Casi cerrado por fiesta de nuestro patrono San Isidoro

San Isidoro de Sevilla, Isidoro para los amigos y para muchos estudiosos de su obra, era un sabio tan enciclopédico, sabía tantas cosas, que hace unos años fue propuesto como patrono de la Wikipedia. La verdad es que no se si la propuesta tuvo éxito (espero que alguien nos lo aclare), pero, en cualquier caso, es desde hace tiempo el patrono de las Humanidades, razón por la que cada año los alumnos y profesores de Filología  disfrutamos el 26 de abril de un día de asueto que viene de perlas a comienzos de la primavera y antes del empujón de fin de curso.

La familia de Isidoro era de Cartagena, que en su época (nació el 560 y murió en 636 ¡contemporáneo casi exacto de Mahoma!), estaba bajo el dominio del Imperio Bizantino. En su juventud vivió la tensión política entre bizantinos y visigodos, y la tensión religiosa entre católicos y arrianos, resuelta en ambos casos a favor de los primeros, que eran los suyos, así que enseguida llegó a ser obispo de Sevilla, y a tener una gran influencia sobre varios reyes visigodos, especialmente Sisebuto, y aún tuvo tiempo para estudiar, y para escribir una gran cantidad de obras.

La más popular de todas ellas, la que le ha convertido en patrono de las letras en cualquier soporte, son las Etimologías, una enciclopedia en la que intentó reunir el conocimiento acumulado durante siglos en Grecia y Roma: las siete artes liberales, leyes, medicina, el universo, el ser humano, animales y plantas, objetos inanimados… No es muy original (sus fuentes son los comentarios de los autores latinos, y los Padres de la Iglesia, libros que guardaba en su extensa biblioteca), pero contiene una cantidad enorme de datos que en algunos casos se habrían perdido sin su intervención, y su sistematización del contenido es interesante: parte de la etimología de la cosa para exponer lo que ha averiguado sobre ella, y a menudo sus explicaciones son pintorescas.

Suponemos que en su época aún se hablaba latín en esta parte del antiguo Imperio Romano; él lo escribe bien, reflejando los cambios que se han producido, pero no lee directamente las grandes obras de la literatura latina, y mucho menos las de la griega (no sabía griego). Sin embargo, tiene un gran respeto por los clásicos, a los que cita continuamente. ¿A que esta situación de la cultura clásica de comienzos de la Edad Media resulta familiar hoy en día? Mucha cita, y poco conocimiento directo.

No sabemos si Isidoro escribió su enciclopedia porque era consciente de que llegaba una edad oscura para el saber, o si lo hizo para cobrar muchos derechos de autor, el caso es que las Etimologías se convirtieron en un auténtico best seller: centenares de copias circularon por toda Europa, como demuestra la gran cantidad de manuscritos conservados, que tanto complican la vida a sus editores. Su lectura permite atisbar el nivel cultural de la época, y claro está que produce nostalgia. Pero a su autor le han permitido encontrar un sitio en la lista de autores latinos importantes procedentes de Hispania, junto a los dos Sénecas, Lucano, Marcial y Quintiliano.

¡Viva San Isidoro, nuestro santo patrono!

M.J. Cantó

Anuncios

Un comentario en “Casi cerrado por fiesta de nuestro patrono San Isidoro

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s