromáticas y pone un único huevo. Tras incubarlo durante tres días, arde todo él y del huevo nace el mismo fénix. Es obvio que en esta leyenda se sustentan grandes creencias sobre la muerte y la reencarnación.

Enlazado con el mundo mágico, el director de Hogwarts, Albus Dumbledore, posee un espécimen llamado Fawkes que actúa de igual modo que su homólogo egipcio.

Hombres lobo:

Tal vez esta figura sea la más universal en cuanto a tradición popular se refiere. Está presente en todas las culturas de Europa, Asia y Sudamérica, solo que con diferentes orígenes. La griega se basa en el personaje de Licaón, un rey de Arcadia (zona subdesarrollada y agreste en la época) que rehusó unirse al resto de la civilización y prosiguió con sus sacrificios humanos habituales. Encolerizado, Zeus se presentó en su casa disfrazado y estuvo a punto de sufrir un destino terrible de no ser porque Licaón se percató de su naturaleza divina. El sádico rey, queriendo gastarle una “broma”, le sirvió a uno de sus propios hijos para comer y, como era obvio, Zeus se dio cuenta antes de tiempo y lo condenó a transformarse en un lobo. Este sería el primer licántropo (λύκος, lobo y ἄνϑρωπος, hombre) de la historia de Grecia según el poeta latino Ovidio.

En las páginas de Harry Potter encontramos al profesor Remus Lupin (nombre y apellido referidos a su condición de hombre lobo, Remus en honor a Remo, uno de los hermanos fundadores de Roma amamantado por una loba; Lupin como distorsión de la palabra lobo en latín –lupus-)

2

Esfinge:

Este es otro de los animales mitológicos más oídos de nuestra era. Su origen se sitúa en Egipto de donde fue posteriormente exportada al mundo heleno. Tradicionalmente era representada con rostro de mujer y cuerpo de león. Su papel más famoso es en el mito de Edipo. La esfinge asolaba la ciudad de Tebas matando a todo aquel que no supiera resolver su –ahora archiconocido- enigma: ¿Qué ser provisto de voz es de cuatro patas, de dos y de tres? (Apolodoro) La respuesta es obvia, ¿verdad? Edipo le dio muerte y liberó a la ciudad de su tiranía, por ello recibió el trono y se casó con la reina, Yocasta, su propia madre, aunque esto ya es otra historia.

3

La misma esfinge aparece en el cuarto libro de la saga, Harry Potter y el Cáliz de Fuego, cuando en la tercera prueba del Torneo de los Tres Magos, los campeones deben resolver un enigma modernizado para poder continuar su camino a través del sinuoso laberinto.

 

Centauros:

Estas criaturas híbridas, mitad caballo mitad hombre, tienen un origen incierto. Una de las teorías más popularizadas y curiosas es la que habla sobre los primeros pueblos que practicaron la equitación. Cuando estos mismos fueron vistos por otros que desconocían la doma, dieron la impresión de ser caballos con torso y busto de humano debido a su posición sobre el animal.

Son famosos por su mito en el que combaten contra el pueblo de los lapitas. Uno de ellos, Neso, se enfrentó al semidiós Heracles, perdiendo la contienda claramente. Por lo general son representados como una raza beligerante, agresiva, lasciva e incivilizada. A diferencia de, tal vez, el centauro más preclaro de la historia: Quirón, preceptor de Teseo, Heracles, Aquiles, Áyax, Asclepio…

También con un carácter huraño y brusco crea Rowling a sus centauros. En el primer libro, Harry Potter y la Piedra Filosofal, como en la misma película, Harry conoce a Bane, miembro de la manada de centauros que puebla el bosque de la escuela de magia. En la quinta entrega, Harry Potter y la Orden del Fénix, estas mismas criaturas pondrán fin a uno de los abusos de la directora y Suma Inquisidora, Dolores Umbridge.

4

Marcos Medrano Duque

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s