MITOLOGÍA EN LA MÚSICA MODERNA (I). EL MITO DE PROMETEO.

Al hilo de otras entradas y debido a que muchos de nuestros seguidores son grandes melómanos (del gr. μέλος) dedicaremos una serie a la mitología, sobre todo griega, y otros aspectos de las cultura greco-romana en la música de las últimas décadas. Pues bien, pese a lo que algunos sectores opinen de ciertos géneros de música como es el rock o el pop, vamos a ver que junto a la calidad poética de estas composiciones, los podemos considerar un buen vehículo para la transmisión cultural en general y de la cultura grecolatina en particular.

Bien sabemos que la mitología clásica ha sido una de las principales y más importantes fuentes de inspiración para todas las manifestaciones artísticas a lo largo de toda la Historia: literatura, cine, artes plásticas, música, etc.  Hoy nos centramos en dos puntos clave: la música y el mito de Prometeo. Este mito ha sido estimulante para los artistas desde la antigüedad clásica hasta nuestros días.

Para quien no conozca la historia, Prometeo era un Titán que no tenía miedo alguno a los dioses, y ridiculizó a Zeus. Fue un gran benefactor de la humanidad. Urdió un primer engaño contra Zeus al realizar el sacrificio de un gran buey que dividió en dos partes: en una de ellas puso la piel, la carne y las vísceras, que ocultó en el vientre del buey y en la otra puso los huesos pero los cubrió de apetitosa grasa. Dejó entonces elegir a Zeus la parte que comerían los dioses. Zeus eligió la capa de grasa y se llenó de cólera cuando vio que en realidad había escogido los huesos. Indignado por este engaño, Zeus privó a los hombres del fuego. Prometeo decidió robarlo y lo consiguió devolver a los hombres. Tras vengarse de la humanidad por la nueva enviándoles a Pandora, Zeus se vengó también de Prometeo e hizo que lo llevaran al Cáucaso, donde fue encadenado. Zeus envió un águila (o buitre) para que se fuera comiendo el hígado de Prometeo.

Podríamos decir que Prometeo para la actualidad se ha convertido en el rebelde por antonomasia de la Antigüedad. También simboliza el sufrimiento o la desesperación a causa de su cíclico castigo. Por lo tanto, la visión de Prometeo que nos van a ofrecer las canciones siguientes es la de rebelde, luchador que se levanta contra el poder divino y superior y la encarnación del sufrimiento.

La primera canción que os presentamos es del grupo Tierra Santa en su disco Apocalipsis (2004): “La ira del cielo” (Puedes escucharla pinchando aquí). Nos presentan a Prometeo como benefactor del ser humano aun a costa de su propia vida.

Otro grupo nacional ha tratado el tema en varias canciones. Se trata de Extremoduro, conocido por todos. El episodio mítico le ha servido al grupo en el álbum Rock transgresivo (1994) para “Extremaydura”, en donde las menciones o alusiones al mito de Prometeo son evidentes. El mito está traído como recurso para la comparación entre el yo-lírico, abatido por el abandono de la amada, y el sufrimiento del titán. (puedes pinchar aquí para ver y escuchar en youtube)

Desde que tú no me quieres
yo quiero a los animales
y al animal que más quiero
es al buitre carroñero
es al buitre carroñero.
Desde que tú no me quieres
yo todos los días me muero
y alimento con mi carne
en Monfragüe buitres negros
en Monfragüe buitres negros
[…]

Y de nuevo Extremoduro en “Prometeo”, del disco Ágila (1996) usan al titán para encarnar el espíritu de lucha, rebeldía y desobediencia, pero también simboliza el sufrimiento  por el rechazo de la amada. Aquí se establece el paralelismo entre el titán mitológico y el desdichado enamorado, y entre Zeus y la altiva amada. (Pincha aquí para escuchar)

[…]“No me levanto ni me acuesto día
que malvado cien veces no haya sido”
no me entretengo, estoy en lucha entodavía,
hoy voy ganando, ayer perdí.
Me regaló una herida, cierra de noche, abre de día;
-no sufras Prometeo- me dice siempre que la veo.

 

Posteriormente, Robe Iniesta, letrista y líder de Extremoduro en solitario ha lanzado el disco Lo que aletea en nuestras cabezas (2015). En la canción “Guerrero” volvemos a encontrar el yo-lirico identificado con Prometeo. Esta vez como luchador valiente cuyo objetivo es robar el fuego, acto que simboliza la búsqueda del amor perdido. Es un guerrero que se lame las heridas y lucha (esta vez por el amor). Pero Prometeo no es el único modelo griego que evoca y tanto el título, “Guerrero”, y la frase “del desfiladero no os voy a dejar pasar” nos hace pensar inmediatamente en Leonidas y sus trescientos, ¿verdad?. Y es que Robe estudió en la UNED latín, lo que se nota también enel disco La ley innata (2008), más que conocida para nosotros, los filólogos clásicos. Os recomiendo que le echéis un vistazo, sobre todo a la portada del disco.extremoduro

Pincha aquí para escuchar la canción de “Guerrero”:

[…]Como buen guerrero,
solo tengo miedo
a que sus ojos dejen
de mirar a ver si puedo
llegar al Olimpo
y robar el fuego.
Yo no robé del Olimpo
este fuego, mi amor,
fue del infierno,
este invierno,
buscando calor.
[…]

 

Distinta manera de acercarse al mito es la que nos presenta Kutxi Romero, cantante y letrista de Marea, y el grupo de flamenco-fusión Ja ta Ja, en Raigambre (2009). En el corte “Que mi mula nunca duerme” encontramos claras referencias al padecimiento cíclico, con el ejemplo en el mito de Prometeo. Aquí el mito esta usado como metáfora junto con otras leyendas para simbolizar el sufrimiento repetido, pero el afán de superación es suficiente para que nada de lo anterior haga temer por la voz lírica (es decir, por Prometeo) ya que es inmortal). Escúchalo aquí

No temas por mí cuando aniden buitres en mi espalda,
jamás te preocupes del lodo que inunda mi sien
si viste a las ratas atarme las patas,
si buscan las hienas mis venas hurgando en la piel,
que mi mula nunca duerme; has de saber
[…]

Estos son ejemplos de cómo aun la mitología sigue siendo una inagotable fuente para establecer comparaciones y similitudes con los sentimientos humanos que plasman los músicos en sus canciones. Y hay una infinidad más de canciones y mitos que esperamos tratar en otras entradas futuras.

Os animamos a que nos hagáis llegar grupos o canciones que tengáis en mente sobre este tema y entre todos ampliemos el recopilatorio que aquí, en Notae Tironianae, iremos haciendo.

 

Cecilia Ares.

 

Anuncios

Un comentario en “MITOLOGÍA EN LA MÚSICA MODERNA (I). EL MITO DE PROMETEO.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s