Hércules: de héroe a drag queen. Una breve historia de la deconstrucción de la masculinidad

“¡Bendición! ¡Hércules campeón! Parte favorita en las encuestas de opinión…”

…y otra vez, Disney da en el clavo. Desde la antigüedad, Hércules ha sido uno de los personajes más tratados tanto en la cultura clásica como en la moderna (solo en los años 50 y 60, en Italia se produjeron diecinueve películas sobre el héroe). Pero no siempre ha sido representado como el paradigma de la virilidad: en otras épocas era un bruto e incluso un travesti.

Claro, en la mitología sí era la personificación de la fuerza. Todos sabemos que de bebé estranguló a unas serpientes y que más tarde le fueron asignadas doce labores que suponían matar, capturar y robar (y en una ocasión limpiar unos establos). Pero esta virilidad violenta también siempre ha sido algo ambivalente, algo que tiene consecuencias trágicas: lo que Disney no incluyó en su película fue el episodio en que Hércules, enfurecido por Juno, mata a su esposa Mégara y a sus niños, como nos cuenta Eurípides en su tragedia Herakles.

 pollaivolo

Hércules y la Hidra, Antonio de Pollaivolo (ca 1475)

Con el tiempo, esta ambivalencia la encontramos por escrito cada vez más. En la Argonautica de Apolonio, el autor lo presenta como un bruto que usa su fuerza impulsivamente; nos cuenta, por ejemplo, cómo mató despiadadamente (νηλειῶς) a Teiodamas por oponerse a él por un buey. Su fuerza ya está pasada de moda; a los escritores ya no les interesan los héroes arcaicos con su fuerza estereotípica, sino que buscan a héroes nuevos y más complejos.

Pero la deconstrucción de la masculinidad de Hércules par excellence viene con el aumento de la popularidad de la historia de nuestro héroe y la reina Ónfala. Según el mito, Hércules tuvo que ser su esclavo durante un año como castigo por haber matado a Ífito. Por consiguiente, el héroe más viril de la historia tuvo que hacer tareas femeninas, como el hilado (Propercio 3.11.20).

Y no solo esto, sino también llevó ropa de mujeres.

En los Fasti, Ovidio nos cuenta cómo Fauno intentó liarse con Ónfala, pero como ella y Hércules habían intercambiado la ropa, y estaban en una cueva oscura… Toqueteó a la persona equivocada. Y en Propercio, Hércules intenta convencer a las mujeres del culto de la Bona Dea para dejarle entrar y darle un poco de agua diciendo que él también una vez fue una mujer que hilaba y llevaba sujetador (Propercio 4.9.47-50).

Hoy en día, Hércules sigue siendo en parte el paradigma de la masculinidad, y ha sido representado por los hombres más ‘masculinos’ que tenemos (véase Arnold Schwarzenegger, en la película Hercules in New York).schwar

 Sin embargo, en nuestra época, y de acuerdo con una noción más matizada de la masculinidad, no siempre nos lo tomamos tan en serio. Por ejemplo, su fuerza se representa en sátiras como esta, que muestra al presidente Theodore Roosevelt luchando con la Standard Oil Company:

roose

Asimismo, en la película de Disney (1997), al principio la fuerza de Hércules es el motivo por el cual los demás se ríen de él. Más tarde, aunque consiga mucha fama con sus talentos, sus hazañas heroicas no bastan para que vuelva al cielo a estar con sus padres. Como dice Zeus, “Pues a un héroe verdadero no se le mide por la magnitud de su fuerza, sino por la fuerza de su corazón.” ¡Ayyy, Disney.!disney

Maria Czepiel

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s