Pascal y los ingenieros romanos

Es una idea común distinguir entre conocimiento teórico y práctico y suele dotarse socialmente al primero de un halo de superioridad, considerándolo una especie de conocimiento puro, frente al otro, interesado y de menor valor. El conocimiento teórico se ve como el del niño que pregunta por qué el cielo es azul o el agua transparente. Farrington opinaba que esa distinción surgió en la Grecia colonial de Mileto; él hablaba en un célebre libro de la separación de la mano y la cabeza. Pero el mundo de la mente y el de la mano guardan una relación más compleja y ambos conocimientos se retroalimentan. Wartofsky, por ejemplo, sugería que el análisis del mundo que hicieron los filósofos científicos de Mileto en el siglo VI a. C. probablemente no hubiera sido posible sin el desarrollo del comercio, de las manufacturas o de la ingeniería que tuvieron lugar allí en aquella época. Ha habido revoluciones prácticas derivadas de montajes teóricos, pero también ha habido lo contrario. Hay muchas y muy variadas influencias en el desarrollo de la especulación teórica.

A los romanos, en esa adjudicación simplista de papeles que ha creado la tradición, les tocó el del conocimiento práctico, el del conocimiento de segunda clase. Pero lo cierto es que el conocimiento práctico no es una simple imitación de la realidad, una repetición de esquemas o una constatación irreflexiva.

Un ejemplo. El famoso filósofo, teólogo, matemático, etc. (otro día hablaremos de esta circunstancia en la antigüedad) Blaise Pascal fue el teórico que formuló en la década de los ’40 del siglo XVII el principio que lleva su nombre: “la presión ejercida sobre un fluido no comprimible y en equilibrio dentro de un recipiente de paredes indeformables se transmite con igual intensidad en todas las direcciones y en todos los puntos del fluido”. Una aplicación de ese principio llevó al tímido Pascal a atreverse a una demostración pública de lo que eso suponía y mostró a los que quisieron verlo que con la fuerza de la presión podía con un solo litro de agua reventar un barril (el famoso barril de Pascal).p

Los ingenieros romanos que construyeron la red de agua de Pompeya no nos transmitieron de forma teórica dicho principio, pero algo de cabeza además de mano debieron de emplear para solucionar el problema práctico. La inclinación de la ciudad habría provocado que las tuberías de plomo de la parte más baja reventasen por la presión, como el barril, ya que el castellum aquae desde el que se distribuía el agua que llegaba del acueducto estaba, como es lógico, en la parte alta (también sabían antes que Pascal, aunque no tuviesen recursos para formularlo, cómo funcionaban los vasos comunicantes). Y sin que nadie los tenga por teóricos ni por descubridores idearon las torres de descarga de presión, eso que ahora llaman torres piezométricas o chimeneas de equilibrio, que se siguen empleando en las construcciones hidroeléctricas y en las estaciones de bombeo. Servían para dividir la red en tramos de presión y de paso, en cada torre, solían poner una fuente pública. No sé si Pascal hubiera llegado a donde llegó si no se hubieran reventado las tuberías previamente existentes y se hubieran usado las torres para evitar dichas roturas, pero si Pascal buscó el porqué, hay que reconocer que otros, a juzgar por la solución que dieron, también lo habían descubierto. Eso sí, no llegaron a teorizarlo con formulación matemática, pero tampoco estaba a su alcance en aquella época.

t1

[Debajo podéis ver la reconstrucción gráfica de su funcionamiento. El agua que llegaba por la tubería se hacía salir a un depósito en la parte alta de la torre, que estaba al aire (con un tejadillo para evitar la suciedad). En ese depósito perdía la presión previa y desde ese punto se iniciaba de nuevo la conducción hasta que la presión generada por la altura obligaba a construir otra. Así el barril de Pascal no reventaba. Al lado tenéis la imagen de una torre piezométrica actual].

piez1piez

Agustín Ramos Guerreira

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s