¿Por qué Nóos?

logo_de_instituto_noos

Jaime Rubio Hancock se pregunta en el blog Verne de El País por qué lleva tilde “nóos”, que es el nombre de la fundación Instituto Nóos, en contra de las normas gramaticales del español. En el propio blog se contesta que se debe a que se trata se trata de la transcripción de una palabra griega, en ese sentido no hay mucho más que decir. En cuanto a por qué como trending topic no lleva tilde en Twitter o en general en ámbito anglosajón, es fácil la respuesta, porque no saben poner tildes y porque no es nada cómodo hacerlo en un teclado anglosajón: como es bien sabido, el inglés no usa esos signos diacríticos.

Sin embargo, sí hay otras preguntas que uno de clásicas se hace. En cuanto al contenido, ¿qué tiene que ver el pensamiento con llevarse el dinero en crudo? Ya se sabe que se usan grandes palabras para las mayores tropelías.

En un plano más filológico, ¿por qué nóos y no noûs? En los manuales de filosofía cuando se habla de Anaxágoras, que ha sido en buena medida el responsable de la popularidad de la palabra en la cultura occidental, se usa habitualmente la forma noûs que es la forma ática de escribir esa palabra. Anaxágoras era jonio de origen aunque pasó gran parte de su vida en Atenas y probablemente escribiera más bien nóos que noûs, aunque en los fragmentos que conservamos esté escrito noûs. En Homero (salvo un ejemplo), Hesíodo, Teognis, Solón, Píndaro encontramos νόος sistemáticamente; en Esquilo encontramos tanto ejemplos de νόος como de νοῦς. En fin así podríamos seguir. En origen y en el dialecto jónico se prefería νόος mientras que en ático y a finales del s. V y posteriormente la forma habitual era νοῦς. ¿Por qué Urdangarin, Torres y la infanta Cristina escogieron la forma primitiva y propia del jónico, más rebuscada que la más habitual del ático? Eso habría que preguntárselo a ellos (pensamos que más bien a la infanta que es la que más griego debe saber de los tres) o a sus asesores.

Los numerosos enlaces de esta entrada a Wikipedia son un pequeño homenaje a esta admirable iniciativa que cumple estos días quince años. Gracias Wikipedia por reconciliarnos con la humanidad, que no siempre anda buscando el interés económico y también sabe preocuparse por la cultura y el conocimiento de forma desinteresada.

Eso sí que merecía llamarse Nóos o Noûs y no el chiringuito de Urdangarin y compañía.

Francisco Cortés Gabaudán

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s