Antígona en Salamanca

El viernes 20 representaron en el teatro Juan del Enzina (Salamanca) una adaptación de una tragedia de Sófocles, Antígona. Cuenta la lucha de Antígona por lograr un digno entierro para su hermano Polinices, enfrentado con su otro hermano, Eteocles, por el control de Tebas. Tras la muerte de ambos, Creonte se hace con el control de la ciudad y resuelve no dar sepultura al hermano que la había atacado, tratando de encontrar justicia después del horror de la guerra. Antígona, nacida del matrimonio incestuoso entre Edipo y Yocasta, estaba marcada desde su nacimiento por el destino funesto de su familia. El desenlace va a ser fatal para ambas partes enfrentadas.

La adaptación de Miguel de Arco respeta bastante la configuración de la tragedia griega pero vemos ciertas diferencias. Optan por un vestuario modernizado y un decorado austero y atemporal. También se usan efectos de sonido para crear un aura de tensión. En esta adaptación los dos personajes protagonistas son mujeres. Antígona quedó a cargo de Manuela Paso y Creonte (personaje masculino en la versión de Sófocles) fue interpretada poderosamente por Carmen Machi. Entonces ya no es un conflicto entre tío y sobrina. Esto es una significativa modificación si entendemos el original como el enfrentamiento entre un mundo masculino y público con un mundo femenino, privado y más familiar. En todo caso, esta variación acentúa el dilema que se le presenta a Creonte como gobernante y madre. A pesar de estos cambios, no se ha perdido un clima de intensidad emocional, e incluso miedo, como producían las tragedias griegas al ser representadas. La puesta en escena conjuga lo
trágico y lo espantoso, con lo que se lograba la catarsis, ese sentimiento de purificación del espectador a través de los sentimientos que hay en escena.

¿Por qué se sigue representando Antígona? Sin duda seguimos conmoviéndonos con la historia de Antígona. Nos presenta el dilema ético que supone no saber si atender al deber familiar y religioso o al deber con el estado y las leyes. Es la lucha entre una persona que hace lo necesario por un ser querido en contra de lo que dicta el poder. Es un impulso muy elemental para el ser humano el deseo de honrar a sus muertos.

Pero no resulta posible condenar del todo la actitud de Creonte. Su deseo es gobernar con justicia, aunque para ello llegue a un comportamiento sumamente intransigente. El conflicto entre Creonte y Antígona nos recuerda que el odio perpetúa las guerras si no rompemos la espiral de violencia. ¿No parece acaso una lección que debemos tener en cuenta en nuestros días? Efectivamente, los clásicos son clásicos porque tratan problemas que siempre van a estar en la mente de las personas. La prueba más evidente de esto es acudir al teatro y recordar sucesos de nuestros días o de nuestra historia reciente. En esta adaptación se han tocado cuestiones como la corrupción política, la pérdida de valores morales o el enriquecimiento de unos pocos frente a la mayoría. Estos son temas que hoy en día cuentan especialmente entre nuestras preocupaciones. Además, la representación coincidió con el aniversario de la muerte de Franco; aún hoy familiares de republicanos reivindican su derecho de encontrar y dar un entierro digno a sus seres queridos, como hace Antígona.
antigona
Óperas, cuadros, obras de teatro, películas, coreografías, novelas… la producción artística en torno a Antígona es ingente. Anouilh estrenó su Antígona en París durante la ocupación alemana. Grandes filósofos como Hegel o Nietzsche estudiaron esta obra de Sófocles. Carl Off y Christoph Willibald Gluck compusieron dos de las muchas óperas que hay sobre el tema. La escritora argentina Griselda Gambaro tiene una obra de teatro titulada Antígona furiosa. El cuadro que acompaña esta entrada es de la pintora prerrafaelita Marie Euphrosyne Spartali. Son solo algunas muestras del impacto cultural que ha tenido a lo largo de muchos siglos. Resulta ilustrativa la capacidad de atracción que puede tener una tragedia del siglo V a.C. La fuerza de Antígona hace que podamos una y otra vez reutilizar este mito para expresar las inquietudes de cada época. Steiner, autor de un libro llamado Antígonas, dijo: “Creo que sólo a un texto literario le ha sido dado expresar todas las constantes principales de conflicto propias de la condición de hombre. Ese texto es Antígona“.

Marina Lozano Saiz

Anuncios

2 comentarios en “Antígona en Salamanca

  1. ¡Muy bien! Quienes estuvimos el viernes disfrutamos mucho de la obra. El torrente de voz de Carmen Machi hizo resonar todo el teatro. Una vez más la tragedia ha conseguido despertar algo que yace en lo más profundo del ser humano, algo atávico que permanece a través de los siglos: la dignidad del ser humano, incluso después de la muerte.
    Por cierto, muchas gracias por dar el nombre de la autora del cuadro. Tres años hace que cuelga de mi pared una pequeña copia y todavía no sabía quién lo pinto.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s