Sale a la venta una nueva edición de la Poesía completa de Kavafis

Recientemente ha salido a la venta la nueva edición de la Poesía completa de Kavafis en la editorial Pre-Textos. (Traducción de Juan Manuel Macías). Por otro lado, hace unos días se ha celebrado un ciclo dedicado al poeta en la Fundación Juan March de Madrid. Ramón Irigoyen disertaba sobre su obra (Cavafis: “Recuerda cuerpo…”) el día 27 de octubre y José María Pou recitaba una selección de sus poemas el 29 de octubre. Irigoyen anunciaba una reedición revisada de los poemas de Kavafis, que publicó en Seix Barral en 1994.

Pero, ¿quién es Kavafis?

Konstantinos Kavafis (1863-1933) es el poeta griego más conocido del siglo XX, traducido a muchos idiomas y estudiado especialmente en el terreno de la literatura comparada por su éxito internacional, a partir de su muerte, y su influencia en los poetas de todos los países donde fue conocido, como ocurrió en España con Luis Cernuda, Jaime Gil de Biedma y Luis Antonio de Villena entre otros.
Es conocido como el poeta alejandrino por haber pasado la mayor parte de su vida en la ciudad egipcia de Alejandría, donde trabajó como funcionario en una empresa inglesa. Por lo tanto, Alejandría ocupa un gran espacio en sus poemas; no sólo ofrece imágenes contemporáneas sino otras ambientadas en el pasado glorioso de la ciudad, sobre todo en la época helenística, reproducidas por la imaginación poética. En aquellos poemas destaca el profundo conocimiento de un historiador, aunque no tuvo la oportunidad de realizar estudios universitarios, junto a la capacidad creativa de trasformar a los personajes históricos en seres humanos universales, con preocupaciones actuales.
La originalidad de Kavafis consiste en el lenguaje preciso y realista que deja atrás el predominante parnasianismo de la Escuela Ateniense del siglo XIX, purificado de todos los elementos del romanticismo y simbolismo que obedecían a las formas estrictas de la época. Su camino hacia la madurez poética (Liddell, Robert: Kavafis. Una biografía crítica, Ultramar Editores, Madrid, 1979, p.183-184)había empezado a la vez que el siglo XX, cuando Kavafis tomó postura frente al problema de la lengua griega, que separaba a los eruditos en seguidores de la lengua pura y más cercana a la tradición clásica (katharévousa) y los fanáticos de la lengua hablada (dimotikí). Kavafis, sin rechazar elementos de la primera, apoya la segunda, incluso usando palabras de la comunidad alejandrina. Al mismo tiempo rompe con la métrica tradicional que había usado en su primera poesía y elige el verso libre. Sólo en un tercio de sus poemas canónicos emplea algo de distintas combinaciones métricas y a partir del 1911 desaparece el soneto de su poesía (Fernández González, Fernando: La ciudad de las ideas, Madrid, CSIC, 2001, p. 9). Así crea su propio estilo lingüístico, difícil de confundir con otra voz poética.
La obra canónica de Kavafis consta de sólo 154 poemas, los que había publicado él mismo mientras estaba vivo y consideraba acabados. La temática de su obra, según su propia opinión, “tiene tres áreas – la filosófica (o del pensamiento), la histórica y la hedónica (o de los sentimientos). El área histórica a veces se acerca tanto a la hedónica (o de los sentimientos) que es difícil clasificar algunos poemas de esa área” (Πιερής, Μιχάλης: “Καβάφης και ιστορία”, Πρακτικά Τρίτου Συμποσίου Ποίησης, Πανεπιστήμιο Πατρών, 1/3 Ιουλίου, Γνώση, Αθήνα 1984, σ. 376).
Por lo tanto, no sólo su lenguaje, completamente renovador, sino también su temática le proporcionan una originalidad y frescura desconocidas hasta entonces, de modo que con Kavafis la poesía griega pasa a la modernidad. Incluso algunos estudiosos distinguen elementos que abren camino hacia la posmodernidad, dado que pudo tocar temas como el hedonismo explícitamente expresado en una época en que la homosexualidad se marcaba como chocante y escandalosa, o el aprovechamiento y la trasformación de la tradición grecolatina y bizantina en problemática contemporánea.
Los textos de la antigüedad tardía son la fuente de inspiración del poeta en los poemas históricos: Plutarco, Luciano, la Antología Palatina, los epigramas helenísticos, cronistas mucho o poco conocidos y obras bizantinas, sin olvidar textos literarios de varias épocas. De los clásicos en su poesía se mencionan sólo Esquilo y Platón (Σαββίδης, Γ. Π.: “Ο πολιτικός Καβάφης”, στο συλλογικό τόμο του Μιχάλη Πιερή (επιμέλεια) : Εισαγωγή στην ποίηση του Καβάφη, Ηράκλειο, Πανεπιστημιακές Εκδόσεις Κρήτης, 1991, σελ 261). Sus temas mitológicos vienen de Homero y de los trágicos.
Los kavafistas clasifican dichos poemas en tres categorías: 1. Los claramente históricos, con tiempo, espacio y personas reales; 2. Los parcialmente históricos, donde hay una referencia de tiempo o espacio histórico pero normalmente los personajes y su actitud son producto de la imaginación y voluntad poética y 3. Los falsos históricos donde la historia desempeña un papel metafórico, alegórico o funciona como parábola para las ideas filosóficas o didácticas del poeta (Πιερής Μιχάλης, op. cit.). Por supuesto, no es fácil distinguir estos límites siempre y el mismo Kavafis lo reconocía. Stratis Tsirkas, unos de los estudiosos más destacados del poeta, defiende la idea de que es necesario leerlos usando tres claves: 1. El hecho histórico que se narra; 2. El hecho histórico de la realidad contemporánea, que no se narra pero con el que se puede relacionar teniendo en cuenta la fecha de su escritura y 3. La situación psicológica del poeta, que no se dice pero se puede deducir por las sugerencias indirectas del texto y los datos de su biografía.
Veamos un ejemplo en el poema “La tregua de Nerón” (1918) (Traducción de José María Álvarez, en Konstantinos Kavafis, Poesías completas, Madrid, Hiperión, 1997).

No se turbó Nerón al escuchar
el oráculo de Delfos
“Guárdate del año setenta y tres”.
Cuánto tiempo aún para gozar.
Tiene treinta años. Amplio en verdad
es el período concedido por el dios
para inquietarse ante futuros peligros.

Ahora vuelve a Roma algo cansado,
espléndidamente fatigado tras un viaje cuyas jornadas
fueron continuación de placenteros días
en teatros, jardines y gimnasios…
Noches en ciudades aqueas…
Y sobre todo la delicia de los cuerpos desnudos…

Así Nerón. Y en España, Galba
secretamente dispone y adiestra su ejército,
un anciano de setenta y tres años.

Es uno de los “poemas de destino”, según el término de Marguerite Yourcenar [Yourcenar, M.: Presentación crítica de Konstantinos Kavafis (Κριτική παρουσἰαση του Κωνσταντἰνου Καβἀφη, Εκδ. Χατζηνικολή, Αθήνα, 1981), p. 35.], donde la mala fortuna arrastra al ser humano, como fruto de fuerzas inexplicables que nos conducen a errores fatales, según el concepto clásico sobre la relación entre los hombres y la Moira, en un juego de razones y fines donde los mortales son incapaces de prever su futuro y protegerse.
La conocida ironía del poeta está muy desarrollada aquí con una sutileza admirable, como solía hacer: en la primera parte cuenta los hechos y al final muestra la trágica verdad para el héroe, quien no puede verla porque la soberbia, la vanidad y la concentración en la parte hedonista de la vida dejan poco espacio al pensamiento abierto. De modo que el tono irónico se puede interpretar como referencia al terreno contemporáneo de la mala política de gobernadores que no pueden prever el peligro cercano. No nos olvidemos de que el poema se ha escrito poco después de la I Guerra Mundial y muchos ejemplos de políticos alrededor del poeta, tanto en Egipto como en Grecia, podían actuar como Nerón. A Kavafis le atraen los casos particulares históricos que le sirven para sugerir verdades universales y permiten siempre una lectura actualizada.

María Koutentaki

Anuncios

Un comentario en “Sale a la venta una nueva edición de la Poesía completa de Kavafis

  1. Como siempre, Kavafis imprescindible. Un gran actor de doblaje de este país, Pepe Mediavila, ha recitado el famoso poema “Ítaca” y tenemos la audición disponible en su canal de youtube: https://www.youtube.com/watch?v=8ieyuaxZCnI

    También tiene subido un texto llamado “Versos áureos Pitágoras”: https://www.youtube.com/watch?v=9tbFrv2o5jA No nos dice la fuente, pero para eso ya estamos nosotros. ¿Algún pitagórico en la sala?

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s